Alcalde anuncia acuerdo con maestros para reabrir escuelas el 10 de septiembre

Aunque el Defensor del Pueblo, 31 concejales y otras organizaciones piden al Alcalde que retrase el regreso a clases, el mandatario confirmó la fecha de inicio del nuevo año escolar y aplaudió arreglo con la UFT

Alcalde anuncia acuerdo con maestros para reabrir escuelas el 10 de septiembre
Alcalde anuncia acuerdo con maestros para reabrir escuelas el 10 de septiembre
Foto: Flickr Alcaldía de Nueva York / NYC Mayoral Office

Faltan solo unos días para que reabran las más de 1,700 escuelas públicas que hay en la ciudad de Nueva York, y a pesar de que siguen creciendo las voces de protesta que se oponen a que los niños regresen a clases presenciales en medio de la pandemia del COVID-19, el alcalde Bill de Blasio insistió en que los estudiantes comenzarán su año escolar el próximo 10 de septiembre, tal y como está pautado por el calendario escolar.

Y aunque el plan de reapertura de los planteles se había visto ensombrecido por la amenaza del sindicato de maestros (UFT) de irse a huelga si el mandatario no ponía en pausa el inicio del año escolar, la situación cambió de rumbo, luego de que se llegara a un acuerdo entre la Ciudad y los profesores.

Así lo anunció este jueves De Blasio, tras mencionar que la Federación Unida de Maestros y el Departamento de Educación (DOE) ya están en la misma página, al menos en asuntos de un currículo flexible que cobijará de manera específica las opciones de enseñanza presencial, online y mixta que regirán el regreso a clases.

“Quiero que todos sepan que hemos llegado a un acuerdo con la UFT sobre orientación educativa, que brindará claridad a todos los educadores y flexibilidad a los directores, a medida que preparan la manera cómo van a trabajar con sus equipos en este nuevo ambiente”, dijo el Alcalde, destacando que los docentes contarán con tiempo de 30 minutos al inicio de cada día para planificar los retos a los que se enfrentarán con esquemas de trabajo combinados.

“Este es un gran paso para ayudarnos a tener todo listo”, recalcó el mandatario. “Los estudiantes van a recibir apoyo todos los días. Cualquiera que sea la elección que haga un padre para su hijo. Pero lo importante era determinar un buen modelo de trabajo para que los profesionales trabajaran juntos, para maximizar lo que podíamos hacer por nuestros hijos”, acotó el mandatario municipal.

El mandatario mencionó además que para garantizar que todas las instalaciones estén listas y ofrezcan total seguridad en cuestiones de salud, otro de los elementos que están tomando en cuenta tiene que ver con la ventilación apropiada de las aulas.

De Blasio destacó que en las últimas 48 horas se han revisado un total de 370 locaciones y están agendadas 240 inspecciones más para hoy, y advirtió que para que se dé luz verde a un edificio tendrá que estar en perfectas condiciones.

“Voy a decirlo nuevamente, si alguna parte del edificio, si algún salón de clases no está listo, no lo usaremos hasta que sea saludable y seguro para todos (…) Ahora los equipos de acción están haciendo un seguimiento del trabajo que han realizado literalmente desde la primera semana de junio los equipos de conserjes escolares y la Autoridad de Construcción Escolar y el Departamento de Instalaciones Escolares del DOE”, dijo el burgomaestre. “Lo que está sucediendo ahora es una revisión final, un conjunto final de inspecciones para asegurarnos de que todo esté bien. Y lo comparo con la lista de verificación antes de despegar. Nos aseguramos de que todo esté bien y de que todo en lo que se necesite trabajar, se haga”.

Y sobre las quejas de algunos padres que afirman no tener suficiente información por parte de las escuelas de sus hijos sobre la manera como se manejarán los protocolos de seguridad y salud, De Blasio advirtió que esos reportes estarán pronto a la mano.

“La mejor manera en que podemos dejar eso en claro a la gente de la ciudad es publicarlo todo en el sitio web del DOE. Eso sucederá en los próximos días. Literalmente vamos a enumerar el estado de cada escuela a medida que pasan por las inspecciones. Y agregaremos a la lista todos los días a medida que se analicen y completen más resultados de inspección”, mencionó el demócrata. “Verán las escuelas específicas que han sido aprobadas y todas las que están listas para comenzar. Verán las escuelas que aún necesitan trabajo y si necesitan trabajar en dos aulas, por ejemplo, se indicará. Queremos que la gente lo vea”.

Sobre el plan acordado con los maestros, Linda Chen, directora Académica del Departamento de Educación, destacó que el acuerdo alcanzado con la UFT, no solo avanza hacia programas de aprendizaje, sino que toma en cuenta la salud y la seguridad de todos.

La guía brinda claridad a nuestros directores sobre cómo programar a los maestros y estudiantes en todos los modos de instrucción, combinados o remotos. Y cumple nuestra promesa a las familias, consistencia y apoyo en la experiencia de aprendizaje todos los días, sin importar de dónde esté aprendiendo un estudiante”, dijo la funcionaria, explicando que incluso los estudiante remoto recibirán instrucción en vivo sobre las formas en que los maestros pueden unirse con ellos para ayudarlos.

El acuerdo de hoy nos hace avanzar al brindar una visión educativa compartida y la base para un comienzo sólido del año escolar. Sabemos que nuestros directores y personal escolar han estado trabajando muy duro todo el verano para prepararse para septiembre”, agregó.

La Ciudad apoya continuar con su plan de apertura escolar, basado en que los niveles de contagios diarios están en el 1.3%, es decir, 222 neoyorquinos, y los nuevos pacientes hospitalizados en las últimas 24 horas fueron 52.
El gobernador Andrew Cuomo mencionó por su parte tambien que a nivel estatal ya van 20 días consecutivos con promedios de contagios diarios inferiores al 1% y las muertes se han reducido a 4 en las últimas horas.

“Estamos monitoreando de cerca los datos del COVID-19 del estado todos los días, y los índices continuos de 20 días con una tasa de infección por debajo del 1 por ciento es una buena noticia. Sin embargo, insto a los neoyorquinos a no volverse complacientes, particularmente a medida que nos mudamos a la temporada de otoño”, dijo el gobernador Cuomo, pidiendo no bajar la guardia. “El COVID-19 sigue siendo una amenaza real, y son las acciones que cada uno de nosotros emprendemos (usar máscaras, distanciarnos socialmente y lavarnos las manos) las que marcan la diferencia en nuestra capacidad para combatir este virus”.

Según datos preliminares del DOE, unos 260,000 estudiantes han respondido para tomar clases en línea, y unos 700,00, clases presenciales, hecho que sigue preocupando a diferenets sectores, como a un grupo de 31 concejales que pidieron al Alcalde retrasar el regreso a clases para garantizar que no habrá un resurgimiento del brote con los estudiantes que acudan en persona a las escuelas.

El defensor del Pueblo, Jumaane Williams, también reiteró este jueves el llamado a poner en pausa la reapertura de los planteles .

“El alcalde y el canciller [Richard Carranza] recibieron una asignación hace cinco meses: desarrollar e implementar una estrategia para las escuelas en el otoño que sería sólida desde el punto de vista educativo, con apoyo científico y centrada en la seguridad de los estudiantes y el personal y no cumplir con ese encargo, mientras se mantiene el mismo plazo, ha puesto a maestros, administradores, estudiantes y padres en una situación casi imposible”, dijo el Defensor.

Williams criticó a la Administración De Blasio por estar improvisando y poner en riesgo a niños, maestros y padres, al considerar que el sistema escolar no estará listo para abrir el 10 de septiembre.

“Hay una realidad que todos sabemos que es cierta pero que algunos no admitirán: la Ciudad no está preparada para reanudar el aprendizaje en persona en la fecha arbitraria del 10 de septiembre, y el curso de acción prudente es abrir de forma remota mientras sea crítico. Se ha puesto en marcha la infraestructura, antes de introducir gradualmente el aprendizaje en persona con medidas de seguridad eficaces”.

Ante los señalamientos, De Blasio aseguró que seguirá adelante con sus planes,  porque a quienes escucha es a los padres de familia y no a sus detractores.

“Honestamente, respeto a mis compañeros funcionarios electos. Realmente lo hago. Los escucho, trabajo con ellos… Pero si todos dicen una cosa, pero la mayoría de los padres dicen otra cosa, yo estoy con los padres. Son sus hijos. Estamos aquí para servirles a ellos y a sus hijos. Esas son las voces que importan (…) Abrumadoramente, los padres quieren que brindemos aprendizaje en persona para sus hijos”.

Reapertura de las escuelas en medio de la pandemia en cifras