Exigen al Alcalde la apertura inmediata del servicio interior en restaurantes de la Gran Manzana

En medio del aumento de voces que piden la elaboración de un plan de reapertura lo más pronto posible, De Blasio dijo que este mes anunciará una decisión

Exigen al Alcalde la apertura inmediata del servicio interior en restaurantes de la Gran Manzana
Wilson Coello, del restaurante Casa Mía
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Con el anuncio de que este viernes los restaurantes de Nueva Jersey abrirán sus espacios interiores a un 25% de su capacidad, dueños de restaurantes, empleados y hasta clientes en la Gran Manzana están elevando sus voces una vez más para exigir a la Administración De Blasio que hagan lo mismo.

Bastante molesto, y calificando de “terquedad” la postura del Alcalde quien ha advertido que la reapertura del interior de los restaurantes está lejos del horizonte cercano, José Gil, del restaurante Rubi de Manhattan, manifestó su molestia por la falta de un plan y advirtió que si no se resuelve ese asunto en las próximas semanas, habrá más negocios cerrando y más hogares ahorcados sin ingresos.

“La verdad yo no entiendo la actitud del señor De Blasio de dejarnos en el limbo, mientras todo mundo ya abrió los restaurantes adentro y los niveles del virus se han mantenido bajos. No es justo que siga jugando con el hambre de los más pobres”, aseguró el mexicano.

Asimismo, Wilson Coello, del restaurante Casa Mía, hizo un llamado a la Administración local para que trabaje de inmediato en un plan de reapertura de los espacios interiores de los restaurantes, como lo está haciendo con las escuelas y los gimnasios.

“Para mí no tiene ningún sentido lo que el Alcalde está haciendo con nosotros. Él debería darnos chance al menos de abrir adentro al 25%. No entiendo cómo va a abrir las escuelas, donde hay más niños y adultos que en los restaurantes y ahí si no dice nada que ahí si hay más riesgo”,aseguró el ecuatoriano, advirtiendo que si no se toma una decisión rápida, estará “matando” a la industria y a sus trabajadores.

“Ahora que viene el invierno y tenemos que cerrar acá las mesas de afuera, cómo vamos a quedar. ¿Vamos a quedar otra vez desempleados? algo tienen que hacer para arreglar esta situación”, agregó el trabajador, quien insistió en que no entiende la lógica del Alcalde y advirtió que los latinos serán los más impactados con el retraso de la apertura total de restaurantes. “Yo he perdido ya el 70% de los ingresos, si cierran afuera y no abren adentro, quedaría en ceros como muchos inmigrantes que somos los que más vivimos de la industria de los restaurantes”.

Pronostican crisis catastrófica

Andrew Rigie, director ejecutivo de NYC Hospitality Alliance, tambien pidió la puesta en marcha de un plan efectivo de reapertura de restaurantes a mayor capacidad interior, pronosticando una crisis catastrófica si no se da vía libre a comer adentro.

“La situación está en un punto de ebullición y nuestros líderes gubernamentales deben desarrollar de inmediato un plan para reabrir las mesas interiores en los cinco condados, como lo que se ha proporcionado a los restaurantes del resto del estado”, aseguró Rigie. “De lo contrario, la crisis económica de nuestra ciudad llegará a un punto del que no se puede volver, con miles de restaurantes más cerrando permanentemente y probablemente más demandas presentadas contra el gobierno”.

A pesar de los reclamos y las quejas, el alcalde Bill de Blasio sigue manteniendo su postura de no abrir por ahora los restaurantes adentro e incluso ha dado a antender que para que las cosas vuelvan a la normalidad, habrá que contar con la aparición de la vacuna del COVID-19, mencionando la primavera como una posible fecha de “regularización” de la ciudad, palabras que asaltan más a miembros de la industria de restaurantes como Conchita López.

“Si así nommás ya estamos con el agua por encima del cuello, no quiero ni pensar lo que va a ser de nosotros si no abren los restaurantes adentro pronto o incluso si les da por retrasar las cosas hasta el otro año. Nos están dictando una sentencia de muerte anticipada”, dijo la mesera.

Alcalde anuncia pronta decisión

Y aunque todavía no hay un plan a la vista, este miércoles, De Blasio hizo un anuncio que al menos reduce un poco la incertidumbre. El mandatario aseguró que en los próximos días tomará una determinación sobre el futuro de los restaurantes, pero advirtió que hay que estar preparado para cualquier tipo de noticia.

“Creo que la respuesta que quiero dar hoy es que hemos sido honestos con la industria de los restaurantes sobre el desafío, pero también escuché que la gente solo quiere una respuesta final lo antes posible para que hagan sus planes. Creo que es nuestra responsabilidad darles una respuesta lo más clara posible, en el mes de septiembre, de hacia dónde vamos”, dijo De Blasio. “Si puede haber una línea de tiempo, si puede haber un conjunto de estándares para la reapertura, debemos decidir eso en las próximas semanas y anunciarlo, ya sean buenas o malas noticias”.

A pesar de sus nuevos comentarios, el Alcalde reafirmó que la reapertura de restaurantes interiores es un asunto que seguirán manejando con pinzas.

Los restaurantes interiores siguen siendo sensibles. Puede que no sean tan desafiantes como los bares y clubes nocturnos, pero siguen siendo muy sensibles y se les ha relacionado con problemas en todo el país, en todo el mundo”, dijo De Blasio. “Varios estados avanzaron con los comedores interiores y descubrieron que contribuía a su problema en curso o al resurgimiento (del brote). Entonces, desafortunadamente lo que vemos en todo el país, lo que vemos en todo el mundo es que hay una conexión directa“.

El mandatario agregó que está trabajando de cerca con el Estado y reiteró que ambos han adoptado “un enfoque muy cauteloso”, donde la salud es la prioridad, más ahora que los nuevos contagios en la Ciudad han estado por debajo del 1%.

“Creo que le debemos a la industria una respuesta tan clara como sea humanamente posible pronto. Pero siempre se tratará primero de la salud y la seguridad. Por eso hemos tenido tanto cuidado con este tema”, destacó en Alcalde.

Mitch Schwartz, vocero de la Alcaldía, explicó que la razón por la que no han autorizado un plan de reapertura de restaurantes total no es asunto de terquedad sino de prevención.

“En todo Estados Unidos y en todo el mundo, hemos visto informes preocupantes de localidades que han reiniciado la actividad económica demasiado rápido. En la ciudad de Nueva York, el epicentro de la pandemia del COVID-19 hace unos meses, estamos adoptando un enfoque diferente y está funcionando. Nos estamos enfocando en abrir escuelas de manera segura y continuaremos evaluando esta situación de salud extremadamente dinámica durante el otoño”, dijo el funcionario. “Las ciudades inteligentes aprenden de sus propios errores. Las ciudades muy inteligentes aprenden de los demás”.

NYC amerita mayor precaución

El gobernador Cuomo tiene una “cautela” similar a la de la Ciudad e insistiendo en que por la densidad poblacional de la Gran Manzana no se puede comparar con las otras localidades que ya abrieron sus restaurantes al 50% de capacidad, dijo que el tema de la reapertura de esos negocios en los cinco condados amerita mayor precaución.

Incluso manifestó que con la próxima temporada de gripe, los espacios reducidos de algunos restaurantes pudieran complicar las cosas y llevar a un aumento de casos de COVID-19, pero sobre el futuro de los restaurantes dijo que habrá que revisar las cosas de manera minuciosa.

“Estamos llegando al Día del Trabajo. El Día del Trabajo veremos a más personas regresar a la escuela. Ese es un factor que debemos vigilar. Estamos entrando en el otoño, la temporada de gripe. La temporada de gripe es un factor que debemos vigilar. Soy muy consciente del equilibrio. Soy consciente de que los restaurantes de la ciudad de Nueva York no están contentos con no comer en el interior”, dijo el mandatario estatal. “Entiendo las consecuencias económicas. Quiero tanta actividad económica como sea posible lo más rápido posible. También queremos asegurarnos de que la tasa de transmisión se mantenga bajo control. Esa es la tensión. Lo entiendo, y estamos tratando de encontrar el equilibrio y calibrando todos los días”.

Restaurantes de NYC en cifras: