Mertens impone su tenis agresivo y elimina a Kenin

Mertens impone su tenis agresivo y elimina a Kenin
La belga Elise Mertens, durante su partido ante la estadounidense Unidos Sofia Kenin.
Foto: SIMON BRUTY/USTA / Cortesía

FLUSHING MEADOWS.- La belga Elise Mertens, decimosexta cabeza de serie, cerró la octava jornada del US OPEN con la gran sorpresa tras eliminar a la joven local, Sofia Kenin, segunda preclasificada, en los octavos después de ganarla en sets seguidos de 6-3 y 6-3.

Apenas necesitó Mertens una hora y 14 minutos de acción que le dieron la victoria y el estar por segunda año consecutivo en los cuartos de final del Abierto.

Mertens, exsemifinalista del Abierto de Australia, desconcertó por completo a Kenin, quien con 21 años y 302 días, era la jugadora más joven que aun quedaba en el cuadro femenino del torneo, donde su compatriota Serena Williams (38 años y 351 días), tercera cabeza de serie, que clasificó a cuartos, es la mayor.

“Jugué bastante agresivamente desde la primera pelota, y eso es bastante necesario en su contra porque es una gran jugadora que puede golpear muchos ángulos geniales”, explicó Mertens durante su entrevista en la cancha. “Traté de meterme siempre en el partido, no perder la concentración y, afortunadamente, mi primer servicio estaba funcionando, así que fue una gran ventaja”.

Kenin había ganado sus últimos 10 partidos en el cuadro principal después de alzar su primer título de Grand Slam en el Abierto de Australia, el pasado enero.

Martens estuvo arrolladora

Pero Mertens demostró ser demasiado fuerte esta noche bajo las luces de la pista central Arthur Ashe Stadium, donde acabó el partido con 19 golpes ganadores contra solo siete errores no forzados, a pesar de la fuerza y agresividad que siempre puso la tenis belga de 24 años a su juego.

“Tenia confianza y fuerza física para hacer bien las cosas y eso fue lo que sucedió desde el inicio del partido”, destacó Mertens. “Creo que eso hizo que tampoco favoreciese a Kenin cuando intentaba meterse en el partido e imponer su ritmo”.

Kenin acabó el partido con tres dobles faltas, por ninguna de Mertens, quien coloco siete ‘aces’ y cero para la actual campeona del Abierto de Australia, que acabó con 23 golpes ganadores contra 26 errores no forzados.

Mertens y Kenin se habían enfrentado anteriormente dos veces en el 2019, con sendos triunfos por estrecho margen para la tenista estadounidense, en tres sets, durante los torneos del Mallorca Open y el Dongfeng Motor Wuhan Open.

“Siempre es bueno tener partidos contra jugadoras que antes te han ganado, porque sabes que tienes que hacerlo mejor. De hecho, vi el partido de Wuhan, pero lo más importante es que traté de mantenerme concentrada, y eso es lo que hice esta noche”, explicó Mertens.

La actual campeona del Abierto de Australia llegó a la segunda semana del Abierto de Estados Unidos por primera vez sin perder un set, pero luchó desde el principio contra la gran inspiración de Mertens que surgió con su mejor tenis y acabó con su racha triunfal.

La derrota y eliminación de Kenin le impidieron tener la opción de haber podido ganar dos torneos consecutivos de Grand Slam cuando lo logró la japonesa Naomi Osaka tras proclamarse campeona del Abierto de Estados Unidos (2018) y en el 2019 consiguió el de Australia.