La doble tragedia de una madre: perdió hija el 9/11 y ahora un hermano por COVID-19

Este viernes se conmemorará el ataque a las Torres Gemelas en medio de la pandemia del coronavirus que casi obliga a suspender los actos en el Bajo Manhattan

La dominicana Karmen García pensaba que este año por primera vez no participaría en el 'memorial'.
La dominicana Karmen García pensaba que este año por primera vez no participaría en el 'memorial'.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Hasta hace un par de semanas la dominicana Karmen García se sentía particularmente abatida. Todo indicaba que la pandemia del coronavirus le impediría acudir a una cita que de manera ininterrumpida ha cumplido los últimos 18 años: participar cada 11 de Septiembre en los actos conmemorativos de los ataques a las Torres Gemelas en el Bajo Manhattan, para honrar la memoria de su hija Marlyn del Carmen García, quien fue una de las 2,983 víctimas fatales del peor atentado terrorista en la historia de la Gran Manzana.

“Hace dos semanas recibí una carta en donde se me confirmaba que sí se realizaría el ‘Memorial’, con muchas restricciones, pues se rumoreaba que todo estaba cancelado por el COVID-19”, dijo emocionada la quisqueyana quien a pocos meses de la tragedia decidió abandonar la ciudad de Nueva York para residenciarse en Florida.

Y 19 años después, Karmen vive otra tragedia familiar provocada por el coronavirus. Su hermano menor, Henry Cano de 49 años, quien residía en Brooklyn se contagió con el virus y lamentablemente no pudo sobrevivir.

“Cuando empezaron a subir los casos en Nueva York, él decidió irse a República Dominicana. Y a los pocos días murió. En cambio mi otro hermano de 66 años también se infectó, estuvo varias semanas intubado y pudo recuperarse. Regresar allá será doblemente doloroso”, lamentó Karmen.

Karmen García y su fallecida hija (a la derecha) cuando compartían largos encuentros en NYC. (Foto: Cortesía)

Restricciones en tiempos de pandemia

Con boleto en mano y con el alma hecha pedazos, la madre dominicana ya tenía todo listo este jueves para emprender su vuelo a Nueva York, por solo 48 horas, una ciudad que asocia todos los días con escenas repetidas de pérdida y dolor.

“En la carta que recibimos se nos indica que solo podían entrar (a los actos de la ceremonia) los familiares directos de las víctimas, que debíamos usar máscaras y acercarnos solo al área del monumento, en donde está grabado el nombre de nuestra hija.”, explicó.

Por primera vez, el programa conmemorativo no incluirá una lectura en vivo de los nombres de las víctimas. En cambio, el Museo y Memorial del 11-S reproducirá una grabación de los nombres de las víctimas, recopilados para honrar a quienes perecieron en el ataque.

Seis meses después de que la ciudad de Nueva York ha estado impactada por la pandemia, el área del World Trade Center y el antes bullicioso distrito financieroahora están desprovistos de grandes multitudes.

Esta semana se empezó a dar acceso regulado a visitantes al monumento conmemorativo, que después de 19 años sigue siendo la escena de unos de los peores recuerdos que tiene la Gran Manzana, y que destrozó para siempre muchos anhelos de familias hispanas.

Henry Cano de 49 años, hermano de la señora Karmen García perdió la batalla contra el COVID-19. (Foto: Cortesía)

“Ella no tenía por qué estar en ese edificio”

Aquella mañana del 11 de septiembre del 2001, Marlyn del Carmen García, una aventajada estudiante de leyes de 21 años, estaba buscando unos papeles para luego ir a su universidad. Se encontraba en la Torre Norte del World Trade Center que fue impactada por el vuelo 11 de American Airlines, a las 8:46 a.m., siendo el primero de los dos rascacielos que fue blanco del ataque terrorista.

Esa terrible mañana, ya cerca de las 9:20 a.m., compañeros de trabajo llamaron a Karmen a su apartamento en Brooklyn para preguntarle por su hija. La primera versión apuntaba a un accidente aéreo.

“Un amigo de ella me llamó y me preguntó que si yo estaba mirando la televisión, porque estaba pasando algo en donde trabajaba Marlyn. Cuando yo vi ese desastre. Yo sentí inmediatamente que ya mi hija no estaba aquí”, comentó.

En efecto, su pálpito no falló. Su hija se encontraba en el piso 100 en las oficinas de Marsh& McLennan, la aeronave embistió el edificio justamente entre el piso 93 y 99, que se desplomó a las 10:28 a.m. ante la sorpresa del mundo.

Nunca se encontraron en el enjambre de concreto y metales en el cual se convirtió por meses el Bajo Manhattan, denominado como la ‘Zona Cero’, alguna señal del cuerpo de Marlyn.

La familia García era muy cercana al cantante mexicano José José (Foto: Cortesía)

La vida sin Marlyn

“Hoy cuando ya han pasado 19 años me sigo preguntando por qué justamente ella tuvo que ir esa mañana para ese sitio. Solo fue a buscar unos papeles antes de ir a su universidad. Este año estaré allí para sentir nuevamente ese dolor latente que no termina. Y que este año además lo acompaña otra ausencia como la de mi hermano Henry”, cuenta Karmen.

En la casa de la familia García en Florida, el recuerdo de Marlyn tiene su propio espacio.

“Ella soñaba con tener una casa más grande en donde nos pudiéramos sentar todos en la mesa. Le cumplimos su sueño. Ella quería llevarme a Rusia como regalo,  porque fue uno de los países que visitó durante sus viajes universitarios. Yo lo hice hace un par de años en su honor, acompañada por el cantante José José, que es muy cercano a mi familia y a ella la quería mucho”, dice Karmen.

A la aventajada estudiante del John Jay College, que creció en Brooklyn, le faltaban apenas cuatro meses para graduarse de Derecho Internacional.

“Ella odiaba las injusticias. Le encantaba participar en las marchas y las protestas que hacían en la ciudad por los Derechos Humanos y los abusos. Ella soñaba luchar por un mundo más justo. Quería tener un puesto en la ONU. Pero el destino fue otro”, recuerda Karmen.

En la casa de la familia García conservan un espacio en honor a su hija, una de las víctimas del 9/11. (Foto: Cortesía)

Se realizarán dos actos

Esta conmemoración en tiempos de pandemia  estará marcada por dos actos. Uno se realizará con restricciones en la plaza conmemorativa del 11-S y otro en una esquina próxima al World Trade Center, producto de la división y las críticas sobre la decisión del ‘Memorial’ de suspender la apreciada tradición de que los familiares lean los nombres de las víctimas en persona.

Entre tanto, Anthoula Katsimatides de la junta organizadora de estos eventos conmemorativos, explicó que este año se ha hecho un esfuerzo para garantizar que los familiares de las víctimas se sientan seguros.

“En un año en el que se cancelaron muchos eventos, este no se canceló. Simplemente se ha cambiado de tal manera que todavía podemos rendir homenaje a nuestros seres queridos de una manera respetuosa ¿Quién esperaba el COVID-19? Fue completamente imprevisto. Como fue el 11 de Septiembre”, dijo a medios locales.

La Fundación Stephen Siller Tunnel to Towers, una organización sin fines de lucro dedicada a los socorristas organizó una lectura de nombres en vivo en la esquina de las calles Liberty y Church.

Se espera que el vicepresidente Mike Pence, acuda a ambos actos en Nueva York, mientras que el presidente Donald Trump y su rival demócrata en las elecciones de noviembre, Joe Biden, tienen previsto acudir a una pequeña ceremonia en el Monumento Nacional del Vuelo 93 en Pensilvania.

Esta semana la plaza conmemorativa a las víctimas del 9/11 abrió luego de 6 meses. (Foto: Fernando Martínez)

Campanadas en NYC:

Las campanas sonarán en seis momentos de silencio que marcan la línea de tiempo de los cruentos ataques:

  • 8:46 a.m., el momento en que el vuelo 11 de American Airlines secuestrado se estrelló contra la Torre Norte del World Trade Center.
  • 9:02 a.m., cuando el vuelo 175 de United Airlines chocó contra la Torre Sur del centro comercial
  • 9:37 a.m., cuando el vuelo 77 de American Airlines impactó contra el Pentágono.
  • 9:59 a.m., cuando se derrumbó la Torre Sur
  • 10:02 a.m., cuando el vuelo 93 de United Airlines secuestrado se estrelló en Shanksville, Pensilvania
  • 10:29 a.m., cuando se derrumbó la Torre Norte.
  • Se alienta a las casas de culto en toda la ciudad de Nueva York a tocar sus campanas a las 8:46 a.m. para honrar a las miles de víctimas del 11 de septiembre.
  • Poco después del atardecer de este viernes, el ‘Tribute in Light’ regresará al horizonte de la ciudad de Nueva York. Las luces gemelas creadas por focos de millones de luces marcarán la ausencia de las Torres Gemelas del World Trade Center.
Marlyn del Carmen García una de las miles de vidas perdidas en el ataque, anhelaba luchar por la justicia en EE.UU. (Cortesía Familia García)