En 1971 hicieron un GPS con un radiocassette

El ingenio detrás de este innovador método para la época se basaba en pregrabar las indicaciones en el cassette. El inconveniente es que no se podía cambiar de ruta una vez que se había puesto en marcha
En 1971 hicieron un GPS con un radiocassette
EL nstrumental de West fue clave en el desarrollo de las operaciones matemáticas tras el GPS
Foto: Getty Images

Hoy por hoy es difícil que algún conductor no se ayude del GPS para poder ir de un lugar a otro, en la actualidad ya es algo básico y muy necesario. Sin embargo, hace algunos años, se acostumbraba a tener libros gigantes con los mapas de autopistas y calles de cada ciudad.

Así era la época de 1971, cuando no existía un aparato electrónico con los mapas cargados que en automático te dijera hacia dónde girar. Había sus intentos, claro, perfeccionados y acompañados de la tecnología que en esos momentos se disponía.

Uno de ellos fue lo que se hizo con un radiocassette, según contaron en un episodio del show Tomorrow’s World.

¿Cómo se hacía? El ingenio detrás de este innovador método para la época se basaba en pregrabar las indicaciones en el cassette. Las instrucciones eran acompañadas, según Xataca, de unos pitidos de longitud variable y éstos se detectaban desde una caja de componentes electrónicos que se encontraba debajo de la salpicadera.

Después, esta caja leía los pitidos en forma de longitudes, así el conductor sabía la distancia que le faltaba para llegar a una calle, avenida o intersección.

¿Cómo podía hacer esto esta caja bajo la salpicadera? Resulta que estaba conectada al odómetro del automóvil, el encargado de ir recolectando los datos.

Evidentemente este sistema tenía sus limitaciones, una de ellas es que no podía cambiarse la ruta al momento de estar en marcha, tampoco se podían saltar las instrucciones, ni improvisar.

***

Te puede interesar

-Lo que debes saber sobre las bolsas de aire

-El nuevo Volkswagen Golf GTI ya tiene precio para su venta en España