Remedios matutinos: Lo que un vasito de jugo de ciruela puede hacer por tu salud

El jugo de ciruela es un maravilloso remedio de gran potencial terapéutico. Se destaca por sus beneficios para potenciar la salud digestiva, depurar el organismo y mejorar la salud cardiovascular
Remedios matutinos: Lo que un vasito de jugo de ciruela puede hacer por tu salud
El jugo de ciruela es un remedio infalible para combatir el estreñimiento, estimula la depuración y es un gran aliado contra la anemia.
Foto: Imagen de Aline Ponce en Pixabay / Pixabay

Actualmente la salud es el tema más importante y es bien sabido que se relaciona directamente con la alimentación. Seguir una nutrición de calidad, es la llave para vivir mejor, por más tiempo y prevenir enfermedades crónicas. Con base en ello la popularidad de los alimentos medicinales ha crecido a pasos agigantados y por supuesto entre la lista de los más valorados se encuentra una amplia gama de frutas y verduras. 

Tal es el caso de la ciruela es un tesoro nutricional que se relaciona con grandes propiedades terapéuticas, es por ello que en los últimos años se ha vuelto de los ingredientes más valorados por sus beneficios medicinales. Se trata de uno de los frutos más representativos de la temporada de primavera y verano. Es el fruto del árbol el ciruelo (Prunus domestica) y que pertenece a la familia de las rosáceas, al igual que el melocotón y el almendro.

Entre las grandes bondades de la ciruela se destaca por su composición en agua (cerca del 83%), fibra e hidratos de carbono y tiene la peculiaridad de no contener grasas ni proteínas. A la vez se caracterizan por su inigualable riqueza mineral, entre las que se destaca la presencia de oligoelementos como el potasio, calcio, fósforo, magnesio y hierro. A esto se suma su contenido en vitamina C, E y provitamina A. 

Lo cierto es que las ciruelas son consideradas un alimento importante para potenciar la buena salud, se destacan por sus virtudes alcalinizantes, depurativas, digestivas y son un gran aliado para perder peso, esto se debe a que son ligeras, refrescantes y muy bajas en calorías. También se consideran un buen aliado para equilibrar al sistema nervioso y el estado emocional, a la vez se les atribuyen beneficios para combatir la fatiga crónica. Si bien consumirlas como fruta de mesa es perfecto, en los últimos meses diversas tendencias de salud y nutrición hablan sobre las genialidades del consumo de jugo de ciruela fresco. 

Lo que un vasito de jugo de ciruela puede hacer por tu salud:

1. El mejor aliado de la digestión

Probablemente una de las cualidades más famosas del consumo de ciruelas se deba a sus grandes propiedades digestivas, entre las que se destacan sus inmensas bondades para combatir el estreñimiento. Esto se debe a que son una fruta muy rica en fibra y a su contenido en un compuesto llamado sorbitol, que le confiere gran parte de sus propiedades laxantes. Por otra parte el jugo de las ciruelas es un gran aliado para mejorar la salud intestinal y acelerar el tránsito, en conjunto con su poder hidratante y su riqueza en minerales es el complemento perfecto para proteger al sistema digestivo.

2. Promueve la pérdida de peso

El jugo de ciruela es un elemento indispensable para apoyar la pérdida de peso, esto se relaciona con varios aspectos. En principio sus beneficios se asocian con su bajo contenido en calorías y gran riqueza mineral, que promueven un buen funcionamiento del organismo y sus principales sistemas. Adicionalmente su excepcional contenido en fibra dietética le otorga un gran poder saciante y de manera muy natural es un gran aliado para evitar comer en exceso y controlar el apetito. Otra de sus genialidades radica en su poder para desintoxicar el organismo y liberar todo lo que el cuerpo no necesita, su alto contenido en potasio interviene directamente en la eliminación de líquidos retenidos. A la vez se trata de una bebida de un índice glucémico bajo, por lo que se absorbe lentamente en el organismo y no causa picos de glucosa. 

3. Protege la salud cardiovascular y regula la presión arterial

El jugo de ciruelas se caracteriza por su alto contenido en potasio, uno de los electrolitos más indispensables para cumplir con numerosas funciones vitales. Es bien sabido que el potasio es clave en la buena salud cardiovascular, se trata de uno de los minerales más importantes para regular la presión arterial, mantiene estable al ritmo cardíaco, los impulsos nerviosos y las contracciones musculares. El cuerpo humano no es capaz de producir por si mismo el potasio, es por ello que obtener los requerimientos diarios estimados a través del consumo de alimentos es indispensable y el jugo de ciruelas es una de las mejores alternativas naturales y de gran valor terapéutico. 

4. Combate la anemia y la fatiga crónica

Sin lugar a dudas una de las grandes virtudes del jugo de ciruela, se debe a su alto contenido en hierro y es por ello un poderoso aliado para combatir la anemia y algunas deficiencias nutricionales. Su consumo habitual favorece la producción de glóbulos rojos sanos (ya que el hierro se encarga de producirlos). También se relaciona con grandes beneficios para combatir el cansancio y fatiga crónica, esto se debe a que es una bebida con un gran potencial energético, vitamínico y mineral. 

5. Huesos y músculos fuertes

El jugo de ciruela es altamente recomendado para fortalecer la salud ósea, esto se debe a su riqueza mineral. En concreto a su contenido en boro, un mineral que resulta clave para mantener huesos, dientes y músculos fuertes. De hecho se cuenta con referencias que avalan las cualidades del consumo de jugo de ciruela para tratar la osteoporosis y como un buen complemento en la dieta de mujeres en período de menopausia. 

¿Cómo preparar el jugo de ciruela?

Ingredientes:

  • 5 ciruelas rojas frescas
  • 1 cucharada grande de ciruelas pasas
  • 2 piezas de dátiles (opcionales son para endulzar y quitar un poco el sabor ácido)
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco
  • 500 ml de agua purificada

Modo de elaboración:

  1. Lava bien las ciruelas, procede a deshuesarlas y pártelas en mitades.
  2. En el vaso de la licuadora agrega las ciruelas, las ciruelas pasas, los dátiles, el jugo de limón fresco y el agua. Procesa hasta obtener un líquido suave y homogéneo.
  3. Sirve en un vaso grande y consume inmediatamente, para evitar la oxidación y obtener en su totalidad sus propiedades.

Consejos de consumo:

  • La recomendación de consumo es beber un vaso en ayuno (al despertar) y otro antes de dormir. Este método es uno de los mejores remedios para regular la digestión de manera suave y natural, sobre todo para combatir el estreñimiento. 
  • Para obtener el resto de sus beneficios consume un vaso grande de este jugo al día, de preferencia en ayuno.