Nury Martínez, una latina que hace historia en la política

Contenido Patrocinado

Nury Martínez, una latina que hace historia en la política
Presidenta del Concejo de L.A. (Suministrada)
Foto: Nury Martínez / Cortesía

El pasado mes de enero, Nury Martínez se convirtió en la primera mujer latina en asumir el cargo de presidenta del Concejo Municipal de Los Ángeles, un hecho histórico que ha convertido a la mexicoamericana en un emblema para la comunidad.

En el Mes de la Herencia Hispana, Martínez, originaria de Pacoima, comparte que celebra las Fiestas Patrias con un buen plato de pozole, que le enseñó a preparar su madre, pero también recuerda que gran parte de sus logros se deben a los valores y tradiciones de su cultura que sus padres le inculcaron desde muy pequeña.

“Yo crecí visitando las raíces de mis padres en México, mis padres son inmigrantes del estado de Zacatecas, entonces la Independencia mexicana para nosotros toda mi vida fue muy importante, no solamente conocer de dónde vienen mis padres, pero también me inculcaron lo bonito de aprender español y abogar por nuestra comunidad”, dijo en entrevista con La Opinión, la concejal por el distrito 6.

Crecer en una familia humilde y trabajadora es lo que le ha permitido a esta política de 47 años tener empatía y luchar por los derechos de las familias latinas.

En tiempos de pandemia reparte productos a sus constituyentes. (Suministrada)

Martínez relató cómo su padre se despertaba todos los días a las cuatro de mañana para poder alcanzar el bus que desde Pacoima lo llevaba a Sherman Oaks para trabajar largas jornadas con el objetivo de sacar adelante a su familia.

“En lo personal, se trata de representar todos los valores que mis papás me inculcaron, pero más que nada, de abogar por las familias trabajadoras de esta ciudad, hay personas que se levantan muy temprano, van a trabajar, hacen todo lo posible por seguir adelante y siguen siendo pobres”, aseguró la mandamás del cabildo angelino. “Tenemos que seguir abogando por ellos, porque están haciendo todo bien, pero el costo de vida es muy caro en Los Ángeles”.

La concejal reconoce que el amor por sus raíces y la ética que le enseñaron en su casa es lo que la mantiene sin perder el piso y enfocada en trabajar para su comunidad.

“Hay muchas tentaciones en este tipo de trabajo, afortunadamente para mí, lo más importante es mantener mi humildad y mantener mis raíces en mi comunidad, al minuto que yo empiece a cambiar mi persona o mis valores, entonces ya no soy la Nury que las personas de mi distrito votaron para este cargo”, afirmó.

Como buena latina siempre carga en mente los consejos de su familia y orgullosamente reconoce que es a través de esa educación que ha logrado mantenerse conectada con su vecindario.

“Cuando yo empecé a postularme para diferentes cargos, mis papás me decían que no deje ser esa Nury que creció en Pacoima, en esta vecindad, porque eso es lo que la gente quiere, quiere ver que una persona igual que ello este en ese cargo, entonces para mí es lo más importante”.

La concejal creció en una familia humilde y trabajadora. (Foto: suministrada)

Un día lleno de nostalgia

No todo ha sido sencillo para esta mexicoamericana, recuerda que el día que tomó las riendas del Concejo Municipal de Los Ángeles, la ausencia de su padre, quien falleció hace cuatro años, le causó sentimientos encontrados en el día más importante de su carrera.

“Mi papá apoyaba mucho lo que hacían las mujeres, fue el primer feminista que yo conocí, entonces para mí no tenerlo presente en enero cuando fui elegida presidenta fue muy emocional, porque él todo el tiempo estaba conmigo, apoyándome y celebrando mis victorias en cada campaña”, contó Martínez.

La mexicoamericana recuerda que ese día su familia y ella se sentían sumamente orgullosos de su carrera, pero también hace hincapié en el compromiso que adquirió en ese momento, sobre todo con las mujeres.

“Es un privilegio y el honor de mi vida haber sido elegida al concejo de la cuidad de Los Ángeles, para mí el liderazgo de la mujer es muy importante sobre todo durante estos tiempos tan difíciles”, explica.

El objetivo de Martínez es ese precisamente inspirar y guiar a las mujeres para que sean líderes de su comunidad y que ellas pueden continuar trabajando por el desarrollo integral de las familias.

Lucha contra el machismo

Martínez contó que era apenas una estudiante de quinto grado cuando sorprendió a su maestro diciéndole que quería ser gobernadora de California, reconoce que esos sueños de la mano del trabajo y la perseverancia son los que la han llevado a convertirse en una mujer referente, pero eso no ha evitado que encuentre obstáculos en su carrera, uno de ellos el machismo.

“Cuando uno esta en estos cargos los hombres siguen cuestionando tu liderazgo, siguen cuestionando si tienes la inteligencia para hacer el trabajo, para ser líder, para mí sigue siendo un mundo con mucho machismo, eso sigue existiendo, sobre todo con las mujeres en cargos poderosos, tenemos que seguir luchando en contra de ese machismo”, dijo Martínez.

“Por eso, es por lo que no podemos elegir una mujer presidenta en Estados Unidos, queremos imaginarnos que sí somos un país que puede elegir a una mujer, pero todavía no hay una mujer alcalde en la ciudad de Los Ángeles o una mujer gobernadora en California”, agregó.

La presidenta del concejo municipal aprovechó para pedirle a los latinos que no dejen de soñar ni de trabajar por esos sueños, pero sobre todo que la comunidad se una para demostrar su fuerza.

“Lo más importante que podemos hacer como comunidad latina en este año viendo todos los ataques a nuestra comunidad y viendo como este virus está, desafortunadamente, matando a las personas latinas, es salir a votar el 3 de noviembre, porque cuando nos unimos y reconocen el poder del voto latino, es como vamos a poder cambiar lo que esta pasando en este país”.