Juez a empleada escolar que sedujo a menor para acostarse con él: “Eres la pesadilla de cualquier padre”

La hoy convicta habría mantenido encuentros sexuales con el menor de 16 años en al menos dos ocasiones

Juez a empleada escolar que sedujo a menor para acostarse con él: “Eres la pesadilla de cualquier padre”
Courtney Roznowski, 32 años, llegó a un acuerdo con la Fiscalía para desestimar los cargos más graves en su contra.
Foto: Oficina del Alguacil del Condado Brown / Cortesía

Una exempleada de una escuela en Wisconsin pasará seis meses en cárcel por abusar sexualmente de un menor de 16 años al que convencía indicándole que era “especial y que merecía cosas especiales”.

Courtney Roznowski, 32 años, llegó a un acuerdo con la Fiscalía que culminó en la desestimación del cargo más grave de abuso sexual que pesaba en su contra.

Roznowski decidió no oponerse al cargo de exponer sus partes íntimas a un menor por el que fue convicta como parte del acuerdo.

Sin embargo, la mujer no se libró del regaño del juez Donald Zuidmulder que la describió como “la pesadilla de cualquier padre”.

“Tú, francamente, eres la pesadilla de cualquier padre”, indicó Zuidmulder durante la audiencia de sentencia. “Porque lo que los padres asumen es que su hijo está en un ambiente seguro con gente confiable”.

“Yo asumo que la humillación y vergüenza que le has causado a tu madre y a tu padre es el peor castigo que cargarás que el que yo te pueda imponer”, continuó el juez según citado por New York Post.

El cargo más grave que pesaba contra la exayudante de agresión sexual fue descartado porque Roznowski no estaba empleada por el Distrito Escolar Green Bay cuando mantuvo relaciones sexuales con el menor que conoció mientras laboraba en la escuela secundaria de Southwest, del condado Brown.

Según el reporte policial del caso, la mujer admitió que inició una relación sexual con el estudiante en julio de 2019 mientras actuaba como su mentora.

La víctima confirmó a las autoridades que mantuvo dos encuentros sexuales con la adulta, quien alegadamente le dijo que era un joven “especial y que merecía cosas especiales”.

El joven además le habría expresado que “es el sueño de todo jovencito estar con una maestra”.

En su defensa, la hoy convicta dijo que estaba experimentando “extensos problemas personales” y que estaba tomando mucho alcohol cuando tuvo los intercambios prohibidos con el menor.