Lo bueno, lo malo y lo feo en los tiempos de debate

Hay que participar en las elecciones de noviembre

Lo bueno, lo malo y lo feo en los tiempos de debate
Trump y Biden se verán de nuevo las caras.
Foto: JIM WATSON, SAUL LOEB / Getty Images

Debacle, vergonzoso y amargo fueron algunos de los calificativos por el debate del pasado martes entre el presidente Donald Trump y el candidato demócrata Joe Biden, en Cleveland, Ohio.

Se supone que se buscaba orientar e informar a la opinión pública y los votantes sobre las propuestas para gobernar hasta el año 2025 sobre temas clave como la pandemia del Covid-19, la violencia y el crimen en las calles, el desempleo, la nominación de jueces a la Corte Suprema y el futuro de ObamaCare, pero nadie entendió lo que pasó, eso fue feo

Entre lo malo, sólo quedó claro el desconcierto de los estadounidenses por el fuego cruzado de palabras con las que Trump interrumpía para no dejar hablar a Biden.

Lo bueno es que esa estrategia le sirvió al candidato demócrata para no equivocarse al explicar su posición sobre los temas.

Con tanto enredo sólo queda claro que necesitamos cambios, más que en el formato del debate, en el ejercicio de la política y la manera como los partidos Demócrata y el Republicano deberían encontrar consensos para solucionar los problemas de la nación.

Nos preguntamos ¿cómo es posible que el país más poderoso del mundo sea gobernado por un magnate, multimillonario, que supuestamente pagó apenas $750 dólares de impuestos al tío Sam, menos de lo que pagaba en sus tiempos de mesera la Representante a la Cámara neoyorquina, Alexandria Ocasio-Cortez.  

Además de mostrar a un presidente dispuesto a burlar las reglas para convertir el debate en una pelea callejera, el martes vimos el deterioro de la democracia y quizás se confirmó que los debates ya no sirven.

En un gesto de decencia, Biden reconoció el miércoles que le pareció una vergüenza nacional y volvió a disculparse por llamar payaso al presidente, mientras Trump en una manifestación política en Minnesota dijo que la noche fue genial!

Esperemos que la Junta de Debates presente a tiempo la reforma y funcione para los encuentros que restan cuando Trump y Biden se verán nuevamente las caras el 15 y el 22 de octubre.

Sin embargo, más allá de cambios sobre cómo apagar el micrófono para evitar interrupciones malintencionadas, se necesita una reforma al sistema político que incluya temas como las finanzas de los candidatos o los presidentes.

Y para que no queden dudas, ni tengamos que esperar para conocer al ganador en las elecciones del 3 de noviembre, tomamos las palabras de Biden a Trump. ¡Salgamos del búnker! vayamos a votar temprano para decidir en manos de quien estaremos otros cuatro años. Y que ¡Dios nos proteja!

(La autora -que utiliza un pseudónimo- es una periodista radicada en Nueva York)