Cómo escoger la mejor carne en el supermercado SIEMPRE

No solo escojas la de mejor apariencia, hay otras cosas que también debes tener en cuenta

Cómo escoger la mejor carne en el supermercado SIEMPRE
La carne congelada pude ser tan buena como la fresca, así que no temas comprarla.
Foto: Karamo / Pixabay

Usualmente, la mayoría de las personas no se toma mucho tiempo para escoger un corte de carne vacuna o de pollo. Prácticamente solo le dan un vistazo y, si parece tener buen color, la compran.

Sin embargo, valdría la pena que tuvieras más consideraciones a la hora de adquirir este producto, pues de esta manera te asegurarás de tener solo la de mejor calidad.

A continuación, te amos algunos tips para esto.

Reses bien alimentadas

La carne de res que es alimentada con pasto es más alta en ácidos grasos omega-3, en comparación con la carne convencional. Estas grasas suelen tener más beneficios para tu salud, por lo que, si tu bolsillo te lo permite, siempre opta por esta opción, según se aconsejó en Yahoo.

Escoge la que más le convenga a tu dieta

Si lo que estás buscando es la carne con una mayor cantidad de proteína, entonces deberías comprar la pechuga de pavo, ya que esta contiene más proteína que los filetes y las pechugas de pollo.

No desaproveches las partes grasosas

Los muslos de pollo tienen más grasa que las pechugas de pollo, pero, por lo mismo, suelen tener un sabor más delicioso. Además, cocinar muslos de pollo en casa sigue siendo mucho más saludable que, por ejemplo, comer pollo frito en un restaurante. Así que no temas incluir esta parte del pollo en algunas de tus comidas.

Aprovecha lo congelado

No temas comprar carne congelada, ya que esta puede ser tan rica como la fresca, con la ventaja de que no tendrás que preocuparte de que se eche a perder en el refrigerador. De hecho, la mayoría de la carne que ves en el supermercado estuvo previamente congelada. Así que no será nada nuevo para tu paladar.

Olfatea un poco

Al comprar pollo crudo en el supermercado, asegúrate de olerlo primero. Un olor abrumador que salga del empaque sería una señal de que está comenzando a descomponerse.

Como regla general, el pollo no debería expedir ningún aroma en absoluto, así que si detectas que la carne a adquirido un olor de algún tipo, lo mejor es descartarlo.

–También te puede interesar: Por qué NO te conviene comprar huevos en Costco