Mood food: Sistema alimenticio para evitar la depresión y mejorar el estado de ánimo

También conocida como "cocina de felicidad" nos invita a cuidar nuestros hábitos alimenticios y de vida, mediante el consumo alimentos que aumentan la producción de serotonina y dopamina

Mood food: Sistema alimenticio para evitar la depresión y mejorar el estado de ánimo
La mood food promueve la ingesta de alimentos que restauran el equilibrio emocional y la buena salud mental.
Foto: Imagen de 5688709 en Pixabay / Pixabay

Actualmente tenemos a la mano todo tipo de pautas alimenticias que se relacionan con numerosos beneficios para la salud, entre las principales se encuentran aquellas basadas en promover la pérdida de peso y un mejor estado de salud. Lo cierto es que el cuerpo humano es una red compleja de órganos y sistemas que se conectan entre sí, es por ello fundamental procurar un buen equilibrio entre cuerpo, alma y mente. 

Con base en lo anterior en los últimos meses han llamado de manera especial la atención, los alimentos con los que basamos nuestra alimentación y es por ello que la calidad de los mismos, es un aspecto fundamental en la salud. Lo extraordinario es que hoy en día han salido a la luz todo tipo de ingredientes medicinales que se asocian con particulares propiedades terapéuticas, si bien existen alimentos con grandes beneficios hidratantes, diuréticos, antiinflamatorios y digestivos; también existen alimentos que mejoran el estado de ánimo y se relacionan con beneficios para promover la salud mental.

La mood food o cocina de felicidad, se trata de un sistema de alimentación que promueve la búsqueda de la felicidad a través de recetas culinarias elaboradas con alimentos antidepresivos. La naturaleza es maravillosa y pone a nuestro alcance fuentes naturales que tienen la capacidad de incrementar la producción de los neurotransmisores relacionados con el estado de ánimo: la serotonina y las endorfinas. 

¿En qué consiste la cocina para la felicidad?

El objetivo principal de esta corriente alimenticia tiene como principal objetivo mejorar el estado de ánimo. Lo cual se logra enfatizando el consumo de alimentos de los cuales se han demostrado su efecto positivo para la salud mental y emocional, ya que no sólo son capaces de estimular la producción de serotonina, funcionan como un grandioso tratamiento natural contra la depresión.

La mood food se inspira en el popular dicho “Somos lo que comemos” y así logra abrir camino en la prevención de enfermedades mentales a través de la comida. Suena maravilloso, sin embargo es normal que se den muchos cuestionamientos sobre el sustento científico de esta interesante propuesta de alimentación.

Se dice que una parte importante del inició del Mood Food surgió en Japón, a través de un movimiento en el cual se propone incluir en la dieta únicamente aquellos nutrientes que influyen directamente sobre el estado de ánimo. Se trata de alimentos que brindan bienestar y felicidad. Posteriormente a mediados de los años 80´s, científicos del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) afirmaron que los nutrientes, hidratos, vitaminas, minerales y ácidos grasos de los alimentos afectan directamente al proceso cerebral de pensar, percibir y sentir. Con base en ello se empezó a descubrir la directa relación que ejerce el tipo de dieta que seguimos, con la salud física, mental e inclusive en  aspectos tan importantes como lo son el rendimiento intelectual y el equilibrio emocional. 

¿Cómo impacta la comida en el estado de ánimo?

Tal vez nunca has puesto especial atención en esto, pero lo que comemos no sólo influye en nuestro estado de salud general y en el funcionamiento correcto de todos los órganos y sistemas. Es un aspecto determinante en la salud emocional y el estado de ánimo. De hecho se cuenta con diversas referencias que avalan la estrecha conexión entre el cerebro y el intestino. 

Lo cierto es que la salud intestinal se relaciona con absolutamente todo nuestro bienestar, en particular una flora intestinal fuerte es clave para hacer frente a los episodios de estrés y ansiedad. 

La serotonina y las endorfinas juegan un papel fundamental en muchos aspectos de salud importante como es el caso principal de la sensación de felicidad, la regulación de los ciclos de sueño-vigilia y también juegan un papel importante como analgésicos naturales. Si bien el cuerpo es tan maravilloso que produce estas sustancias por sí mismo, existen alimentos que estimulan la producción. 

También se cuenta con referencias de gran relevancia, como es el caso del estudio publicado en Current opinion in clinical nutrition and metabolic care. En el cual se avala la importancia del consumo de cierto tipo de proteínas, ya que los propios aminoácidos son considerados precursores de muchos neurotransmisores importantes. Llaman de manera especial la atención aquellos alimentos que se destacan por su alto contenido en tripfófano, pues es el componente protéico esencial para la producción de serotonina; inclusive existen medicamentos creados para mejorar el estado de ánimo y combatir la depresión que lo contienen.

¿Cuáles son los alimentos felices?

Si bien ser felices no sólo depende de los alimentos que consumimos, es una parte muy importante en el equilibrio emocional. A corto plazo el estado de ánimo es influido por las últimas comidas que consumimos y a largo plazo nuestra dieta se relaciona directamente con desequilibrios en la producción de los neurotransmisores. 

Cuando hablamos de alimentos felices nos referimos aquellos que de manera natural por su composición, incrementan la síntesis de dopamina y serotonina en el organismo. Resulta esencial optar por las fuentes naturales e integrales, que también aportan nutrientes esenciales para el organismo.

  • Alimentos picantes, son perfectos para liberar endorfinas gracias a la acción de la capsaicina. Como los chiles, pimientos y algunos condimentos y especias.
  • Alimentos ricos en yodo, se relacionan con mayor placer y desinhibición. Se encuentran en productos como los mariscos, pescados azules, el ajo, el salvado de avena, frutos secos como la avellana y las fresas. 
  • Mejor energía y estado de ánimo: espinacas, el chocolate puro y piña, se relaciona con un gran poder antiinflamatorio.
  • Alimentos ricos en grasas saludables: aguacate, pescados grasos, frutos secos y aceite de oliva.
  • Legumbres, en particular los garbanzos son imprescindibles. Aportan fenilalanina, que reduce la velocidad de descomposición de las endorfinas, que ayudan a mitigar el dolor y a prolongar el buen humor.
  • El plátano es particularmente rico en triptófano.
  • Algunos productos lácteos como la leche y el yogurt griego, son ricos en grasas saludables y aportan buen contenido en proteínas, amionoácidos y triptófano. 
  • Proteínas de alto valor biológico como el huevo, carnes magras de res, pescado, pollo y pavo.

Ahora ya lo sabes si has sentido el ánimo un poco decaído los últimos días, a través de algunos ajustes en tu alimentación diaria puedes mejorar significativamente el estado de ánimo, los niveles de energía e inclusive combatir la depresión.