¿Se te “sube el muerto”? 4 pasos que debes seguir para no entrar en pánico

Descubre cómo actuar en caso de que se presentes este fenómeno del sueño

¿Se te “sube el muerto”? 4 pasos que debes seguir para no entrar en pánico
La parálisis del sueño ocurre justo antes de la fase REM.
Foto: Shutterstock

A la sensación de despertar, pero sin poder moverse, hablar y respirar con normalidad se le conoce popularmente como “se te subió el muerto”. Y es que se siente como si una persona estuviera sentada sobre nosotros y nos impide hacer cualquier movimiento.

En realidad se trata de un fenómeno que se llama parálisis del sueño o parálisis nocturna. Cuando dormimos pasamos por dos etapas fundamentales para alcanzar el sueño profundo: la primera es conocida como fase ligera, y aproximadamente 90 minutos después entramos al sueño profundo, momento en el que ocurren los sueños y el cerebro está tan activo como cuando estamos despiertos.

La parálisis del sueño sucede justo entre esas dos etapas y antes de entrar al sueño profundo o el inicio de la fase REM (Rapid Eye Movement).

También lee: Los 5 consejos que debes seguir si deseas recordar tus sueños

La causa exacta por la que ocurre aún no se sabe al 100%, pero los investigadores han encontrado ciertos rasgos que lo detonan como no dormir lo suficiente, horarios irregulares del sueño, estrés mental y dormir boca arriba, así como problemas médicos como narcolepsia, trastorno bipolar, pánico y uso de sustancias, según explica Medline Plus.

Lo cierto es que le puede pasar a cualquiera, por lo que basados en un artículo de Harmonia.la, te reseñamos en 4 pasos cómo actuar en caso de que se “te suba el muerto”.

1. Reconoce los síntomas

La parálisis del sueño afecta de manera distinta a las personas, pero en general los síntomas incluyen parálisis total o parcial de los músculos, especialmente brazos, piernas y torso, sensación de asfixia o gran presión sobre el pecho, alucinaciones visuales o auditivas.

2. Concentra tu atención en los movimientos del cuerpo

Intenta mover los dedos de tus pies, la lengua o las manos. Luego concéntrate en el movimiento de tus ojos e intenta abrirlos; muévelos de un lado a otro para terminar de despertar.

3. Sigue tu respiración

No trates de respirar más profundo, solo siente cómo tu cuerpo exhala e inhala el aire, como si trataras de meditar acostado.

4. Imagina que te mueves

Visualiza que puedes moverte sin esfuerzo, esto te ayudará a controlar tus sentimientos de miedo e impotencia.

La recomendación general para evitar la parálisis del sueño es mejorar tus hábitos del sueño y dormir con regularidad.

Te puede interesar: ¿Qué son los viajes astrales y cómo puedo hacerlos?

Consulta tu horóscopo
de hoy