EEUU ayudó a Boeing y la UE es autorizada a tomar represalias comerciales

Europa trata de evitar sanciones mientras el FMI advierte que la crisis por la COVID será larga

EEUU ayudó a Boeing y la UE es autorizada a tomar represalias comerciales
El Boeing 737 MAX 8 ha estado en el mercado apenas desde 2017.
Foto: Boeing

La Organización Mundial de Comercio, OMC, autorizó hoy a la Unión Europea (UE) a imponer sanciones comerciales a Estados Unidos por un valor cercano a los $4,000 millones como represalia por los subsidios indebidos de este país en favor de la aeronáutica Boeing.

Esta es la principal conclusión de un dictamen que ha emitido un panel de arbitraje de la organización, que en octubre pasado ya había permitido a EE UU a aplicar aranceles a productos europeos -como el aceite de oliva, la aceituna de mesa o el vino-, que pueden ascender hasta $7,500 millones por las ayudas ilegales comunitarias a su constructor aeronáutico Airbus.

Ambos socios han subsidiado ilegalmente a sus empresas nacionales y este es el costo que tiene según la OMC.

En EEUU las tarifas a la importación se empezaron a aplicar ya pero desde la UE, y en plena crisis económica mundial debido a la pandemia por la COVID-19, no se quiere añadir más problemas.

“Esta largamente esperada decisión permite a la UE imponer aranceles a productos estadounidenses que entren en Europa. Preferiría verdaderamente no hacerlo; aranceles adicionales no interesan económicamente a ninguna de las partes, en particular mientras luchamos por recuperarnos de la recesión de la COVID-19”, recalcó el vicepresidente ejecutivo europeo y titular de Comercio, Valdis Dombrovskis en un comunicado.

El alto cargo europeo recordó que ha estado en contacto con el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y señaló que tiene “esperanza de que EE UU retire ahora los aranceles impuestos a exportaciones de la UE el año pasado”.

En su opinión, esto generaría “un impulso positivo tanto económica como políticamente y nos ayudaría a encontrar una base común en otras áreas clave”.

“La UE seguirá persiguiendo vigorosamente ese resultado”, subrayó, pero hizo hincapié a su vez en que, “si esto no ocurre, estaremos forzados a ejercer nuestros derechos e imponer aranceles similares”. “Si bien estamos completamente preparados para esta posibilidad, lo haremos a nuestro pesar”, concluyó.

“La UE volverá a implicarse con EE UU de manera positiva y constructiva para decidir sobre los próximos pasos. Nuestra preferencia es un acuerdo negociado. De otro modo, nos veremos forzados a defender nuestros intereses y responder de manera proporcionada”, indicó Dombrovskis, en un mensaje en Twitter.

“La crisis está lejos de terminar”

Un aumento de sanciones comerciales y las trabas al intercambio internacional de bienes y mercancías no podrían llegar en peor momento dado el daño y las incertidumbres que ha provocado la pandemia de la COVID-19.

El FMI publicó el martes su informe de perspectivas económicas mundiales y el resultado no es bueno. “Esta crisis está lejos de terminar”, alertó Gita Gopinath, economista jefe de esta institución.

Solo la recuperación de China, la única gran economía que crezca este año (1,9 %), y los masivos estímulos fiscales y monetarios logran amortiguar el golpe, indica el FMI. “Pese a que la economía mundial está recuperándose –remarcó Gopinath — la cuesta será larga, desequilibrada e incierta”.

En el inicio de su asamblea anual el FMI pronosticó este martes una caída de la economía mundial del 4.4 % en 2020, ocho décimas mejor que la contracción del 5.2 % que calculó en junio.

Para EE UU la previsión es que el PIB se contraiga un 4,3 %, frente al 8 % que estimado en junio pero en 2021 se espera un crecimiento menor que el calculado entonces.

La crisis en EEUU ha sido contenida gracias al paquete de estímulo fiscal de primavera, el CARES Act, y el respaldo monetario de la Reserva Federal, apuntó Gopinath. No obstante, el organismo advirtió se detecta el agotamiento de estas ayudas