Llaman a postergar los cobros hasta que se levante la emergencia de salud pública por COVID-19

El 1º de noviembre la ciudad empezaría a recaudar pagos a los beneficiarios del programa SNAP, Asistencia Pública y Medicaid

Llaman a postergar los cobros hasta que se levante la emergencia de salud pública por COVID-19
La ciudad de Nueva York sigue luchando contra la pandemia.
Foto: JUSTIN LANE / EFE

NUEVA YORK – La Ciudad a través de la Administración de Recursos Humanos (HRA) estaría por reanudar los cobros a los beneficiarios del Programa de Nutrición Suplementaria (SNAP), Asistencia Pública y Medicaid, mientras la crisis financiera generada por la pandemia de COVID-19 sigue arreciando a los neoyorquinos, denunció este martes la Legal Aid Society.

La organización defensora reveló que inició una acción para instar a la ciudad a detener el plan de reanudar desde el 1ro. de noviembre, la facturación a las personas con acuerdos de pago y liquidación por los servicios asistenciales mencionados.

La Legal Aid Society envió este martes una carta instando al comisionado de la Administración de Recursos Humanos (HRA) de la ciudad de Nueva York, Steven Banks, en la que se le recuerda que, a fines de marzo de que esa organización, junto con el Departamento Legal de la Ciudad de Nueva York, suspenderían todos los reclamos y cobros de la agencia mientras dure la emergencia COVID-19.

“Los más afectados en términos del desempleo han sido los inmigrantes y las personas de color, comunidades que, según nuestra experiencia, se ven afectadas de manera desproporcionada por las acciones de aplicación de la ley en cuestión aquí”, destacó Legal Aid Society.

Los defensores advierten que reanudar los cobros el 1 de noviembre exacerbará las cargas que ya enfrentan los neoyorquinos en apuros durante esta crisis económica y de salud pública sin precedentes que ha generado la pandemia. Además, insistió la Legal Aid Society, la fecha de reanudación propuesta es totalmente inadecuada para asegurar una notificación adecuada después de ocho meses de no cobranza y después de que la Agencia prometiera a los defensores y consumidores que trabajarían con ellos para resolver las dificultades continuas posteriores a la crisis.

“Nueva York continúa luchando contra el virus y la pandemia mientras devasta la mayor parte del país y, al mismo tiempo, la emergencia de COVID-19 ha provocado altos niveles de desempleo y dificultades financieras para millones de neoyorquinos”, establece en uno de los considerando la carta enviada a las autoridades de la ciudad.

Más demanda de servicios asistenciales

Según datos que maneja la Legal Aid Society, las solicitudes y las inscripciones el programa SNAP, asistencia en efectivo y Medicaid se han disparado. La organización puntualizó que el alivio de la Asistencia Federal para el Desempleo Pandémico, un salvavidas invaluable para millones de neoyorquinos, ha expirado. A pesar de algunas reaperturas, muchas empresas permanecen cerradas. Los trabajos son escasos y la estabilidad económica está muy lejos, especialmente ahora que Nueva York intenta “reabrir” de manera segura.

Además, asegura la Legal Aid Society, si se reanuda la facturación, los miles de neoyorquinos que no pueden cumplir con sus pagos se verán obligadas a entablar un litigio en los tribunales estatales, lo que plantea graves problemas de salud pública e individual.

“Por último, si bien somos conscientes de la crisis fiscal que enfrenta la Ciudad como resultado de la emergencia de COVID-19, los déficits presupuestarios no deben cubrirse a costa de los neoyorquinos en apuros”, agregó la organización.

A medida que aumentan los casos de COVID-19 en el país y en muchas áreas de Nueva York, Legal Aid insta a la HRA que abandone su plan y continúe deteniendo estas cobranzas durante la crisis financiera de COVID-19 o al menos mantenga las cobranzas hasta 60 días después de que se levante la Emergencia Federal de Salud Pública para permitir un aviso adecuado a las personas afectadas, subrayó finalmente la Legal Aid Society.