Pequeñas reuniones familiares pueden aumentar el riesgo de infección de coronavirus en EEUU, advierte director de los CDC

La observación cobra importancia cuando la temporada de fiestas está a la vuelta de la esquina

Pequeñas reuniones familiares pueden aumentar el riesgo de infección de coronavirus en EEUU, advierte director de los CDC
Una familia con mascarillas camina por las calles de Ventura, en California.
Foto: AFP / Getty Images

Estamos a unas cuantas semanas de que inicien las tradicionales festividades de fin de año: Halloween, Día de Muertos, Acción de Gracias, Navidad y Año Nuevo, entre las más populares. Pero también pronto el frío será más intenso y el invierno traerá consigo las enfermedades respiratorias propias de la época. Y este año sumamos un factor determinante en la salud pública: el COVID-19.

La Universidad Johns Hopkins ya ha señalado que los casos se han incrementado en más de 30 estados durante los últimos días, y las pequeñas reuniones familiares pueden aumentar el riesgo de infección de coronavirus en EEUU, advirtió el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Robert Redfield.

“Lo que estamos viendo como una amenaza creciente en este momento es en realidad la adquisición de la infección a través de pequeñas reuniones familiares“, dijo Redfield durante una llamada con los gobernadores estadounidenses, según informa CNN. “Particularmente con la llegada del Día de Acción de Gracias, creemos que es realmente importante enfatizar la vigilancia de estos pasos continuos de mitigación en el hogar”, añadió durante la conversación.

Repunte de los casos

Algunos estados enfrentan en estos días un repunte de casos de COVID-19 que han calificado como “dramático”. Por ejemplo, en Utah, el gobernador Gary Herbert escribió hace unas horas en su cuenta de Twitter que, aunque ese estado “tiene una de las tasas de mortalidad más bajas en el país, el dramático aumento de infecciones pone en riesgo la integridad de nuestro sistema de atención médica“, en lo que llamó el “episodio más terrible hasta ahora en esta epidemia” en Utah. Algo similar ocurre en Wisconsin, donde las hospitalizaciones prácticamente se triplicaron en el último mes.

Según los datos de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos promedia más de 49,000 nuevas infecciones diarias, lo que representa un 13 por ciento más que la semana pasada, y el otoño apenas comienza.

Algunas investigaciones ya han enfatizado el peligro de que el frío en exteriores haga que, naturalmente, las personas tengan más reuniones en ambientes cerrados con sistemas de ventilación que calientan la atmósfera pero que también pueden representar un riesgo de exposición al virus.

Los CDC ya han publicado sus directrices para realizar las celebraciones tradicionales durante la última recta del año y evitar así contagios. De acuerdo con ellas lo más seguro es mantener las reuniones de manera virtual, usar mascarillas al salir de casa o estar en contacto con personas enfermas, lavarse las manos continuamente y mantener la distancia social con conocidos y desconocidos.