“Su rendimiento podría ser mejor, pero no tengo queja de Messi”: Ronald Koeman justificó a su estrella tras la derrota del Barça

El DT blaugrana se mostró conforme con el rendimiento del argentino

“Su rendimiento podría ser mejor, pero no tengo queja de Messi”: Ronald Koeman justificó a su estrella tras la derrota del Barça
Lionel Messi y el Barcelona cayeron 1-0 en Getafe.
Foto: GABRIEL BOUYS / AFP / Getty Images

Luego de la derrota del Barcelona 1-0 contra el Getafe, el DT del equipo, Ronald Koeman, liberó de presión y de culpabilidad a su máxima estrella, Lionel Messi.

En conferencia de prensa, el estratega se dijo conforme con el desempeño del argentino, echando por la borda los rumores de algunos fans que piensan que por ser la última campaña de “La Pulga” y por la forma en que lo retuvo el equipo, no estaría dando su máximo esfuerzo en la cancha.

No tengo ninguna queja (de Messi). Ha tenido algo de mala suerte, con su remate al poste y el último del partido. Pero no tengo ninguna duda de su rendimiento y lo vamos a ver en los próximos partidos, estoy seguro”, explicó Koeman a los medios.

El técnico agregó que “La Pulga” aún puede mejorar, pero dejó en claro que eso no significa que no esté dando todo de sí para apoyar al equipo.

“Messi puede que en este momento su rendimiento pueda ser mejor, pero viéndolo día a día está feliz, trabajando, concentrado… Quiere jugar y ser el capitán del equipo”, explicó.

Sobre la derrota de cara al debut del Barça en la Champions League manifestó que este martes en casa buscarán la victoria contra el Ferencváros para empezar el torneo con el pie derecho.

“Siempre es importante ganar después de una derrota. Es el primer partido de Champions y es importante ganarlo, ganar todos los partidos en casa y este es tan importante como los otros aunque el nombre del contrario pueda hacer pensar otra cosa. Queremos empezar bien Champions, ganar el partido y tener tranquilidad. Eso es lo que tenemos en mente. Será complicado y es importante ganar los partidos de casa”, sentenció.