Lo que sucede en el cuerpo al tomar vitamina C todos los días

La vitamina C es un nutriente esencial para la salud. Su óptimo consumo beneficia la salud general, embellece la piel y nos hace más fuertes

Lo que sucede en el cuerpo al tomar vitamina C todos los días
La vitamina C es indispensable para el buen funcionamiento del sistema inmunológico y gracias a su poder antioxidante es clave en la prevención de enfermedades.
Foto: Imagen de pasja1000 en Pixabay / Pixabay

Todos sabemos que las vitaminas representan uno de los grupos de nutrientes más importantes en la dieta, participan en numerosas funciones vitales del organismo y son esenciales en el metabolismo, desarrollo y crecimiento.

Si bien todas las vitaminas son importantes y se asocian con específicos beneficios, probablemente una de las más populares y fundamentales sea la vitamina C también conocida como ácido L-ascórbico. Lo cierto es que está presente de forma natural en algunos alimentos, suele añadirse en algunos productos comerciales y también está disponible como suplemento dietético. 

Una de las principales recomendaciones para gozar de una buena salud es asegurar el óptimo consumo de nutrientes esenciales, es bien sabido que uno de los más importantes es la vitamina C. Si bien es una de las sustancias clave para fortalecer al sistema inmunológico y prevenir enfermedades, tomar vitamina C todos los días se relaciona con una larga lista de bondades para la salud de las que hablaremos más adelante.

Las principales fuentes naturales para obtener los niveles adecuados de vitamina C, son una amplia, colorida y rica selección de frutas y verduras. Entre las principales se destacan toda la familia de las frutas cítricas (naranja, limón, toronja, lima y mandarina), pimientos, coles de Bruselas, tomates, kiwis, melón, fresas y espinacas. Sin embargo para muchas personas resulta complicado cumplir con la dosis diaria recomendada por medio de la alimentación y recurren a tomarlo en forma de suplemento.

Lo que sucede en el cuerpo al tomar vitamina C diario:

1. Ayuda al organismo a sanar: La vitamina C es un componente esencial del tejido conectivo y es un popular nutriente para favorecer la cicatrización de heridas, de hecho juega un papel fundamental.

2. Poderoso antioxidante: La vitamina C es considerada uno de los más potentes antioxidantes de la naturaleza, gracias a ello tiene propiedades para reducir el daño celular. De manera específica se relaciona con grandes cualidades para prevenir los efectos del estrés oxidativo, una de las principales causas de la aparición de enfermedades degenerativas y el envejecimiento prematuro. 

3. Aumenta la producción de colágeno: Es bien sabido que la vitamina C es indispensable para que suceda la biosítesis del colágeno y también beneficia la producción. Es por ello que la vitamina C es un ingrediente muy importante y utilizado en todo tipo de productos de belleza, se relaciona con grandes beneficios para una piel radiante y tersa. 

4. Puede mejorar la salud del corazón: Se cuenta con evidencia que avala los beneficios de la vitamina C para mantener a raya todo tipo de enfermedades cardiovasculares. Uno de los estudios más relevantes publicado por National Library of Medicine, el cual se basó en estudiar a más de 85,000 mujeres, encontró que la ingesta de vitamina C tanto de fuentes alimentarias como en forma dietética como suplementaria, redujo el riesgo de enfermedad coronaria.

5. Protege la salud ocular: La vitamina C es un nutriente muy importante para la visión, diversos oculistas recomiendan su consumo para prevenir e incluso tratar la degeneración macular y las cataratas, consideradas las principales causas de pérdida de visión en personas mayores.

6. Contra cualquier resfriado: La vitamina C es indispensable para fortalecer y estimular al sistema inmunológico, de tal manera que es de gran ayuda en la prevención de enfermedades e infecciones en vías respiratorias. A la vez es un gran aliado durante los resfriados, ya que tiende a acortar la duración del resfriado y mejora la gravedad de los síntomas.

La buena notica es que hoy en día tenemos a la mano numerosas alternativas para obtener los requerimientos diarios de vitamina C, si bien obtenerla a través de alimentos de origen natural, frescos y de temporada es el camino más recomendado; complementarlo con suplementos es fácil, accesible y es un hábito con grandes beneficios para la salud general. 

Vitamina C. /Foto: Shutterstock