Si encuentro manchas rojas dentro de un huevo, ¿es peligroso comerlo?

Los huevos son propensos a sufrir algunas anomalías, una de las principales son las manchas rojas. Descubre si son nocivas para la salud, si deterioran su frescura o valor nutricional

Si encuentro manchas rojas dentro de un huevo, ¿es peligroso comerlo?
Los huevos son ricos en ácidos Omega 3 que protegen al organismo contra los radicales libres, ayudando a tener una piel, cabello y uñas radiantes. 
Foto: moiranazzari / Pixabay

Los huevos son un alimento fundamental en la dieta, son uno de los productos más representativos de la canasta básica y se distinguen por su inigualable valor nutricional. Entre sus grandes cualidades se encuentra su inmensa versatilidad, que los vuelve un aliado perfecto para crear todo tipo de platillos.

La realidad es que aunque actualmente son uno de los alimentos más valorados en toda alimentación equilibrada, a lo largo de los años han sido sujetos a numerosos mitos en torno a su consumo. Si bien en algún momento se habló sobre sus efectos contraproducentes para la salud cardíaca, también han sido sujetos a muchas creencias en torno a su frescura y cuestiones relacionadas con la seguridad alimentaria. Hoy sabemos que los huevos son un superalimento que aporta grandes beneficios para la salud y también contamos con muchas herramientas para consumirlos de manera segura.

En algunas ocasiones los huevos pueden presentar algunas anomalías, que pueden hacernos dudar sobre la seguridad al consumirlos. Probablemente una de las principales sean las manchas que suelen aparecer en tanto en la yema como en la clara y que en su mayoría son una especie de motas rojizas. 

Lo cierto es que estas manchas son desconcertantes y sin lugar a dudas pueden resultar desagradables, al grado que muchas personas prefieren desperdiciar la pieza de huevo a consumirla así. Sin embargo tenemos una noticia para ti: no representan el más mínimo riesgo para la salud. 

Estas posibles manchas son bastante normales en el huevo y es importante aclarar que no representan que el huevo este en malas condiciones, no indican falta de frescura, ni afectan las propiedades nutricionales del huevo.

¿Qué son estas manchas rojas?

Lo más importante es saber que las manchas rojas en el huevo son habituales y completamente normales. Lo siguiente es conocer sobre su origen, simplemente se trata de restos de sangre que se relacionan con la ruptura de algún vaso sanguíneo. También pueden ser pequeños rastros de tejido que el propio huevo arrastra en su proceso de formación y en estos casos las manchas pueden tener otro tipo de tonalidades como el color marrón y blanco. 

Este tipo de manchas se pueden dar por igual en la yema o en la clara y la única diferencia radica en el lugar en el cual se produjo la ruptura de la venita. Cuando se da en el interior del ovario aparecen en la yema y cuando se dan en el oviducto se presentarán en la clara. Estas rupturas en los vasos sanguíneos son muy recurrentes, ya que los ovarios de las gallinas están llenos de pequeños vasos y es muy usual que se rompan durante el proceso de formación de un huevo.

A la vez la presencia de estas manchas es común y normal, pero tampoco quiere decir que suceda en la mayoría de los huevos. De hecho se cuenta con información que sugiere que es una condición que sucede entre el 1 y 3% de los huevos comerciales. 

Un dato curioso es que los huevos naranjas son más propensos a tener manchas que los huevos blancos, de hecho se estima que aumenta el riesgo en un 18% contra un bajísmo 0.5% relacionado con los huevos blancos. Si bien se desconoce la causa y se cuenta con pocas referencias científicas, muchos presumen que dichas diferencias se relacionan simplemente con el color de los huevos. Es decir en las variantes de cascarón blanco resulta mucho más fácil el control de calidad, la comprobación del estado interior del huevo que realizan en los centros de producción y comercialización se hace con una luz brillante, la cual permite ver mucho mejor su interior.

Lo cierto es que dichas manchas no representan ningún riesgo para la salud, aunque lo recomendable es retirarlas con la ayuda de un tenedor. Recuerda que comer huevos es un gran hábito alimentario, aportan proteínas de alto valor biológico, grasas saludables, vitaminas y minerales. Son considerados un gran aliado para perder peso, un buen complemento en la dieta de mujeres embarazadas, benefician la salud cardiovascular y fortalecen al sistema inmune.