Salud mental durante la pandemia del Covid-19

Los CDC encontraron un aumento en los síntomas de ansiedad y depresión

Salud mental durante la pandemia del Covid-19
Es importante buscar ayuda para problemas de salud mental.
Foto: Unsplash

Los efectos de la pandemia causada por el Covid-19 se reflejan en la salud mental de la población, especialmente en los jóvenes. Es importante estar atentos a los signos y síntomas que podrían sugerir problemas en los chicos.  Apoyemos a nuestros hijos. Si la ansiedad, la depresión u otros signos o síntomas que discuto aquí lo requieren, consulta a un profesional. 

2020 será recordado como el año en el que un virus cambió por completo el mundo como lo conocíamos. Tras más de 6 meses de aislamiento, los efectos de la pandemia del Covid-19 en la salud mental de la población mundial se hacen cada vez más evidentes. 

Entre los efectos psicológicos del virus, de acuerdo con los expertos, parte de la población experimenta ansiedad y depresión debido al aislamiento social y la incertidumbre con la que vivimos. En algunos casos, estos factores llevan a muchos al abuso de las drogas y el alcohol y, probablemente, hasta el aumento en el número de suicidios. 

Un profesor de psicología en la universidad Harvard, Mathew Nock, dice que la situación que vivimos originada por la pandemia “es un experimento en cierta manera. No sólo es un aumento en la ansiedad, pero la pieza más importante es el aislamiento social. Nunca hemos tenido nada como esto, y sabemos que el aislamiento social se relaciona con el suicidio”.

Un reporte de los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) publicado en agosto de 2020 en el que se entrevistaron a más de 5.000 adultos, de junio 24 al 30 del 2020, reportó condiciones mentales negativas asociadas con el Covid-19

Los adultos jóvenes, las minorías étnicas, los trabajadores esenciales y los cuidadores adultos no pagados reportaron experimentar desproporcionadamente los peores resultados de salud mental, aumento en el uso de substancias e ideación suicida con mayor frecuencia.

En otro estudio acerca de su salud mental en más de 10.000 estadounidenses entre mayo y junio pasados, los CDC encontraron un aumento en los síntomas de ansiedad y depresión, comparado con el mismo estudio el año anterior, y la gente joven era la más afectada.

De hecho, 11% de los que respondieron a la encuesta dijeron que habían “considerado seriamente” el suicidio en los 30 días anteriores. Para los que tenían entre 18 y 24 años, el número era más del doble (uno de cada 4).

Padres, es importante prestar atención a los jóvenes

En Estados Unidos en 2018-19, el suicidio fue la segunda causa de muerte en las personas entre los 10 y los 34 años, después de las lesiones involuntarias. Y en ese mismo año 1.442.000 adultos de 18 años o más reportaron intentos de suicidio y 717.000 adultos de 18 años o más recibieron tratamiento médico por intento de suicidio en este país.

Según la psicóloga y especialista en adolescentes Lisa Damour, “los adolescentes están en una etapa de desarrollo en que es muy importante que tengan contacto regular con sus compañeros y que desarrollen relaciones cercanas y continuas con adultos fuera de la casa, como maestros, entrenadores y asesores. Y que le preocupa lo que significa que esto se haya interrumpido por la pandemia”.

Como padres, nos toca estar atentos a los signos y/o síntomas que sugieren que un hijo(a) podría estar vulnerable, ya que el suicidio se puede prevenir. Estos incluyen:

  • Cambios en la personalidad: tristeza que perdura, distanciamiento, irritabilidad, ansiedad, cansancio, indecisión.
  • Cambios en su comportamiento: deterioro en sus relaciones interpersonales, menos interés en actividades positivas.
  • Trastornos del sueño: insomnio, dormir de más, pesadillas.
  • Cambios en sus hábitos para comer: pérdida del apetito, pérdida de peso, comer de más.
  • Miedo a perder el control: comportamiento errático, lastimarse a él (ella) o a otros.
  • Es diferente darle privacidad al adolescente, y el adolescente que no sale de su cuarto por varios días.
  • El adolescente que habla de hacerse daño o de desaparecer. Los padres deben preguntarle directamente si es algo que realmente ha pensado en hacer o pensaría en hacer. Y escucharlos.

Si es necesario, (o si tienes dudas) busca ayuda de un profesional. 

Aunque la mente no es el objetivo principal del virus, es sin duda una víctima colateral y, como las otras víctimas de la crisis: los negocios que luchan para salir adelante, las escuelas que tienen que cerrar sus puertas temporalmente, etc. eventualmente se recuperará.

Debemos recordar que la pandemia nos afecta a todos, y juntos, con un poco de paciencia y siguiendo las recomendaciones de los expertos en salud pública, saldremos adelante. 

Sobre la Dra Aliza  

Aliza A. Lifshitz, conocida por su amplia trayectoria en los medios hispanos como la Dra. Aliza, es la experta de salud de la cadena de televisión educativa para la comunidad hispana HITN.  En HITN es anfitriona del bloque diario de programación Vida y Salud, un espacio en el que comparte información y herramientas a los hispanos para llevar vidas más saludables y comunicarse mejor con sus doctores.