Más de 140 emigrantes ahogados en ruta de Senegal a España: el peor naufragio de 2020; ONU “horrorizada”

La embarcación se incendió sólo unas horas después de zarpar

Más de 140 emigrantes ahogados en ruta de Senegal a España: el peor naufragio de 2020; ONU “horrorizada”
Mar Mediterráneo: ruta de tráfico humano
Foto: Win McNamee / Getty

Al menos 140 personas murieron cuando su embarcación naufragó tras sufrir una explosión en aguas de Senegal intentando emigrar a las españolas islas Canarias, informó ayer la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), parte de la ONU.

El accidente es el naufragio más mortífero registrado en lo que va de 2020. El barco en cuestión partió de Senegal el 24 de octubre, desde la localidad de Mbour.

“La OIM está profundamente entristecida por esta tragedia”, dijo la organización en su cuenta oficial @UNmigration

“Al menos 140 personas se han ahogado después de que una embarcación que transportaba a unos 200 migrantes se hundiera frente a la costa senegalesa, el naufragio más mortífero registrado en 2020″, constató la OIM en un comunicado citado por EFE.

Barcos oficiales de Senegal y España y pescadores que se encontraban en la zona, rescataron a 59 personas y ya se hallaron los cuerpos de otras 20, agregó la organización.

“Hasta hoy se siguen encontrando cuerpos (…) Después de varios días, podemos pensar que esas personas ya no están vivas”, declaró a EFE el jefe de la misión de la OIM en Senegal, Bakary Doumbia.

Aunque el gobierno senegalés aún no facilitado cifras oficiales de cuántas personas iban a bordo de la embarcación, Doumbia señaló que el dato de unos 200 pasajeros fue comunicado a la OIM por su red de informadores que se hallan en las zonas de salida de migrantes.

Según dirigentes locales citados por la OIM, la embarcación se incendió sólo unas horas después de zarpar y se hundió cerca de Saint-Louis, en la costa noroeste del país africano.

Doumbia expresó su consternación por estos hechos y ha llamado a la “unidad” de la comunidad internacional para poner fin al tráfico de personas, “que se aprovecha de jóvenes desesperados” que buscan un futuro mejor en los países del sur de Europa.

“También es importante abogar por canales legales que perjudiquen el modelo de negocio de los traficantes e impidan que siga muriendo gente”, anadió Doumbia en un comunicado.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha dicho sentirse “horrorizado” por lo ocurrido. “Cada persona buscando una vida mejor merece seguridad y dignidad”, escribió en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, donde ha pedido rutas “legales y seguras” para migrantes y refugiados.