Mujeres latinas progresistas siguen mostrando poderío en Legislatura de Nueva York

El triunfo de nuevos rostros en la Asamblea, como Amanda Séptimo por El Bronx y Jessica González por Queens, al igual que la reelección de legisladoras como Jessica Ramos, Catalina Cruz y Julia Salazar, es visto como un gran avance

La recién electa asambleísta Jessica González-Rojas, es otro de los rostros nuevos en Albany
La recién electa asambleísta Jessica González-Rojas, es otro de los rostros nuevos en Albany
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

La jornada electoral del martes tiene a todo el país con los ojos puestos en los resultados presidenciales, pero en el estado de Nueva York, los demócratas tienen varios motivos para celebrar por los triunfos logrados en la Legislatura Estatal en Albany.

Los copartidarios de Biden no solamente afianzaron su poder en la Asamblea, conquistando las dos terceras partes de las 150 curules de ese organismo, sino que además están esperando que los votos que faltan por contarse en algunos distritos en su totalidad, les den 2 sillas más de las 40 que ya tienen en el Senado. Eso les daría una súper mayoría también en la Cámara Alta, compuesta por 63 legisladores.

Pero más allá de los datos numéricos a favor de los demócratas del estado, las mujeres latinas se anotaron nuevos triunfos en estos comicios, que siguen consolidando el poder político de la llamada “sangre nueva” para representar a sus comunidades en Albany.

A la reelección en sus cargos de políticas hispanas como las senadoras Julia Salazar de Brooklyn y Jessica Ramos de Queens, quienes hicieron historia en el 2018 al destronar a viejas figuras del partido en sus distritos, al igual que la asambleísta Catalina Cruz por Queens, quien ganó sin contendor, y las asambleístas por El Bronx Karines Reyes y Nathalia Fernández, se suman rostros nuevos de triunfo.

Uno de ellos es Jessica González, activista comunitaria hija de inmigrantes, quien se alzó con la curul del Distrito 34 de la Asamblea, de manera abrumadora con 19,821 votos sobre su oponente, el republicano William Márquez, quien apenas se llevó 6,337 balotas.

Y al hablar sobre su victoria, y destacando que su sentido de la humildad, la residente de Jackson Heights, en Queens, aseguró que poner a más mujeres inmigrantes en la Legislatura es un asunto de justicia con distritos donde la mayoría son personas de color.

“Este es un motivo para sentir más esperanza, para demostrar que en medio de las adversidades podemos seguir llevando nueva energía y nuevas voces a Albany y que como mujeres, y como latinas, quienes estaremos en la Legislatura vamos a hacer bien el trabajo para el que nos eligieron”, aseguró la política, destacando el poder de la mujer. “Estadísticamente se ha probado que las mujeres legisladoras hacen un mejor trabajo que los hombres, empujan más proyectos y se mueven realmente por sus comunidades y no por agendas personales”.

La hija de un inmigrante paraguayo y madre boricua, quien ha mostrado su apoyo a que se apruebe el impuesto a los multimillonarios del estado, reconoció que poco a poco las mujeres hispanas se han ido abriendo camino en posiciones de poder. “El martes demostramos que las latinas representamos a nuestra comunidad y con el grupo de 3 de Queens, a las que llamo mis comadres, vamos a trabajar juntas no solo en temas de educación, salud y transporte sino en garantizar que haya más oportunidades para otras mujeres en la política”.

Una dominicana: la legisladora más joven

Asimismo, por el Distrito 84 de El Bronx, la dominicana Amanda Séptimo, de apenas 29 años, quien se convierte en la legisladora de esa cámara más joven en esta ocasión, manifestó que su triunfo, desbancando a otra mujer latina, Carmen Arroyo, quien por años estuvo en el cargo, es una transición al progresismo en su distrito.

“Nuestra comunidad últimamente no ha tenido la representación que se merece, y más que decir que es bueno que haya más mujeres en la Legislatura, de trata de que haya mujeres que realmente hagan el trabajo, que luchen por nuestra gente y mi elección muestra que la gente allí está doblando la pagina y dejando claro que no vamos a apoyar mas a políticos que están ahí por agendas personales”, dijo la también activista.

La legisladora electa dijo que el triunfo de varias latinas a curules legislativas es el testimonio de que las mujeres hispanas ya entendieron que la meta es cada vez más conquistar más espacios de poder.

“El momento ya ha llegado y podemos decir ‘es ahora que hay que hacer el trabajo’, es ahora que vamos a incluir a las voces que se han dejado por fuera por mucho tiempo, y aunque da miedo el reto, lo vamos a sacar adelante, porque más que cualquier cosa es una responsabilidad con mi comunidad”, comentó Séptimo.

Entre tanto, la asambleísta Catalina Cruz mencionó que más rostros de latinas en Albany son el resultado de la lucha que por años han dado las mujeres tratando de ganarse la representatividad que se merecen.

“Esto lo que representa es la continuación de lo que se empezó no solo desde el 2018, sino desde años atrás, donde mujeres comenzaron a atreverse a lanzarse y a enfrentarse con quien fuera para representar a sus barrios y ahora sí que está claro que esto ya no va a ser más solo el club de los hombres blancos que por mucho tiempo fue la Legislatura, sino que al club van a entrar cada vez más mujeres latinas defendiendo a sus comunidades”, dijo Cruz.

El analista político Carlos Vargas aseguró que aunque es positivo ver más mujeres en la Legislatura, todavía falta mucho por recorrer para que se llegue a tener la representatividad necesaria, pero mencionó que serán vitales en la promoción de iniciativas progresistas.

“Es un hito el hecho de que siga promoviéndose la elección y las candidaturas de mujeres hispanas a estos puestos y ensanchar ese caudal, muestra que nuestra comunidad ha estado saliendo de la inmadurez política”, dijo el puertorriqueño, destacando que el trabajo que hagan en Albany dependerá de las alianzas que se muevan con otros grupos de legisladores, incluso no progresistas.

“Estas mujeres van a poder estar más fuertes y conducir el debate político de medidas que puedan dirigirse en una dirección más progresista”, agregó Vargas.

Latinas ganadoras en las elecciones estatales:

Reelegidas en sus cargos

  • Senadora Jessica Ramos: (D) ganó su reelección con el 76.3% de los votos: 46,646: Distrito senatorial 13 de Queens
  • Senadora Julia Salazar (D) ganó su reelección con el 97% de los votos: 76,068: Distrito senatorial 18 de Brooklyn
  • Karines Reyes (D) ganó con el 86.3% del voto: 25,971: Distrito 87 de la Asamblea por El Bronx
  • Asambleísta Catalina Cruz ganó su reelección sin contendor: Distrito 39 de la Asamblea por Queens
  • Nathalia Fernández (D) ganó con el 77.7% de los votos: 15,875:  Distrito 80 de la Asamblea por El Bronx

Latinas que llegan a Albany:

  • Amanda Séptimo (D) ganó con el 83.4% del voto: 23,516: Distrito 84 de la Asamblea por El Bronx
  • Jessica González-Rojas (D) llega a ese organismo con el 75.8% de los votos: 19,821: Distrito 34 de la Asamblea por Queens

Otros latinos que ganaron en el Estado

  • Senador José Serrano (D) ganó con el 87% de los votos 65,780: Distrito senatorial 29 de Manhattan
  • Senador Luis Sepúlveda ganó con el 95.3% de los votos: 65,470: Distrito senatorial 32 de El Bronx
  • Senador Gustavo Rivera (D) ganó con el 87.2% de los votos: 51,498: Distrito senatorial 33 de El Bronx
  • Asambleísta Robert Rodríguez (D) ganó su reelección con el 89.5%: 31,932 votos: Distrito de la Asamblea 68 de Manhattan
  • Asambleísta José Rivera (D) ganó con el 86.9% de los votos: 18,429: Distrito de la Asamblea 78 de El Bronx
  • Víctor Pichardo (D) ganó con el 87.3% del voto: 20,798:  Distrito 86 de la Asamblea por El Bronx
  •