Declaran culpable a padre que lanzó al río a su bebé de 11 meses y se fue a beber a un bar

El argumento de que el hombre padece de esquizofrenia paranoide no lo salvó de ser condenado

Imagen ilustrativa de un bebé.
Imagen ilustrativa de un bebé.
Foto: Unsplash

El padre que lanzó a su bebé de 11 meses a un río en Inglaterra fue declarado culpable de asesinato con responsabilidad reducida.

Zak Bennett-Eko, de 23 años, resultó convicto por el hecho reportado la tarde del 11 de septiembre del año pasado.

Ese día, Bennett-Eko tiró al río Irwell en Radcliffe, Greater Manchester, al pequeño antes de irse a un bar cercano, donde fue posteriormente arrestado.

En el juicio ante la corte de Nightingale, en Salford, trascendió el padecimiento de esquizofrenia paranoide que sufre el hombre. Sin embargo, lo anterior no lo eximió de que lo declararan culpable del crimen.

Según la explicación que dio el hombre a las autoridades, pensó que su hijo se estaba transformando en un demonio.

La defensa de Bennett-Eko argumentó en el juicio que su cliente no debía ser condenado debido a su estado mental y porque no sabía que lo que hacía estaba mal.

Sin embargo, el argumento de insanidad mental no se sostuvo ante el tribunal.

Al jurado que vio el caso, le tomó menos de cuatro horas llegar al veredicto de culpabilidad este lunes.

Se suponía que este martes se anunciaría la sentencia contra el hombre.