La ONU pide que no ejecuten a mujer que mató a embarazada y le extrajo el bebé

Un panel de la organización mundial sostiene que Lisa Montgomery sufre de serios traumas mentales que carga desde su niñez

La ONU pide que no ejecuten a mujer que mató a embarazada y le extrajo el bebé
Lisa Marie Montgomery fue condenada a la pena de muerte por matar a una embarazada, extraerle bebé del vientre y secuestrarlo.
Foto: Pixabay

Un panel la Organización de Naciones Unidas (ONU) conformado por 10 expertos en derechos humanos, pidió al Gobierno de Estados Unidos que no ejecute a Lisa Marie Montgomery, condenada a la pena de muerte por asesinar a una embarazada, extraer el bebé del vientre y secuestrarlo.

Los hechos por los que resultó convicta la mujer, hoy con 52 años, ocurrieron el 16 de diciembre del 2004. Montgomery, con 36 años en ese entonces, condujo desde Kansas hasta la casa en Missouri de Bobbie Jo Stinnett, de 23.

Supuestamente el interés de Montgomery era comprarle un perro a la embarazada a quien conoció mediante un grupo de chat en redes sociales.

Pero en lugar de lo anterior, la convicta asesinó a la madre para quedarse con el bebé, según la evidencia en poder del Departamento de Justicia federal.

“Montgomery estranguló a una mujer embarazada, le abrió el cuerpo con un cuchillo y secuestró a su bebé de ocho meses de gestación como parte de un plan premeditado de secuestro y asesinato. Montgomery se llevó al bebé e intentó hacerlo pasar como suyo. Posteriormente confesó haber asesinado a Stinnett y haber secuestrado a su hija”, lee un comunicado de la agencia.

Poco antes del asesinato, la expareja de Montgomery había amenazado con quitarle la custodia de sus hijos, por lo que ella dijo al hombre que estaba embarazada, algo que era falso ya que se encontraba esterilizada.

Pese a la atrocidad del crimen, el grupo de la ONU piden que se otorgue clemencia a la mujer luego de que las autoridades reprogramaran su ejecución para enero.

La ejecución por inyección letal está programada para el próximo 12 de enero en la penitenciaría estadounidense Terre Haute, en Indiana.

Los reclamantes alegan que la criminal no recibió suficiente asistencia jurídica durante su juicio
y que padece de sus facultades mentales tras ser sometida a abusos físicos y sexuales a lo largo de su vida.

Las alegaciones de la ONU contra ejecución por inyección letal

El grupo de la ONU sostiene que Montgomery sufre de serios traumas mentales que carga desde su niñez. Sin embargo, estos argumentos no fueron presentados durante su juicio en 2007 como atenuantes para su sentencia.

“La señora Montgomery fue víctima de un nivel extremo de abuso físico y sexual a lo largo de su vida contra el cual el estado nunca brindó protección y para el cual tampoco ofreció soluciones”, indicó el panel de la ONU a través de un comunicado de prensa de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, ACNUDH.

“La señora Montgomery fue sometida a múltiples violaciones desde los 11 años y obligada a prostituirse a los 15. Más tarde se casó y fue sometida a más abusos, algunos de los cuales están captados en video. Tuvo cuatro hijos antes de ser presionada para que la esterilizaran en contra de su voluntad. A la edad de 34 años se había mudado 61 veces. Como resultado de los traumas que experimentó, desarrolló varias afecciones mentales graves por las que no tuvo acceso a tratamiento”, añaden.

“Las normas internacionales son claras: la pena de muerte siempre es arbitraria e ilegal cuando el tribunal ignora o descarta hechos esenciales que pueden haber influido significativamente en las motivaciones, la situación y la conducta de un acusado condenado a la pena capital”, agrega el informe de las Naciones Unidas.

Los portavoces de las Naciones Unidas además plantean que el sistema escolar y judicial le falló a Montgomery.

“El hecho de no tener en cuenta la historia personal y las experiencias traumáticas de la señora Montgomery es especialmente atroz. Durante su infancia, un oficial de policía, un juez y un administrador de la escuela fueron informados o sospecharon que ella estaba siendo abusada sexualmente, pero no se tomó ninguna medida para ayudarla”, puntualiza el documento.