Un pasajero con Coronavirus puede morir en pleno vuelo

Los médicos califican como imprudencia volar con COVID-19

Volar con COVID-19 es riesgoso para quien lo padece y el resto de los pasajeros.
Volar con COVID-19 es riesgoso para quien lo padece y el resto de los pasajeros.
Foto: Jorge Guerrero / Getty Images

Los viajeros que abordan aviones y tienen COVID-19, no solo exponen a sus compañeros de viaje a contraer la enfermedad. La baja presión del aire en la cabina es probablemente un factor en las muertes relacionadas con el coronavirus en los aviones, según médicos.

volar es una actividad de alto riesgo para las personas con coronavirus positivo debido a la baja presión del aire en la cabina e incluso varios pasajeros han muerto a causa de ello, de acuerdo con The Washington Post.

Han sido ya varios casos de diversas personas que han fallecido en el aire, un hombre infectado con el coronavirus murió de insuficiencia respiratoria aguda en un vuelo de United Airlines de Orlando a Los Ángeles el 14 de diciembre. En julio, una mujer de Texas murió de la enfermedad en un vuelo de Spirit Airlines que fue desviado cuando se descubrió que no respondía ni respiraba.

Los especialistas coinciden en que la baja presión del aire en las cabinas de los aviones, crea niveles peligrosamente bajos de oxígeno en sangre en personas con afecciones respiratorias.

“Si te subes a un avión con covid, o cualquier otra cosa relacionada con las vías respiratorias, correrás un riesgo considerablemente mayor cuando subas a la altura. Esto no es algo exclusivo de COVID-19; es cierto para cualquiera que tenga una afección aguda o respiratoria. Este cambio de oxígeno desde el nivel del mar puede provocar crisis en el aire ”, asegura Nicholas Hill, jefe pulmonar del Tufts Medical Center en Boston

David Freedman, epidemiólogo de la Universidad de Alabama en Birmingham, opina que los pacientes infectados por COVID-19 tienen el mismo riesgo que las personas con afecciones pulmonares y cardiacas no relacionadas con el coronavirus que afectan su respiración.

“La concentración de oxígeno [en los aviones] es mucho más baja que en el suelo, y todos los pacientes con enfermedades pulmonares o cardíacas graves lo saben y saben que necesitarán oxígeno suplementario a bordo incluso si no lo necesitan normalmente. Todos los aviones llevan un tanque de oxígeno a bordo para emergencias como esta”, aseguró Freedman.

Los niveles de oxígeno en sangre pueden ser bajos en pacientes con COVID-19 que no experimentan problemas para respirar, lo que hace que subir a un avión con el virus, incluso si es presintomático o asintomático, sea ya alto riesgo.

“Al principio de la pandemia había descripciones de pacientes con ‘hipoxia feliz’, pacientes con “covidumbre” que llegaban con niveles de oxígeno bastante bajos pero que no les faltaba el aire. La mayoría de las personas que tienen niveles bajos de oxígeno también se quejan de dificultad para respirar, pero al principio es posible no tener esos síntomas”, dijo Hill.