“Al borde de la catástrofe”: California inicia el 2021 con un nuevo récord de muertes por el coronavirus

El estado de California reportó el 1 de enero casi 50,000 nuevos casos y 585 decesos

Rosa Mejía es reconfortada por sus hijos tras la muerte de su esposo Gilberto Arreguín el 31 de diciembre en Los Ángeles.
Rosa Mejía es reconfortada por sus hijos tras la muerte de su esposo Gilberto Arreguín el 31 de diciembre en Los Ángeles.
Foto: PATRICK T. FALLON/AFP / Getty Images

El nuevo año inició en California con malas noticias, al anunciarse el primer día de 2021 que murieron 585 personas en un día a consecuencia del COVID-19.

Esa cifra, que corresponde al día final de 2020, constituye un nuevo récord negativo para el estado mientras las autoridades de salud hablan acerca de la gravedad de la situación, como Christina Ghaly, directora de servicios de salud del Condado de Los Ángeles, quien dijo que el condado está “al borde de la catástrofe” por la saturación de los hospitales.

El reporte incluyó 47,189 nuevos casos para elevar el total a cerca de los 3 millones en el estado, que esta misma semana rebasó los 25,000 fallecimientos por el coronavirus.

La situación es tan delicada, especialmente en el sur de California y el Valle Central, que el gobernador Gavin Newsom acudió a los Cuerpos de Ingenieros del Ejército de EE.UU. para brindar apoyo con sistemas de oxigenación en varios centros médicos cuya infraestructura no es la óptima.

La capacidad de atención en unidades de cuidados intensivos seguía siendo de 0 en las regiones del Sur de California y Valle de San Joaquín, de apenas 6.3% en la región del Área de la Bahía de San Francisco y de 11% en el Gran Sacramento.

La única de las cinco regiones de la pandemia en California que no está en problemas para atención de casos graves es el Norte de California (33%).

Estados Unidos ya superó la cifra de los 20 millones de contagios oficiales de COVID-19 y se teme que lo peor puede venir en enero debido al efecto de las fiestas de diciembre.