Influencer de Instagram Alexis Sharkey, hallada desnuda y muerta, fue estrangulada en Houston, Texas

Las autoridades clasificaron la muerte como homicidio

Influencer de Instagram Alexis Sharkey, hallada desnuda y muerta, fue estrangulada en Houston, Texas
Imagen ilustrativa de un cadáver.
Foto: Shutterstock

La influencer de Instagram Alexis Sharkey, hallada muerta en Houston, Texas, en noviembre pasado, fue estrangulada, según reveló la autopsia al cadáver este martes.

Sharkey, de 26 años, fue hallada muerta por la calle Red Haw en el oeste de la ciudad texana el pasado 28 de noviembre.

La muerte de la instagramer fue clasificada como homicidio.

 

El 27 de noviembre, justo después de Acción de Gracias, la joven fue reportada como desaparecida por sus parientes.

La mañana del día siguiente, empleados municipales de Sanidad vieron unos pies en la zona de arbustos.

John Richardson, quien trabaja como supervisor del Departamento de Desperdicios Sólidos de la ciudad, dijo a ABC 13 que otro empleado lo llamó para decirle que le pareció haber visto un cuerpo, pero que no estaba seguro si era un cadáver o un maniquí.

Cuando Richardson fue a verificar con otro trabajador, confirmó que se trataba de un cuerpo sin vida.

Sin arrestos a casi dos meses del homicidio

Al momento, no hay arrestos en relación con el caso y tampoco se tienen detalles del móvil del crimen.

Stacey Robinault, la madre de la influencer, dijo al mismo medio que supo de la desaparición de su hija por
su yerno Tom Sharkey.

La progenitora indicó que, desde el momento en que se enteró del descubrimiento del cuerpo que su hija, supo que había sido víctima de un crimen violento.

El esposo de la asesinada ha negado cualquier vinculación con el crimen y ha insistido en que hizo todo lo que estaba en su poder para encontrarla con vida.

Amigos de Sharkey indicaron a la misma televisora que antes de morir, cuando se encontraba en un viaje a Marfa, Texas, la mujer dijo temer por su seguridad. Sin embargo, no está claro por qué la originaria de Pensilvania no se sentía segura.