Hallan muerta a la actriz surcoreana Song Yoo-jung

El repentino fallecimiento de Song recordó la serie de suicidios que ha afectado el mundo del entretenimiento surcoreano en los últimos años

La actriz surcoreana Song Yoo-jung, de 26 años, fue hallada muerta el sábado en Seúl, Corea del Sur, en lo que significa la última pérdida de una joven intérprete en la industria del entretenimiento de ese país.

El fallecimiento de la también modelo, quien apareció en varios dramas televisivos, fue confirmada en un comunicado emitido por la empresa que la representaba, Sublime Artist Agency.

Sus mánagers no revelaron la causa, pero lo repentino de la muerte de Song recordó la serie de suicidios que ha afectado el mundo del entretenimiento surcoreano en los últimos años.

Durante mucho tiempo se han levantado alarmas por las presiones impuestas por las empresas de gestión de Corea del Sur sobre los artistas jóvenes, muchos de los cuales son preparados desde la adolescencia para convertirse en ídolos del pop.

Su apariencia es examinada de cerca, y sus vidas extremadamente planeadas a menudo se transmiten en redes sociales que las exponen tanto a correos de fans aduladores como a comentarios de odio.

Varias de las estrellas del K-pop que se han quitado la vida en los últimos años hablaron de las luchas con su salud mental y el precio del ciberacoso.

Song, una actriz en ascenso, nunca mencionó públicamente ninguno de esos temas.

Yoo-jung comenzó su carrera como actriz a los 20 años y apareció en comerciales de productos de belleza de la marca Estée Lauder y de la cadena de helados Baskin-Robbins.

En 2019 obtuvo un papel destacado en la web serie ‘Dear My Name’, donde interpretó a una estudiante de arquitectura con un gran sentido de la vida en busca de su alma gemela. También actuó en videos musicales.

Fue defensora de las personas con discapacidades y se desempeñó como embajadora de un grupo de Corea del Sur llamado Warm Accompaniment.

La agencia de Song la llamó “una gran actriz que actuó con pasión”.

POR: Rodolfo G. Zubieta