Vecinos de edificio en Nueva York regalan 2 años de alquiler a empleada de limpieza que se quedó sin empleo

Rosa lleva más de 2 décadas laborando en el conjunto de departamentos y jamás se imaginó que los residentes harían algo así por ella

Rosa jamás se imaginó el gran detalle que tendrían con ella.
Rosa jamás se imaginó el gran detalle que tendrían con ella.
Foto: Shutterstock

Bien dicen por ahí que si eres una persona de bien, que actúa en favor de los demás y se empeña en sus actividades diarias, la vida, tarde o temprano, te premiará, sobre todo cuando se atraviesan por momentos difíciles.

La pandemia del coronavirus nos ha regalado todo tipo de historias, desde aquellas tristes y lamentables, pero también muchas que nos hacen creer aún en la generosidad y bondad de las personas.

Ese es el caso de una empleada de limpieza de un edificio en Nueva York que ha sido identificada únicamente como Rosa, quien ha visto cómo el coronavirus ha mermado considerablemente su economía.

Según información dada por Mirror, Rosa lleva más de 20 años realizando la limpieza del inmueble de “La Gran Manzana” y varios de los habitantes la contrataban para que también llevara a cabo las labores de aseo de su hogar.

Pero por el coronavirus, muchos vecinos decidieron que lo mejor era que Rosa dejara de trabajar en sus casas, por lo que se quedó sin ese dinero extra que necesitaba para cubrir sus necesidades básicas, entre ellos, para poder pagar el alquiler donde vive.

Enorme gesto para esta empleada de limpieza de Nueva York

Rosa se vio obligada a mudarse con su familia a casa de su hermana porque ya no le fue posible seguir rentando, hecho que llegó a oídos de los habitantes del edificio donde trabaja, los cuales se unieron para darle una grata sorpresa a esta mujer.

En un video compartido en Internet se aprecia a Rosa junto con algunos de los administradores del edificio, los cuales le piden si puede hacer el aseo del departamento del último piso, ya que pronto alguien se mudaría a este.

Antes de retirarse, los administradores la llevan de nueva cuenta al departamento, en donde le dieron la mejor de las noticias: todos los vecinos dieron una aportación económica para que Rosa y su familia pudieran vivir en él durante los siguientes 2 años, sin tener que pagar ellos algo.

“Muchas personas en este edificio son grandes admiradores tuyos y te quieren mucho… Sé que ha sido un año difícil para ti y tu familia y probablemente ha habido muchas dificultades económicas. Creo que tuviste un impacto real en la gente aquí en el edificio y ellos solo quieren devolverle algo”, comentó uno de los administradores.

El video termina cuando a Rosa le entregan el contrato de arrendamiento, así como las llaves de su nuevo hogar, por lo que la mujer rompe en llanto de la emoción.

Sin duda, un gran gesto que nos llena a todos el corazón de esperanza y amor.