La economía de EE UU cierra 2020 con una contracción del 3.5%

Un total de 1.3 millones de personas solicitaron por primera vez asistencia por desempleo la semana pasada

El consumo se retrajo en el último trimestre del año./Archivo
El consumo se retrajo en el último trimestre del año./Archivo
Foto: Mario Tama / Getty Images

Como tantos otros países, EEUU cerró un annus horribilis en 2020 por efecto de la pandemia de la COVID. La economía se contrajo un 3.5% en el conjunto del año, según cifras preliminares dadas a conocer el jueves sobre el cuarto y final trimestre del año.

Es la primera vez que ocurre desde la Gran Recesión pero con cifras peores que en 2008.

En el cuarto trimestre la economía creció a un ritmo del 1% (el 4% si se computa de forma anualizada). Esto. unido al rebote del tercer trimestre ha permitido amortiguar la gran caída que registró EEUU entre abril y junio (-31.4%), cuando se vivieron las primeras y chocantes consecuencias de la pandemia. Pero es una fuerte desaceleración trimestral.

En 2019 la economía creció a un ritmo del 2.2% y el ciclo de crecimiento ya estaba perdiendo fuerza. La pandemia convirtió la situación en recesión en febrero.

En los últimos tres meses del año se desinfló el pulso económico del país debido al aumento de los casos de la COVID, del desempleo y la falta de asistencia estatal lo que rebajó el consumo algo que es crítico para la evolución económica.

La aprobación del paquete de ayudas en diciembre, aunque limitado, va a permitir dar algo de fuerza al primer trimestre algo que unido a la campaña de vacunación y la posible aprobación de buena parte del Rescue Plan de Joe Biden (quizá menos que los $1.9 billones propuestos) permitirán una mejora en el primer semestre 2021.

El FMI anticipó esta misma semana un crecimiento del 5.1% en EE UU aunque la mejora podría concentrarse en la última parte del año.

Desempleo

A pesar del optimismo, la realidad sigue siendo dura para los trabajadores.

El informe de jueves del departamento de Trabajo muestra que la fuerte destrucción de empleo no cede fácilmente. En la semana que acabó el 23 de enero 847,000 personas presentaron una solicitud inicial para cobrar el seguro de desempleo, son apenas 67,000 menos que la semana anterior.

A estos se les unen 426,856 solicitudes nuevas por parte de trabajadores que normalmente no tienen derecho a este seguro de desempleo, por ser trabajadores independientes. Debido a la pandemia tienen esta cobertura hasta marzo, según el último paquete de estabilización fiscal de diciembre.

En total, 1.3 millones de personas solicitaron la ayuda por la falta de trabajo. El pasado mes de diciembre se perdió empleo por primera vez en meses, en concreto 140,000 puestos de trabajo. Las cifras correspondientes a enero se conocerán el 5 de febrero.

Brian Deese, director de National Economic Council dijo que los datos sugieren que se está perdiendo fuerza en la recuperación y que eso es algo que tienen que tener en cuenta los congresistas para decidir una “aprobación rápida del plan de l presidente con el que podamos tener a esta pandemia bajo control y dar alivio a las familias y trabajadores americanos”.