Nuevas reglas ayudan a los neoyorquinos a permanecer seguros durante la pandemia de COVID-19

El año nuevo trae nuevas reglas y protecciones para ayudar a todos los neoyorquinos, sin importar la situación migratoria, desde el hogar hasta el lugar de trabajo

Los derechos de licencia por enfermedad entraron en vigor el 1 de enero de este año.
Los derechos de licencia por enfermedad entraron en vigor el 1 de enero de este año.
Foto: Shutterstock

Estamos enfocados en crear un mejor 2021 para todas las comunidades, manteniendo nuestra ciudad segura, derrotando al COVID-19, y asegurando una recuperación justa e inclusiva de esta pandemia. Con esto en mente, el año nuevo también trae nuevas reglas y protecciones para ayudar a todos los neoyorquinos, sin importar la situación migratoria, desde el hogar hasta el lugar de trabajo.

Nuevas protecciones para su hogar

La vivienda siempre ha sido una necesidad básica humana, pero ahora es más importante que nunca durante la pandemia de COVID-19 porque la habilidad de estar en cuarentena en casa es la clave para proteger su salud y la de los demás. Es muy importante que todos los neoyorquinos (especialmente los neoyorquinos inmigrantes que pueden pasar por situaciones inestables de vivienda) comprendan las nuevas protecciones que están en efecto. Para conocer más sobre sus derechos como inquilino y los recursos disponibles, incluyendo los que se describen a continuación, visite nyc.gov/tenantprotection.

Primero, su arrendador no lo puede desalojar, sacarlo o pedirle que se vaya de su apartamento por aislarse o estar en cuarentena en su hogar porque usted o algún miembro de su hogar ha tenido una prueba positiva de COVID-19 o porque alguien puede asumir que usted o los miembros de su hogar pueden ser más propensos a contraer o propagar el coronavirus. Si ha experimentado este tipo de acoso o discriminación, comuníquese con la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York (New York City Commission on Human Rights, CCHR) en nyc.gov/humanrights. Esto también aplica si su apartamento sigue siendo su residencia principal, pero está aislado o en cuarentena en un hospital u otra instalación, como una habitación de hotel, que se proporciona sin cargo a través del programa “Take Care” de NYC Test & Trace Corps. Para más información sobre el programa NYC & Trace Corps, visite nyc.gov/takecare o llame al 1-212-COVID19 (268-4319) para obtener información.

Además, gracias a la reciente Ley de Prevención de Desalojos y Ejecuciones De Emergencia COVID-19 (COVID-19 Emergency Eviction and Foreclosure Prevention Act) del Estado de Nueva York, su arrendador tiene prohibido desalojarlo hasta al menos el 1 de mayo de 2021 si perdió ingresos o aumentaron sus gastos durante la pandemia de COVID-19, o si mudarse de su casa representaría una dificultad durante la pandemia. Esta es una protección clave para garantizar que los neoyorquinos y sus comunidades puedan permanecer en sus hogares y no corran un mayor riesgo para la salud durante este tiempo de crisis. Los neoyorquinos deben firmar una “declaración de penuria” (hardship declaration) detallando sus dificultades y entregársela al propietario para recibir estas protecciones. La buena noticia es que puede hacerlo de forma proactiva, incluso si aún no ha estado en proceso de desalojo. Visite nyc.gov/tenantprotection para descargar el formulario de declaración de penuria (hardship declaration form).

Además, la pandemia no significa que su arrendador pueda aprovecharse de usted. El Tribunal de Vivienda de la Ciudad de Nueva York todavía está abierto para casos para restaurarlo a su apartamento si el propietario le cierra la puerta de su casa sin una orden judicial, si necesita reparaciones de emergencia o si necesita servicios vitales como calefacción o agua caliente. Si tiene un problema relacionado con la vivienda que su arrendador no repara, tales como perdida de la calefacción o agua caliente, bajo el Código de Vivienda de la Ciudad de Nueva York (New York City Housing Code) usted puede presentar una denuncia al visitar portal.311.nyc.gov o llamar al 311.

Si usted es un inquilino residencial en la ciudad de Nueva York y necesita ayuda con problemas relacionados con la vivienda, incluido el desalojo, el acoso del propietario o preguntas sobre su contrato de arrendamiento, puede obtener información confiable y precisa, ayuda con los beneficios y acceso a asistencia legal gratuita. Para acceder a estos servicios y obtener respuestas a sus preguntas sobre sus derechos y ver si califica para asistencia legal, visite nyc.gov/tenantprotection o comuníquese con la Línea de Ayuda al Inquilino de la Ciudad llamando al 311 y diciendo “Tenant Helpline” (línea de ayuda al inquilino). La Línea de Ayuda al Inquilino conecta a inquilinos con especialistas de apoyo para consultas y puede conectar a los inquilinos con proveedores de servicios legales gratuitos para obtener información, asesoramiento y representación legal. La Línea de Ayuda al Inquilino está disponible para todos los inquilinos residenciales de la Ciudad de Nueva York, independientemente de sus ingresos, situación migratoria o código postal. El personal de la Línea de Ayuda al Inquilino puede ayudarlo en su idioma principal.

Con el fin de abordar la necesidad de estabilidad de la vivienda y asistencia para el alquiler, la ciudad también ha ayudado a lanzar nuevos programas como el programa de Fondos y Servicios para Inquilinos Necesitados (Funds and Services for Tenants Experiencing Need, FASTEN) que ofrece servicios de prevención de desalojo y recursos financieros, incluyendo el alivio del alquiler, para ayudar a residentes de la Ciudad de Nueva York vulnerables y marginados permanecer en sus hogares mientras continúa la crisis de COVID-19, independientemente de su situación migratoria.

Si tiene preguntas sobre cómo acceder al programa FASTEN y otros servicios, asistencia o ayuda legal de inmigración de la ciudad, hay ayuda disponible en su idioma. Llame a la línea directa de la Oficina del Alcalde para Asuntos del Inmigrante (Mayor’s Office of Immigrant Affairs, MOIA) al 212-788-7654, de lunes a viernes de 9:00 a.m. a 5:00 p.m., o envíe un correo electrónico a AskMOIA@cityhall.nyc.gov.

El programa Homebase, que presta servicios a los neoyorquinos que experimentan inestabilidad en la vivienda, y varios servicios de emergencia de asistencia para el pago de alquileres atrasados, como One Shot Deal, también siguen estando disponibles para muchos inmigrantes. Visite nyc.gov/homebase y access.nyc.gov para obtener más información.

Reglas nuevas para su lugar de trabajo

También hay leyes municipales en marcha para proteger a los neoyorquinos en el trabajo. Añadiendo a las leyes aprobadas en 2014, los nuevos derechos de licencia por enfermedad entraron en vigor el 1 de enero de 2021. Eso significa que ahora los empleadores en la ciudad de Nueva York con 100 o más empleados deben proporcionar hasta 56 horas de licencia por enfermedad pagada. Los empleadores con 5 a100 empleados y aquellos con cuatro o menos empleados y un ingreso neto de $1 millón o más, deben proporcionar 40 horas de licencia por enfermedad pagada. También nuevos derechos que entraron en vigor en septiembre de 2020, incluyendo que los empleadores deben proporcionar a los trabajadores domésticos 40 horas de licencia por enfermedad pagada y que los empleados recién contratados pueden comenzar a tomar licencia pagada de inmediato.

La licencia por enfermedad pagada es una herramienta fundamental en nuestra lucha contra la pandemia y puede utilizarse para una amplia gama de necesidades de salud y otras. Los neoyorquinos deben aprovechar la licencia por enfermedad pagada para quedarse en casa si ellos están enfermos o un ser querido está enfermo, sin perder ingresos; vacunarse contra la influenza; recuperarse, estar en cuarentena u obtener atención preventiva (como pruebas o recibir la vacuna) relacionadas con COVID-19; para cuidar de un niño cuya escuela ha sido cerrada como resultado de la pandemia; o si su lugar de trabajo ha sido cerrado por una orden ejecutiva relacionada con la pandemia. Para obtener más información, tanto para empleadores como para empleados, incluyendo el aviso de derechos de los empleados actualizado, que está disponible en 26 idiomas, visite nyc.gov/workers o llame al 212-436-0380. También tiene derecho a una licencia por enfermedad adicional según la ley del Estado de Nueva York, visite paidfamilyleave.ny.gov/covid19 o llame al 844-337-6303 para obtener más información.

Estas son protecciones vitales para todos nosotros, especialmente para las comunidades inmigrantes en este difícil momento. Pero el COVID-19 también ha resaltado la necesidad de protecciones más sólidas y permanentes, y debemos continuar haciendo nuestra parte para promover una visión federal audaz que incluya a todos, sin importar su situación migratoria.

Mientras tanto, los neoyorquinos deben estar informados y aprovechar las importantes protecciones locales vigentes para ayudar a mantenerse seguros y saludables. La ciudad se lo debe a usted y nosotros se lo debemos a nuestras comunidades. Visite nyc.gov/immigrants/coronavirus para obtener información sobre los varios recursos (incluyendo la salud, vivienda, alimento y demás) disponibles para todos los neoyorquinos.

Estas nuevas protecciones se suman a las protecciones existentes bajo la ley de derechos humanos más amplia de la nación. El acoso y la discriminación por motivos de raza, nacionalidad, edad y discapacidad (incluido tener COVID-19 u otra enfermedad grave) es ilegal en la vivienda, el empleo y las instalaciones públicas según la Ley de Derechos Humanos de la ciudad de Nueva York. Alentamos a todos los neoyorquinos, ya sea que hayan buscado o no asistencia en virtud de las nuevas reglas y protecciones anteriores, a que también visiten nyc.gov/StopCOVIDHate para obtener más información sobre sus protecciones bajo la Ley de Derechos Humanos de la Ciudad de Nueva York.

La presente columna se publicó con anterioridad en el Queens Chronicle.

-Bitta Mostofi es la comisionada de la Oficina del Alcalde para Asuntos del Inmigrante de la Ciudad de Nueva York