¿Hinchazón y retención de líquidos? Prueba estos 3 tónicos naturales antiinflamatorios

La naturaleza pone a nuestro alcance poderosos remedios herbolarios, de gran poder antiinflamatorio

Antes de recurrir a cualquier medicamento prueba estas bebidas naturales, de gran poder antioxidante y diurético. El mejor aliado contra la inflamación crónica.
Antes de recurrir a cualquier medicamento prueba estas bebidas naturales, de gran poder antioxidante y diurético. El mejor aliado contra la inflamación crónica.
Foto: Shutterstock

No existe nada peor que sentirse hinchado, al grado de perder el estilo y terminar con el botón del pantalón desabrochado. Lo cierto es que se trata de una condición que todos en algún momento hemos experimentado, también conocida como distensión abdominal, se presenta cuando la zona ventral está más grande de lo normal y es la señal infalible que se presenta cuando comemos en exceso. Si bien de manera habitual, este tipo de hinchazón suele relacionarse con factores asociados al estilo de vida y la alimentación, es una de las afecciones digestivas más comunes. Aunque también puede anunciar otro tipo de condiciones, entre las que se destaca la retención de líquidos, afecciones ginecológicas, intolerancia a la lactosa, síndrome de intestino irritable, aumento de peso y embarazo.

Lo cierto es que aunque la inflamación es parte de un sistema inmunológico saludable, y de cierta manera es maravillosa la respuesta de los glóbulos blancos, que producen sustancias que hacen que las células se dividan y crezcan para reconstruir el tejido para ayudar a reparar la lesión. Una vez que sane la herida, terminará el proceso inflamatorio. Sin embargo cuando la inflamación se torna crónica la cosa cambia, ya que el proceso inflamatorio puede empezar aun cuando no haya lesión, y no termina cuando debería terminar. Lo cierto es que no siempre se sabe por qué continúa la inflamación y en muchas ocasiones se mantiene latente por mucho tiempo hasta derivarse en diversas enfermedades degenerativas. De tal modo que la inflamación crónica puede ser causada por infecciones que no desaparecen, por reacciones inmunitarias anormales a los tejidos normales o por estados como la obesidad.

En los últimos meses diversas tendencias de nutrición hablan sobre el papel fundamental que juega la alimentación en el control de la hinchazón e inflamación, si importar su origen. La buena noticia es que la naturaleza pone a nuestro alcance, todo tipo de remedios de medicina naturopática, como lo son tónicos elaborados con ingredientes naturales antiinflamatorios y agentes inmunomoduladores, que son de gran ayuda para respaldar el proceso de curación natural del cuerpo. Aquí 3 bebidas respaldadas por la ciencia que pueden ayudar los estados inflamatorios en el cuerpo. 

1. Bicarbonato de sodio + agua

Un clásico de clásicos, para combatir la distensión abdominal, indigestiones y un buen aliado contra la retención de líquidos. Un estudio reciente, que fue publicado en Journal of Immunology encontró que beber un tónico de bicarbonato de sodio y agua puede ayudar a reducir la inflamación. Es un gran remedio casero para tratar inflamaciones pasajeras, sin embargo es importante no excederse, ya que algunos estudios sugieren que la ingestión regular de bicarbonato de sodio puede tener efectos secundarios dañinos con el tiempo, como daño hepático y pérdida de masa ósea. Incluso este nuevo estudio limitó la ingesta a las dos semanas. Utiliza este tónico para aliviar la inflamación a corto plazo, sobre todo cuando comas en exceso o algún alimento te caiga de peso. Será un buen aliado casero, muy accesible y natural para relajar y depurar al sistema digestivo. 

¿Cómo prepararlo?

Ingredientes:

  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 8 a 12 onzas de agua

Modo de elaboración:

  1. Agrega el agua en un vaso grande y disuelve bien el bicarbonato de sodio.
  2. Procura beber esta mezcla después de la comida y no más de 4 veces a la semana. Es importante que no te excedas de 4 semanas. 
bicarbonato limón
Bicarbonato de sodio. /Foto: Shutterstock

2. Jugo verde de perejil + jengibre

Hoy en día todos quieren iniciar su día con un buen jugo verde y es que se trata de un poderoso remedio para depurar al organismo, aumentar la ingesta de nutrientes esenciales y fibra, y claro un gran aliado para bajar de peso. Recientemente se han descubierto los beneficios de agregar perejil, ya que contiene un ingrediente activo llamado carnosol, que tiene el inmenso poder de actuar directamente sobre la inflamación. Por otra parte es bien sabido que el jengibre es uno de los más poderosos antioxidantes y antiinflamatorios, que existen. Tiene la peculiaridad de prevenir la producción de moléculas inflamatorias como prostaglandinas y leucotrienos, así como citocinas proinflamatorias. Cabe mencionar que también se asocia con beneficios digestivos, depurativos y es un gran aliado para acelerar el metabolismo y así aumenta la quema de calorías. 

¿Cómo prepararlo?

Ingredientes:

  • Un manojo grande de perejil
  • 2 tazas de espinacas frescas
  • 1 manzana verde, con cáscara y partida en cubitos
  • 1 pepino pequeño
  • 3 tallos de apio
  • 2 pulgadas de jengibre, pelado y en trozos pequeños

Modo de elaboración:

  1. Agrega todos los ingredientes en el extractor de jugos o en su defecto en el vaso de la licuadora. Procesa a velocidad media hasta obtener una bebida homogénea. 
  2. Consejos de consumo, bebe un vaso en ayuno durante 8 a 12 semanas. En conjunto con una alimentación saludable y actividad física, notarás rápidamente menor inflamación y mayor ligereza. 
Jugo verde.
Jugo verde de espinacas y perejil./Foto: Pixabay

3. Tónico de limón + cúrcuma

Otro ingrediente antiinflamatorio que no puede faltar, es la raíz de cúrcuma. No en vano junto con el jengibre, es considerada una de las especias medicinales más efectivas y antiguas. De manera específica se cuenta con numerosos estudios han demostrado que la curcumina, su compuesto activo es muy potente para reducir la respuesta inflamatoria del cuerpo y también para proporcionar alivio para el dolor. De hecho, según un estudio publicado en Neurological Sciences; la curcumina es una poderosa sustancia antiinflamatoria y antioxidante.  También se comprobó que podría ayudar a controlar proteínas, enzimas y citocinas en los trastornos relacionados con el sistema nervioso central, incluida la esclerosis múltiple. Una ventaja de este tónico es que la adición de jengibre y limón, son ideales para beneficiar la digestión y disminuir cualquier posible hinchazón.  De tal modo que consumir cúrcuma es mejor que cualquier medicamento, ya que no solo ayuda con la inflamación crónica, proporciona protección antioxidante neutralizando los radicales libres y así combate numerosas enfermedades degenerativas

¿Cómo prepararlo?

Ingredientes:

  • 1 cucharada de cúrcuma rallada fresca
  • 1 cucharada de jengibre rallado fresco
  • 1 limón, obtener el jugo recién exprimido
  • 3 tazas de agua purificada
  • 1 pizca de pimienta de cayena
  • 2 cucharaditas de jarabe de arce, opcional
  • Modo de elaboración:

    1. En una cacerola pequeña, combina todos los ingredientes y mezcla bien. Permite que la bebida se caliente (sin hervir), posteriormente baja el fuego y permite que los ingredientes suelten sus propiedades por 5 minutos. Apaga el fuego y tapa la infusión.
    2. Cuela la bebida y sirve en un vasito pequeño. Guarda las sobras coladas en el refrigerador hasta dos o tres días.
    3. Beba de 1 a 3 tazas de tónico de limón y cúrcuma todos los días, de preferencia un vaso ayuno y también antes de la comida y cena. Se recomienda consumir por máximo cuatro semanas.
    4. Tónico de cúrcuma y jengibre. /Foto: Shutterstock