La contaminación del aire en las comunidades latinx es mortal; Biden puede ofrecer aire más limpio con vehículos eléctricos

Al comprometerse a un transporte 100% limpio, el presidente Biden y la vicepresidenta Harris pueden hacer evidente que su compromiso con la justicia ambiental es más que simple palabrería

La contaminación del aire en las comunidades latinx es mortal; Biden puede ofrecer aire más limpio con vehículos eléctricos
Foto: Pexels

No es una coincidencia que las comunidades latinx en los Estados Unidos tengan más probabilidades de respirar aire peligroso. Décadas de políticas gubernamentales racistas y miopes han permitido que las autopistas dividan nuestros vecindarios, que los camiones inundan nuestras calles y que las industrias contaminantes transformen y denigren nuestras comunidades. Y cuando respirar aire tóxico lleva a los miembros de nuestra comunidad a la sala de emergencias, o peor aún, con demasiada frecuencia, los gobiernos y los contaminadores giran la cabeza.

Hoy, tenemos la esperanza de que nuestro país finalmente promulgue las soluciones necesarias para facilitar aire más limpio y generar justicia ambiental para nuestras comunidades. El presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris se han comprometido a abordar el racismo ambiental a través de inversiones específicas en las comunidades de color, y contamos con que lo cumplan.

Necesitaremos una gran cantidad de soluciones en políticas que puedan brindar el alivio de la calidad del aire que necesitan nuestras comunidades, pero dado el impacto desproporcionado del sector del transporte en la calidad del aire, la transición a automóviles, camiones y autobuses eléctricos saludables y sostenibles debería ser lo primero en la lista de esta nueva administración.

Los vehículos que usan combustibles fósiles son responsables de más de la mitad de los peligrosos óxidos de nitrógeno que contaminan nuestro aire. De costa a costa, la contaminación de los vehículos impacta de manera desproporcionada a las comunidades de color.

En la región noreste y centro del Atlántico de nuestro país, las personas de color respiran, en promedio, un 66% más de contaminación proveniente de los vehículos que los residentes blancos no latinos, y las comunidades latinas respiran un impactante 75% más de contaminación del aire de los vehículos, según un análisis del Union of Concerned Scientists.

En California, las estadísticas son igualmente espantosas. Las comunidades negras, latinas y asiáticas de ese estado están expuestas a niveles de contaminación vehicular hasta un 43% más altos que los californianos blancos no latinos.

En todo el país, las personas latinas tienen el doble de probabilidades que los estadounidenses blancos no latinos de visitar la sala de emergencias en busca de tratamiento para el asma. Los niños latinos tienen tres veces más probabilidades que los niños blancos de vivir en comunidades con baja calidad del aire.

En consecuencia, cerca del 10% de los niños latinos sufren de asma, y llegan a tener un 40% más de probabilidades de morir de asma que los niños blancos no latinos.

La transición a vehículos eléctricos puede ayudar a  crear un futuro más saludable para nuestras comunidades. Para 2050, la electrificación generalizada del transporte podría salvar 6,300 vidas, evitar más de 93,000 ataques de asma, recuperar 416,000 días laborales perdidos al año y ahorrar 72,000 millones de dólares en daños a la salud evitados, según un análisis de la American Lung Association.

Pero el 2050 está a décadas de distancia; Existe una necesidad urgente de implementar pólizas viables ahora.

Como coalición de grupos de justicia ambiental, organizaciones locales y otros grupos comunitarios latinx, exigimos que la administración del Presidente Biden tomen medidas inmediatas para acelerar de manera equitativa la transición a vehículos eléctricos limpios. Como coalición, pedimos a la administración de Biden que:

  • Eliminen gradualmente la venta de vehículos nuevos propulsados por combustibles fósiles para 2035. Varios estados, incluidos California y Massachusetts, ya han anunciado o planean anunciar una fecha de caducidad en 2035 para la venta de nuevos automóviles de combustibles fósiles. La administración Biden puede basarse en el liderazgo estatal con una política nacional.
  • Movilicen para electrificar todos los vehículos en la carretera para el 2050. La urgencia de las crisis climáticas y de salud que enfrenta nuestra nación requiere una eliminación completa de todo transporte de combustibles fósiles. Debemos movilizar a las agencias federales claves para que utilicen sus poderes regulatorios para trabajar en la determinación de una fecha final clara y alcanzable.
  • Inviertan en redes de transporte público integrales y saludables. La movilidad es fundamental para acceder a las oportunidades económicas, la atención médica y el bienestar social de las personas. Las comunidades de color, según la estadística, tienen menos acceso a un automóvil privado y más dependencia en los servicios de  transporte público.
  • Establezcan incentivos claros y efectivos para reducir la contaminación de los camiones. A pesar de representar solo el 5% de los vehículos en la carretera, los camiones de  tamaños mediano y pesado (como camiones de reparto y remolques) son responsables del 23% de la contaminación del transporte. Electrificar los camiones es clave para mejorar la calidad del aire en las comunidades que viven cerca de los centros de transporte y las autopistas.
  • Desarrollen incentivos para la fabricación y venta de vehículos eléctricos y garantizar que sean accesibles para todos. Las comunidades que han sufrido de manera desproporcionada consecuencias en la salud por la contaminación por combustibles fósiles deben ser las primeras en beneficiarse del ahorro de dinero de los vehículos eléctricos limpios.
  • Coordinar las iniciativas de transporte limpio entre las agencias federales y en consulta con las comunidades. Las comunidades de color deben tener un lugar en la mesa en la toma de decisiones mientras trazamos un camino hacia un futuro más saludable para todos.