Inquilinos de Nueva York imploran que el Estado pague rentas atrasadas por la crisis del COVID-19

Manifestantes acudieron a la Corte de Desalojos en Brooklyn para exigir que la Legislatura en Albany apruebe ley para que arrendatarios afectados por la pandemia sean subsidiados con la cancelación de sus deudas

Inquilinos de Nueva York imploran que el Estado pague rentas atrasadas por la crisis del COVID-19
Bajo amplia presencia policial inquilinos imploran que el Estado pague rentas atrasadas por el COVID
Foto: Edwin Martínez / Impremedia

Este 1 de marzo se reanudaron las diligencias de desalojo en las cortes de la ciudad de Nueva York, y aunque el Estado asegura que aquellos inquilinos que presentaron antes del 26 de febrero una declaratoria de dificultad de pagos por el coronavirus, no serán desalojados, al menos hasta el 1 de mayo próximo, activistas denunciaron que miles de familias, muchas de ellas latinas, están en riesgo de terminar en la calle. En diciembre cerraron los tribunales de desalojo durante 60 días.

Con pancartas y arengas, en las que señalaron que la Administración Cuomo y la Legislatura Estatal no están brindando protecciones reales a los inquilinos más vulnerables de Nueva York, decenas de manifestantes exigieron al Estado que apruebe la ley que busca que Albany pague las deudas de rentas atrasadas, y no genere más angustia e incertidumbre entre arrendatarios que no tienen como costear sus apartamentos.

La protesta se realizó delante de una amplia presencia policial de más de medio centenar de uniformados y patrullas del NYPD, que se pararon frente a los edificios municipales y la corte civil, donde los manifestantes se reunieron, hecho que criticaron.

“No es necesario traer tanta policía. Quieren amedrentarnos, cuando lo único que estamos pidiendo es que la Legislatura, haga lo que tiene que hacer y proteja a nuestra gente, porque la legislación que se aprobó para extender la moratoria de desalojos hasta mayo, no cubre a los inquilinos que son indocumentados, y esos son los que más necesitan la ayuda. El Estado no está pensando en ellos”, aseguró Esteban Girón, de la organización Crown Heights Tenant Union.

El activista destacó que el Estado tiene los recursos para poder aprobar la ayuda financiera del pago de las rentas de los inquilinos, pero no quiere hacerlo, lo que pondrá en riesgo el propio funcionamiento de la ciudad.

Piden protección a indocumentados

“Si no nos dan lo que necesitamos, vamos a tener que irnos de Nueva York y eso va a afectar la economía. Tenemos $1,3000 millones del Gobierno que podría darse para pagar rentas y no lo hacen”, mencionó Girón, al tiempo que destacó que la protección dada por la declaratoria de dificultad en pagos que se promovió, no piensa en familias indocumentadas, pues muchos de ellos temen acercarse a cortes y oficinas a hacer esas diligencias, más cuando ven mucha presencia policial.

La gente indocumentada no va a venir a firmar aquí nada, y menos con toda esta policía parada aquí, asustando a la gente. Además decir que la moratoria va hasta el 1 de mayo es insuficiente. Es un riesgo que muchos inquilinos no quieren correr, pues aunque el alcalde y el gobernador digan que no hay ICE es las cortes, todavía está pasando eso”, dijo Girón, advirtiendo que no cesarán en su lucha hasta que Albany pague todas las rentas que se adeudan.

“Cancelar la renta a todos los inquilinos es lo que hay que hacer, que sea pagada desde marzo del año pasado hasta 3 meses después de que termine la emergencia”, mencionó el activista, advirtiendo que la Legislatura puede hacerlo incluso sin el apoyo de Cuomo. “Tenemos una súper mayorí en la Asamblea y el Senado, y no se necesita al Gobernador. Pero la Legislatura está fallandónos. Hicimos un esfuerzo para elegir a nuevos legisladores y no nos están ayudando”.

Nico Vargas, de la organización Brooklyn Eviction Defense, criticó duramente la postura “poco comprometida” y de doble moral de Albany, al no ayudar a familias que han estado sirviendo en medio de la pandemia.

“Necesitamos que cancelen las rentas de todos. Ellos no pueden venir ahora a decir que no van a hacer nada por ejemplo por esas dominicanas que están trabajando cuidando a los niños, como niñeras o por todos los inmigrantes que han puesto el pecho en la pandemia”, dijo el joven activista.

Los manifestantes también pusieron sobre la acera de la corte varias bolsas de basura negras rellenas, que simulaban cadáveres, donde aseguraron que las medidas aprobadas hasta ahora en materia de ayuda de rentas han llevado a que familias enteras sientan angustia y desespero.

“Tengo miedo de terminar sin casa”

Ce Viche, un joven de origen ecuatorano, quien vive en Nueva York hace seis años, se declaró con mucho miedo ante el futuro, al no saber qué ocurrirá con él a partir de ahora que empiezan de nuevo los procesos de desalojo.

“Yo trabajaba vendiendo tickets en un cine, perdí mi trabajo y no he pagado varios meses de renta, por lo que tengo miedo de terminar sin casa”, dijo el joven, quien pidió a la Legislatura que les lance un salvavidas. “Solo pido que cancele las rentas para todos o si no, no se que va a pasar con nosotros”.

Vincia Barber, defensora de los derechos de los inquilinos, también se sumó a la protesta, que además de plantarse en la corte de desalojos, se movió por lasa calles de Boroughall hasta la oficina del senador estatal Brian Kavanagh, donde quisieron dejarle una copia del proyecto de ley de pago de rentas para todos, pero no fue posible, pues la policía impidió el ingreso a las oficinas bloqueando la entrada del edificio municipal.

“Es inaceptable que no se esté dando nada para los inquilinos y que esta Legislatura no esté haciendo nada por ellos, pues el programa de declaratoria de dificultad para no pagar rentas no funciona, y menos ahora”, dijo Barber, mientras pidió que se cierren los tribunales de desalojo hasta que no se defina una protección real.

La organización Legal Aid Society se sumó al clamor y justo cuando se cumplió el primer año de la aparición de primer caso de COVID-19 en la Gran Manzana, urgieron a Albany que promulguen el programa de asistencia de alquiler de emergencia COVID-19 de 2021 (S2742B / A3918).

“Ahora que los casos de desalojo nuevos y pendientes están avanzando en el tribunal de vivienda, es imperativo que el gobernador Andrew Cuomo y la Legislatura promulguen el Programa de asistencia de alquiler de emergencia COVID-19 de 2021 para brindar asistencia sólida con el pago de alquiler y servicios públicos a los neoyorquinos elegibles que están al borde de perder sus hogares”, dijo Judith Goldiner, abogada a cargo de la Unidad de Reforma de la Ley Civil en The Legal Aid Society, advirtiendo que la protección que venció el 26 de febrero no cobija a todos. “Si bien los inquilinos de Nueva York pueden y deben continuar enviando formularios de Declaración de Dificultades para pausar sus casos de desalojo, la baja tasa de presentaciones subraya la necesidad crítica de aprobar esta legislación”.

Critican fuerte presencia policial

Rosa Rodríguez, inquilina de Brooklyn, imploró a Albany que le tienda la mano a familias como la suya, que no tiene como pagar 12 meses de renta atrasada, y se mostró molesta por la amplia presencia policial en la manifestación.

“Nosotros solo somos gente pobre que quiere pedir ayuda, no somos delincuentes y ver a tantos policías aquí da miedo, porque uno siente que en cualquier momento algo puede pasar. Eso no está bien”, dijo la mexicana. “Esos recursos que gastan en tanta policía deberían mejor usarlos para ayudar a los inquilinos. No creo que sea fácil esta lucha, pero vamos a seguir exigiendo ayuda, hasta que paguen las rentas de todos”.

El NYPD fue cuestionado por El Diario sobre la razón por la que la manifestación contó con una elevada presencia de uniformados, pero no emitieron ninguna respuesta.

El senador estatal Brian Kavanagh, quien patrocinó la legislación de moratoria de desalojo, aseguró que Albany ha estado haciendo su parte y prueba de ello es el programa de formularios de dificultad, que extiene la moratoria de desalojos hasta mayo.

“Desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, hemos entendido que la seguridad de la vivienda debe ser una parte esencial de nuestro esfuerzo por proteger la salud y el bienestar de todos los neoyorquinos. Estos formularios brindan una protección real para innumerables inquilinos y propietarios de viviendas que, de otro modo, estarían en riesgo de perder sus viviendas, lo que se suma a las dificultades sin precedentes que enfrentan muchos”, dijo el legislador, a quien los manifestantes pidieron más acciones.

Respuesta de la Administración Cuomo

La Administración Cuomo respondió a los reclamos de los manifestantes, a través de la oficina de “Homes and Community Renewal” (NYSHCR) del Estado de Nueva York, y aseguraron que el gobierno estatal no ha abandonado a los inquilinos y han tomado acciones de apoyo.