Por qué podría complicarse la aprobación del tercer cheque de estímulo en la Cámara

El martes los representantes votarán el Plan de Rescate Estadounidense

Por qué podría complicarse la aprobación del tercer cheque de estímulo en la Cámara
La presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi.
Foto: Samuel Corum / Getty Images

Aunque los demócratas tienen mayoría en la Cámara de Representantes, la presidenta Nancy Pelosi (California), podría enfrentar problemas para la aprobación del paquete de estímulo económico.

Lo anterior debido a críticas de republicanos, quienes han mostrado su rechazo al Plan de Rescate Estadounidense (ARP) del presidente Joe Biden, desde su integración en la Cámara, algo que se intensificó en el Senado, pero sobre todo preocupa la postura de algunas voces demócratas.

La representante Bonnie Watson Coleman (Nueva Jersey) criticó que se descartara el incremento salarial nacional a $15 dólares, además de reducir a $300 dólares el bono semanal al seguro de desempleo, el cual se había propuesto en $400 dólares.

“¿Qué estamos haciendo aquí? Estoy francamente disgustada con algunos de mis colegas y me pregunto si puedo apoyar esta ley”, escribió.

Criticó que parece “no existir un límite” para descontar impuestos a los ricos, pero siempre hay “limitantes para ayudar a los pobres”, como con el envío del cheque de $1,400 dólares.

“¿Qué está haciendo el Partido del Pueblo cuando, en lugar de poner todo nuestro esfuerzo en ayudar a las familias trabajadoras que luchan, estamos discutiendo sobre formas de dejarlas a un lado?”, cuestionó. “¿Para qué estamos aquí si no es para ayudar al pueblo estadounidense?”

A la postura de Watson Coleman se han sumado otros representantes, como Alexandria Ocasio-Cortez (Nueva York), quien lamentó el bloqueo del senador Joe Manchin (West Virginia) y otros demócratas al incremento salarial, así como el respaldo en enviar el cheque de estímulo de $1,400 a menos familias, en referencia a que personas que ganan $80,000 dólares al año y parejas que ingresan $160,000 dólares anuales no recibirán el apoyo.

Sin embargo, es posible que los demócratas en contra deban alinearse a la postura de sus caucuses, como el Progresista, que reconoció los ajustes al paquete en el Senado, pero consideró que el ARP mantiene su espíritu de ayuda necesaria contra la crisis de COVID-19.

“Las enmiendas finales fueron concesiones relativamente menores”, indicó el Caucus Progresista en un comunicado. “El paquete proporciona ayuda esencial para mantener a las personas en sus hogares, poner comida en la mesa, reabrir nuestras escuelas, garantizar el acceso a cuidado de niños, mantener a flote las pequeñas empresas y más”.

Algunos republicanos incluidos los senadores Bill Cassidy (Lousiana), Tom Cotton (Arkansas) y Ted Cruz (Texas), ofrecieron enmiendas contradictorias al proyecto de ayuda que apoyaron durante el gobierno del presidente Donald Trump, como el envío de dinero a reclusos.

“Los presos tienen todos sus gastos de vida y médicos pagados por el contribuyente, no pagan impuestos, no contribuyen a la base impositiva, no pueden estar desempleados. Los presos no se ven afectados económicamente por Covid”, argumentó Cassidy.

Cruz incluso presentó una enmienda para prohibir el envío de ayuda económica a indocumentados, cuando la ley aprobada en el Senado no los incluye, porque no tienen número de Seguro Social.

El líder demócrata en la Cámara, Steny Hoyer (Maryland), dijo que el ARP será votado en el pleno el martes.

“El martes, la Cámara considerará la versión enmendada del Plan de Rescate Estadounidense del Senado, de modo que podamos enviar este proyecto de ley al presidente Biden para su firma a principios de la próxima semana”, dijo en un comunicado.

El líder de la minoría en la Cámara, Kevin McCarthy (California) ha mantenido su postura en contra del paquete de ayuda del presidente Biden, al asegurar que solamente el 9% de los fondos se destinan a la lucha contra COVID-19, aunque no explica las consecuencias económicas causadas por la pandemia.