Biden a inmigrantes: “Lo puedo decir muy claramente: no vengan”

El secretario de Seguridad Nacional indica que es el mayor arribo de inmigrantes en 20 años y advierte que se está deportando a todos los adultos

Biden a inmigrantes: “Lo puedo decir muy claramente: no vengan”
El presidente Biden pide a inmigrantes no viajar a EE.UU. sin autorización.
Foto: PATRICK T. FALLON / Getty Images

El presidente Joe Biden está bajo presión por el incremento de inmigrantes que llegan a la frontera de México y Estados Unidos, especialmente niños no acompañados, a quienes se atiende en forma humanitaria, a diferencia de la anterior administración.

Un reporte extraoficial de CBS News señala que la Administración Biden tiene bajo custodia al menos a 13,000 niños migrantes recién llegados, al tiempo que otro informe de NBC News indica que abogados migratorios reconocen que familias han decidido llegar con menores, porque “es más fácil” que los reciban.

El presidente Biden apoya la inmigración, pero envía un mensaje claro a las personas que intentan cruzar la frontera en este momento: “Lo puedo decir muy claramente: no vengan”. Así lo expresó en entrevista en ABC News.

“No abandonen su pueblo, ciudad o comunidad”, agregó el mandatario, quien dijo que ese incremento de inmigrantes no es nuevo. “En primer lugar, hubo un aumento repentino en los últimos dos años… En el ’19 y el ’20, también hubo un aumento”.

Ante la insistencia del presentador George Stephanopoulos, el mandatario reconoció que la situación podría empeorar.

“Esto podría ser peor”, dijo Stephanopoulos. Biden reconoció: “Bueno, podría ser”.

A pesar de la situación en la frontera, la Administración Biden lo califica como un escenario de “emergencia”, no una “crisis”, en medio de la presión de los republicanos, como el líder de la minoría en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (California), quien viajó con varios colegas a Texas.

Un nuevo informe de Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), de la Universidad de Syracuse, muestra el incremento de detenciones de inmigrantes en la frontera por parte de agentes de la Patrulla Fronteriza, al tiempo que agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) redujo la detención de indocumentados.

El primer mes completo del presidente Biden, ICE informó que tiene bajo custodia a 13,529 personas, pero la Patrulla Fronteriza aumentó el arresto de personas de 3,024 a 4,696 en febrero. Las cifras no incluyen a los niños atendidos y enviados al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

El líder del movimiento Fuerza Migrante, Jaime Lucero, consideró “normal” que el presidente Biden pida a los inmigrantes no viajar a EE.UU., pero no por ello dejarán de hacerlo y advirtió que de continuar el flujo de personas las autoridades serán rebasadas.

“Es una realidad que tenemos enfrente… De la manera en que se está viendo, muy pronto va a rebasar lo que pueden hacer con justicia, de buena forma, los van a rebasar, porque es demasiado”, reconoció. “Es algo muy preocupante… El que ‘no vengan’ suena como un sinsentido para la gente que está sufriendo los efectos de la pobreza, de la pandemia, marginación… No basta con que el presidente les diga, eso se va a incrementar, desafortunadamente”.

Mayorkas bajo presión

La Administración Biden tiene una política de bienvenida a los inmigrantes por la vía legal, pero no alienta a los indocumentados a cruzar la frontera. El mensaje ha sido claro de la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, quien ha repetido la frase “no es buen momento para venir”, en varias ocasiones.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, se sumó a ese llamado y matizó hace un par de semana: “No estamos diciendo que no vengan… no es el momento ahora”. Este martes informó de las acciones que se están implementando para atender a lo niños, principalmente.

“Estamos en camino de encontrarnos con más individuos en la frontera suroeste que en los últimos 20 años”, advirtió. “Estamos deportando a la mayoría de los adultos solteros y a las familias. No estamos expulsando a niños no acompañados”.

Agregó que las acciones siguen los lineamientos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en medio de la pandemia de COVID-19, además de asegurar que esta oleada de inmigrantes no es un fenómeno reciente.

“Esto no es nuevo. Hemos experimentado aumentos repentinos de la migración antes, en 2019, 2014 y también antes”, indicó. “Desde abril de 2020, el número de encuentros en la frontera suroeste ha aumentado constantemente”.

El DHS utilizará el centro de convenciones del centro de Dallas para albergar hasta 3,000 adolescentes inmigrantes, reportó The Associated Press.

Los republicanos, incluido el expresidente Donald Trump, aprovechan la situación en la frontera para lanzar acusaciones a la Administración Biden y asegurar que “hay una invasión” a los Estados Unidos.

El 9 de marzo, el gobernador de Texas, Greg Abbott, calificó la situación en la frontera como un resultado de las políticas de Biden, aunque el demócrata nunca ha invitado a los indocumentados a viajar a EE.UU.

“Esta crisis como resultado de las políticas del presidente Biden invita a la inmigración ilegal y está creando una crisis humanitaria para Texas”, dijo Abbott. “Su administración está ayudando a los cárteles a ganar dinero y fortalecerse”.