¿Por qué Patrick Schwarzenegger trabajó un día como guardaespaldas de Paris Hilton?

A su paso por el programa de Jimmy Kimmel, el intérprete de 27 años ha contado su divertida experiencia

Paris Hilton.
Paris Hilton.
Foto: Jerritt Clark / Getty Images

El actor y modelo Patrick Schwarzenegger, hijo del afamado exgobernador de California y protagonista de la saga ‘Terminator’, encadenó varios empleos durante sus años de la adolescencia y mientras trataba de hacerse un hueco en la siempre competitiva industria de Hollywood, que no se lo puso precisamente fácil pese a las aparentes conexiones profesionales que podría haber heredado de su conocido progenitor.

A su paso por el programa de Jimmy Kimmel, el intérprete de 27 años ha querido hacer referencia directa a esos tiempos en los que trabajó como agente de seguridad en uno de los centros comerciales más populares del área metropolitana de Los Ángeles, The Grove, sobre todo porque fue en esos tiempos cuando tuvo que ejercer de guardaespaldas adicional para la socialité Paris Hilton, quien acudió a las citadas instalaciones a presentar su entonces último libro autobiográfico.

“Y ahí estaba yo, un chico de 15 años con un auricular en la oreja, vestido de traje y preparado para trabajar. Me dijeron: ‘Ok, hoy vas a trabajar en la seguridad de Paris Hilton, que viene a The Grove a presentar su libro y a firmar autógrafos’. Y yo me quedé: ‘Bueno, está bien, conozco a Paris'”, ha empezado a relatar durante su conversación con el famoso comunicador y humorista.

Teniendo en cuenta que en esa época su progenitor era la máxima autoridad ejecutiva del estado de California, Patrick contaba en ese período con su propio guardaespaldas, una situación derivada de su condición de familiar directo del gobernador, mientras que la citada Paris también venía de casa con su propio dispositivo de seguridad. Desde luego, la estampa que provocaron ambos con tanto séquito habría sido digna de ver en persona.

“Entonces Paris sale del coche y me doy cuenta de que uno de sus guardaespaldas había trabajado antes para mi padre. La saludé y ella me reconoció en seguida. ‘¿Patrick? ¿Pero qué haces aquí?’, me dice. ‘Voy a ser tu guardaespaldas en este día’. Y la verdad es que fue una experiencia muy divertida”, ha recordado con una sonrisa.

Mira aquí la entrevista