Se acabó la fiesta en Miami: multitudes en playa y bares obligan a imponer toque de queda

Videos muestran decenas de personas congregadas en áreas de bares y restaurantes, donde también se canceló el servicio al aire libre

Bares y restaurantes no podrán ofrecer servicio después de las 8:00 p.m.
Bares y restaurantes no podrán ofrecer servicio después de las 8:00 p.m.
Foto: Getty Images

Las autoridades de la ciudad de Miami Beach, Florida, tuvieron que imponer a partir de anoche un toque de queda, debido a las multitudes en playas, restaurantes y bares.

El administrador municipal interino Raúl Aguila, quien declaró el estado de emergencia, dijo que la situación era incontrolable e incluso recomienda mantener la prohibición hasta el 12 de abril o al término de las vacaciones de primavera, reportó el Miami Herald.

“Estas multitudes se cuentan por miles”, dijo Aguila. “Estamos al máximo”.

El toque de queda afecta a las principales franjas comerciales de South Beach: Ocean Drive, Washington Avenue, Collins Avenue y Española Way, desde las calles Quinta a 16, se reportó.

Las autoridades temen un resurgimiento incontrolado de casos de COVID-19 en la región.

Los restaurantes de la zona tenían permitido realizar entregas de alimentos hasta las 6:00 a.m., pero ahora deberán cerrar después de la medianoche.

Las autoridades indicaron que el servicio al aire libre se suspendería por completo durante el período de emergencia.

Turistas y locales se mostraron frustrados el primer día del cierre.

Algunos continuaron la fiesta en la calle, pero la Policía los comenzó a retirar.