Llevarán más vacunas del COVID-19 a vecindarios más pobres de NYC a través de centros de salud comunitaria

La estrategia de inmunización sigue siendo descrita como poco equitativa, llegando desproporcionadamente a los vecindarios más ricos y menos afectados por la pandemia

Llevarán más vacunas del COVID-19 a vecindarios más pobres de NYC a través de centros de salud comunitaria
Red de médicos comunitarios llevarán las dosis a barrios más pobres de la Gran Manzana
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

A 100 días del inicio de la estrategia de vacunación en Nueva York y en medio de crecientes reportes que comprueban que las dosis han llegado desproporcionadamente a los vecindarios más ricos y menos afectados por la pandemia, este viernes el gobernador Andrew Cuomo anunció una asociación con la red de médicos comunitarios SOMOS para acercar la inoculación a por lo menos 75 centros de El Bronx, Brooklyn, Manhattan y Queens.

“Este convenio permitirá a quienes viven en comunidades marginadas, obtener la vacuna de proveedores de atención médica de confianza. Queremos derribar las barreras de acceso y, al mismo tiempo, combatir la indecisión sobre las vacunas. Esto podrá impulsar más de 100,000 inyecciones al mes, en los brazos de los neoyorquinos más vulnerables “, calculó el mandatario estatal.

La principal ventaja que ofrece esta asociación, es que los neoyorquinos tendrán la opción de tramitar sus citas directamente con los centros comunitarios de SOMOS ubicados en sus vecindarios. Y así evitar el intrincado proceso de lograr una fecha de inoculación de forma online.

El Dr. Ramon Tallaj, presidente de SOMOS Community Care, explicó que se comprometen a apoyar la distribución de la vacuna de una forma más justa y equitativa.

“Nosotros brindamos servicios a las personas de bajos ingresos en comunidades de color, y esta asociación utilizará a nuestros proveedores de atención médica de confianza para vacunar a los neoyorquinos desatendidos”, subrayó Tallaj.

Ahora se despeja el camino para que 2,500 médicos concentrados en vecindarios de bajos ingresos, puedan garantizar las inoculaciones a futuro en un número creciente de centros que podría llegar a cien.

Este anuncio se realizó justamente cuando las autoridades de salud del Estado, ponían en funcionamiento el nuevo centro comunitario de vacunación contra el COVID-19, ubicado en el 1501 de la Avenida Jerome en El Bronx, que estará abierto este sábado 27 de marzo y domingo 28 de marzo, de 9 de la mañana a 5 de la tarde.

Quienes más se vacunan

Los balances de la estrategia de vacunación en la ciudad de Nueva York desde que una enfermera recibiera el primer pinchazo el pasado 15 de diciembre arroja algunos resultados: ya el 30% de los adultos elegibles en las diferentes categorías de elegibilidad han recibido por lo menos alguna dosis y la mitad de los mayores de 65 años no se ha vacunado.

Y mientras, diferentes sectores siguen presionando para que se acerquen los fármacos a los vecindarios realmente más afectados por la pandemia.

De acuerdo con una recopilación publicada este viernes por ‘The New York Times (NYT)‘ las tasas de vacunación más altas se encuentran en los vecindarios más ricos, “lugares donde era más probable que los residentes abandonaran la ciudad al comienzo de la pandemia”, destacó el rotativo.

En localidades del ‘Upper West Side’ y ‘Upper East Side’, aproximadamente la mitad de los adultos han recibido al menos una inyección. En Corona, Queens, donde el virus era mucho más letal, solo el 19% lo ha hecho.

El prestigioso periódico neoyorquino subraya que las razones de las disparidades varían y “no todas estarán claras con solo mirar un mapa”.

“Muchas personas mayores están confinadas en sus hogares o han tenido problemas para navegar por sitios web complejos y confusos, para lograr una cita”, concluyó el medio.

Para los neoyorquinos negros y latinos, algunas encuestas han mostrado tasas más altas de indecisión hacia algunas de las vacunas, aunque las barreras de acceso son un desafío igual, si no mayor.

También NYT destaca que para los que no hablan inglés, las limitaciones del idioma pueden crear miedo y confusión: “Para los residentes más pobres, es simplemente más difícil y costoso tomarse unas horas o uno o dos días libres para vacunarse”.

“Acerquen las dosis”

En medio de una estrategia de vacunación que ha estado marcada por altibajos y discrepancias entre las autoridades de Salud de la Ciudad y el Estado, el concejal Mark Levine, presidente del comité de salud del Concejo, está exigiendo que se “amplíe inmediatamente la elegibilidad a personas de 16 años en adelante” en los 33 vecindarios que la ciudad ha encontrado COVID-19 ha tenido un “impacto desproporcionado”.

Levine explicó que a pesar de que se han administrado más de 3.5 millones de dosis de vacunas en la Gran Manzana, hay una tasa de adultos completamente vacunados en muchos códigos postales que son la mitad o un tercio del promedio de la ciudad.

“Esto realmente ha sido una pandemia definida por la desigualdad y este esfuerzo de vacunación en la ciudad de Nueva York se define nuevamente por la desigualdad”, acotó.

Los vecindarios señalados por las encuestas con Hunts Points y Long Wood en El Bronx; Bedford-Stuyvesant y Brownsville en Brooklyn; Harlem y Washington Heights en Manhattan; Jackson Heights y East Elmhurst en Queens; y St. George y Port Richmond en Staten Island.

El alcalde Bill de Blasio por su parte sigue insistiendo que el Departamento de Salud de la Ciudad (DOHMH) tiene la capacidad de vacunar a mucho más neoyorquinos diariamente pero se requiere un aumento sustancial de suministros.

La meta de la Ciudad es que a partir del mes de mayo todos los residentes de la Gran Manzana sean elegibles para ser inoculados.

La vacuna en NYC:

  • 4,406,015 vacunas han sido enviadas a la ciudad de Nueva York desde el pasado 15 de diciembre.
  • 3,625,809 dosis habían sido administradas en la Gran Manzana hasta este viernes al mediodía.
  • 32% del total de vacunas administradas ha sido a personas que se identifican como blancos y 29% como asiáticos.
  • 17% de los inoculados han reportado que son hispanos y el 16% afroamericanos.