Cadáver de hispana secuestrada en Utah fue hallado envuelto en bolsas de basura; ya son 6 los acusados por el crimen

A Conzuelo "Nicole" Solorio-Romero, de 25 años, se la llevaron a la fuerza de su casa y le dispararon en la cabeza

Imagen ilustrativa de un secuestro.
Imagen ilustrativa de un secuestro.
Foto: Shutterstock

El cuerpo de Conzuelo “Nicole” Solorio-Romero, de 25 años, quien fue secuestrada y asesinada en Utah en febrero, fue hallado en bolsas negras de basura plásticas la semana pasada.

La joven hispana, que estaba desaparecida desde el 6 de febrero, habría sido asesinada con un arma de fuego por una supuesta deuda de dinero.

Documentos judiciales que cita KSL precisan que el 26 de marzo, detectives localizaron el cuerpo envuelto en las bolsas, hallazgo que coincide con las declaraciones de testigos del asesinato.

Orlando Esiesa Tobar, de 29 años, fue acusado el 23 de febrero junto a Jorge Rafael Medina-Reyes, de 21, en relación con el crimen. Tobar aparece en un video cargando bolsas por el negocio “Tacos Mi Caramelo”, de acuerdo con los reportes disponibles al momento.

En la escena del crimen, las autoridades recuperaron el arma de fuego con la que habrían ultimado a la joven. Se trata de una pistola robada un año antes en la ciudad de Vernal.

Este viernes, la Oficina del Distrito del Condado Salt Lake, informó que cuatro personas más fueron acusadas en relación con el asesinato de Solorio- Romero.

Carolina Márquez, de 38 años y dueña del referido negocio de comida; y su hijo, Fernando Márquez, de 22, fueron acusados ayer de asesinato, obstrucción a la justicia y secuestro agravado.

También ayer se presentaron cargos contra Cristian Noé Morales-Gonzales, de 26, e Iván Jesús Acosta, de 27, por abuso y profanación de un cadáver. Acosta y Morales también enfrentan cargos por obstrucción de la justicia.

Carolina Márquez habría ordenado el secuestro de Solorio-Romero

La prueba que manejan las autoridades apunta a que Márquez habría sido la persona que ordenó el secuestro de Solorio-Romero porque le debía dinero.

Los restos de la víctima fueron hallado un día después del arresto de Morales, en la misma fecha en que efectivos de varias agencias de ley y orden, incluyendo la policía Unificada, se trasladaron al sur del condado Tooele cerca de la ruta 73 para recuperar los restos de la hispana.

Se la llevaron a la fuerza de la casa

Solorio-Romero fue sacada a la fuerza y a punta de pistola y navaja de su residencia en 5133 W. 5400 South, en Kearns, el 6 de febrero por Tobar y Medina, señalan los documentos de la corte.

Tras su arresto, Tobar le dijo a la Policía que Carolina Márquez lo instruyó a él y a Medina-Reyes para que recogieran a Solorio-Romero el día del crimen.

En ese momento, Carolina le habría dicho al grupo que mataran el tiempo porque ella no estaría disponible por un par de horas, por lo que los compinches condujeron a condujeron a Solorio a la frontera de Wyoming y de regreso.

Asesinos le dispararon en la cabeza

Eventualmente, la mujer fue llevada a un estudio de apartamentos en West Valley City, 1136 W. Elba Ave, donde residía Carolina, y le dispararon en la cabeza.

Antes de que la balearan fatalmente, la secuestrada fue cuestionada por Tobar sobre supuesta información que le dio a la Polícía y que resultó en el arresto de uno de sus socios que se encuentra bajo custodia federal.