Estudio revela que el COVID-19 puede afectar permanentemente la función tiroidea

Esta investigación señala que la afectación que sufre la glándula tiroides forma parte de la alteración, en algunos casos permanente, que el Covid-19 realizaría sobre el sistema endocrino.

Estudio revela que el COVID-19 puede afectar permanentemente la función tiroidea
El Covid-19 puede afectar el funcionamiento de la glándula tiroides de forma permanente.
Foto: Shutterstock

Un equipo de investigadores de la Universidad de Milán en Italia, realizó una investigación que afirma que el Covid-19 puede afectar el funcionamiento de la glándula tiroides de manera permanente, incluso después de que el virus haya salido del organismo.

Inicialmente, el nuevo coronavirus daría lugar a una inflamación en la glándula tiroides que sería diferente a la que otros virus generarían, lo que podría explicar en parte la probabilidad de sufrir un daño permanente en lo que es la función tiroidea.

Resultado de la investigación

Como se dijo anteriormente, los investigadores descubrieron que el Covid-19 conlleva una inflamación de la glándula tiroidea que sería distinta a la que provocan otros virus. Esto ocurría en los pacientes con manifestaciones moderadas o severas del coronavirus.

Este estudio, que se presentó virtualmente en ENDO 2021, indicó que un tercio de los participantes aún tenía signos de inflamación tiroidea después de tres meses de curarse del virus, incluso cuando su función tiroidea estaba ya normalizada.

Antes de esta investigación, un estudio realizado en los primeros meses de 2020 había afirmado también que el Covid-19 podía causar enfermedad de tiroides en los pacientes, pero sin indicar la prolongación de esta afección.

glándula tiroides
El Covid-19 puede provocar en la glándula tiroides una inflamación mayor a la que provocan otros virus. Foto: Shutterstock

Metodología

Para propósitos del estudio, los investigadores querían determinar si la tiroiditis asociada al SARS-CoV-2 sigue el mismo patrón de inflamación que otros virus.

Para esto, los investigadores comenzaron un programa de vigilancia para monitorear la función tiroidea de los pacientes cada tres meses. Los sujetos seleccionados para esta prueba fueron aquellos que sufrían casos moderados o severos de la enfermedad.

Los pacientes pasaron por exámenes de sangre y pruebas de ultrasonido para determinar la función de su glándula tiroides, así como posibles signos de inflamación. Se descubrió que la tiroiditis en personas con Covid-19 era diferente de la tiroiditis normal en varios sentidos.

Los investigadores hallaron que la tiroiditis asociada al Covid-19 se caracterizaba por una ausencia del dolor de cuello, disfunción tiroidea, y por ser más frecuente en hombres con la enfermedad que en mujeres contagiadas.

Otro antecedente

El daño que sufriría la glándula tiroides a  causa del Covid-19 estaría enmarcado dentro de las consecuencias negativas que causaría el nuevo coronavirus en el sistema endocrino del cuerpo, y que está integrado en parte por la glándula tiroides.

Un estudio realizado en Sri Lanka habría indicado que el Covid-19 es capaz de perjudicar el sistema endocrino del organismo, conformado por la glándula pituitaria, tiroides, glándula paratiroidea, páncreas, ovarios, testículos y las glándulas adrenales.

Cualquier alteración dentro de este sistema puede dar lugar a afecciones como diabetes o un desequilibrio de las tiroides que, a su vez, puede alterar significativamente el metabolismo.

El rol que tiene la función tiroidea en el organismo y el riesgo de sufrir un daño permanentemente sobre ella acentúa todavía más la importancia de aplicar las medidas de bioseguridad necesarias a fin de evitar el contagio y transmisión del nuevo coronavirus.

También te puede interesar:

Por qué los expertos recomiendan comer caldo de pollo después de recibir la vacuna contra el Covid-19

¿El ruido influye sobre la gravedad con que afecta el Covid?