Falso casero robó millones en fondos federales y a tres agencias de Nueva York, pretendiendo ser pobre

Su elaborada estafa duró más de ocho años; además logró $50,000 en beneficios de Medicaid a los que no tenía derecho

Falso casero robó millones en fondos federales y a tres agencias de Nueva York, pretendiendo ser pobre
NYCHA fue una de las agencias estafadas.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Paul Fishbein, residente de Queens (NYC), ha sido acusado de fraude electrónico y postal, y robo de fondos del gobierno por supuestamente mentir al decir que poseía 20 propiedades de alquiler en ruinas, cobrar subsidios federales y desalojar habitualmente a inquilinos en el transcurso de un plan macabro de ocho años.

A partir de 2013, Fishbein supuestamente mintió sobre ser el propietario de 20 propiedades en El Bronx y en otras partes de la ciudad, basándose en escrituras falsas que pretendían ser transferirlas de propietarios legítimos a él.

Luego alquiló esas propiedades a familias sin hogar y de ingresos bajos a través de programas de asistencia de alquiler operados por tres agencias de la ciudad -la Autoridad de Vivienda (NYCHA), la Administración de Recursos Humanos (HRA) y la de Preservación y Desarrollo de Viviendas (HPD)-, y recaudó dinero, incluidos fondos federales, como supuesto propietario y arrendador, según una denuncia federal revelada ayer en Manhattan.

Esa denuncia estima que Fishbein defraudó a las tres agencias de la ciudad en aproximadamente $1.5 millones de dólares, incluidos más de $270,000 en fondos federales. Además de aceptar pagos, supuestamente falsificó el uso de un corredor para alquilar las propiedades y se quedó con ciertos honorarios de ese agente que la HRA emitió como pago.

La mayoría de las propiedades que afirmó poseer eran inhabitables y Fishbein a menudo desalojaba a las familias poco después de que se mudaran, según la denuncia.

También fue acusado de fingir la elegibilidad financiera para Medicaid desde al menos 2014. Fishbein supuestamente le dijo a la HRA que trabajaba en una empresa donde su ingreso total era de aproximadamente $150 dólares a la semana o $600 al mes, cuando en realidad ganaba cientos de miles de dólares cada año.

Los fiscales alegan que Fishbein recibió casi $50,000 en beneficios de Medicaid a los que no tenía derecho a través de ese ardid, reportó NBC News.

“Como se alega, Paul Fishbein no sólo se aprovechó de los neoyorquinos necesitados, sino que también defraudó los programas del gobierno federal y de la ciudad diseñados para ayudar a esas mismas personas”, denunció Audrey Strauss, fiscal federal del Distrito Sur de Nueva York.