Terminan huelga de hambre tras aprobación de fondos en presupuesto de NY para trabajadores excluido

Realizan un rally en Manhattan para anunciar el fin del ayuno que mantuvieron por 23 días decenas de inmigrantes

Foto: Make The Road New York / Cortesía


La Legislatura Estatal y el gobernador Andrew Cuomo lograron un acuerdo para aprobar el presupuesto estatal en el cual se incluyeron $2,100 millones de dólares para dar ayuda financiera a más de 290,000 trabajadores esenciales excluidos. Y aunque la cifra no fue los $3,500 millones que pedían decenas de inmigrantes que se mantenían en huelga de hambre desde hace 23 días, sí fue suficiente para considerar que lograron una “victoria” y terminar así con la medida de presión.

Durante un rally este miércoles en el ‘Washington Square Park’, en Manhattan, los huelguistas se unieron a activistas, organizaciones pro inmigrantes y funcionarios electos, para anunciar el fin de su protesta. Con carteles que leían “$2.1 billones! Con B! “ y comiendo tacos dorados y mango, los participantes del ayuno expresaron su satisfacción por su triunfo y el impacto que la ayuda financiera tendrá en sus vidas.

“Han pasado 23 días sin comer, en los que tenían hambre y dolor. Pero no solo han pasado 23 días. De hecho, han sido décadas de dolor, el dolor de la indiferencia y la negligencia. Hoy, nuestro trabajo ha sido reconocido. Nuestra dignidad ha sido reconocida y levantada al aprobar este fondo”, dijo la trabajadora excluida Ana Ramírez, miembro de ‘New York Communities for Change’.

“Son más de $2.1 mil millones de dólares. En realidad, es un reconocimiento a los trabajadores indocumentados. Este es el futuro que dejamos para nuestros hijos y un recordatorio para aquellos que dudaban de nosotros. Esta es la prueba de que lo hicimos”, agregó la huelguista.

Felipe Idrovo, miembro de ‘Make the Road New York’ (MRNY) y quien también ayunó por 23 días, expresó que este país “es conocido por la democracia y por las libertades, pero la forma en que las conseguimos es luchando en las calles y exigiendo lo nuestro. Continuaremos luchando durante muchos años más”.

“La gente ha ganado esta victoria. Es una victoria del pueblo. El estado de Nueva York finalmente hizo lo correcto. Pero estos $2,100 millones de dólares casi le cuestan la vida a los trabajadores. Nunca debió haber llegado a esto”, dijo la asambleísta Carmen De La Rosa durante el rally.

Por meses miles de trabajadores en su mayoría inmigrantes habían demandado ayuda financiara por parte del Estado y la Ciudad, luego que muchos fueron excluidos desde el comienzo de la pandemia del COVID-19 de los planes de estímulo económico estatales y del Gobierno federal debido a su estatus migratorio. La huelga de hambre fue la escalada final en una campaña de meses para obtener fondos, y más de 100 trabajadores y aliados comunitarios se unieron en el transcurso del ayuno.

Los inmigrantes que se mantenían en huelga de hambre declararon victoria. / Foto: Suministrada.

Organizaciones satisfechas

“Los trabajadores excluidos se organizaron, hicieron miles de llamadas a los legisladores, marcharon por las calles y arriesgaron sus vidas durante 23 días en huelga de hambre para garantizar que los líderes del estado de Nueva York cumplieran con los más afectados por la pandemia. Sus esfuerzos derrotaron lo peor de los intentos del gobernador Cuomo de reducir la financiación y agregar restricciones onerosas que habrían excluido a decenas de miles más. Su compromiso ha dado sus frutos”, dijo José López, co-director ejecutivo de MRNY.

La Coalición de Inmigración de Nueva York (NYIC), indicó que este acuerdo histórico era “la mayor inversión que se ha hecho en los 4.4 millones de inmigrantes de Nueva York en décadas en negociaciones del presupuesto estatal”.

“Gracias al gobernador Cuomo y al liderazgo de la líder de la mayoría del Senado Andrea Stewart-Cousins y al presidente de la asamblea, Carl Heastie, los inmigrantes neoyorquinos que han estado en la primera línea de esta pandemia pueden dormir un poco mejor sabiendo que la ayuda está en camino. Desde Brooklyn hasta Buffalo, cientos de miles de familias inmigrantes de Nueva York ahora tendrán acceso a asistencia por desempleo a través del primer programa de su tipo en la nación”, dijo Murad Awawdeh, co-director ejecutivo interino de la NYIC.

La NYIC especificó que gracias al Fondo para trabajadores excluidos, las familias inmigrantes de Nueva York podrán pagar el alquiler, alimentar a sus familias, comprar pañales, fórmula y otros elementos esenciales para ayudar a sus familias a superar este momento difícil. Además, el presupuesto de 2022 asegura que innumerables neoyorquinos de bajos ingresos tendrán acceso a un abogado cuando se enfrenten a los tribunales de inmigración del país.

Entre tanto, The Legal Aid Society recordó que los trabajadores esenciales “nunca dejaron de trabajar durante la pandemia y mantuvieron en funcionamiento la ciudad y el estado mientras ponían en riesgo sus propias vidas y las de sus familias. A pesar de su increíble sacrificio, tuvieron que luchar ferozmente por este fondo durante más de un año y superar los intentos del gobernador Cuomo de sabotear el fondo”.