Tomiii 11: el niño con una enfermedad cerebral que sueña con ser un famoso youtuber

Tomás encontró en contar su vida el perfecto desahogo para salir adelante ante la adversidad y solo deseaba que muchos más escucharan sus historias. Su deseo se volvió realidad

Tomiii 11: el niño con una enfermedad cerebral que sueña con ser un famoso youtuber
El pequeño Tomi suele hablar de cosas de su vida cotidiana.
Foto: Shutterstock

En las últimas horas, los usuarios de Internet y en particular de YouTube se han movilizado para que un pequeño con una terrible enfermedad pueda concretar su más grande sueño: ser un famoso youtuber.

El pequeño es originario de Chile y su canal en YouTube se llama “Tomiii 11”. El menor aparece en sus videos con un ojo parchado y se puede apreciar una limitación que tiene en su motricidad en la parte izquierda de su cuerpo, producto de una severa enfermedad cerebral que padece.

Al principio, este pequeño youtuber subía videos en donde contaba cosas cotidianas de su vida, de lo que le gusta, de su familia, de sus gatos, y pedía encarecidamente que la gente que veía sus historias se suscribiera al canal.

Uno de los usuarios de YouTube decidió compartir la historia de este pequeño en sus redes sociales y su deseo pronto se hizo viral.

De tener unas cuantas visitas y no más de 25 suscriptores a su canal, “Tomiii 11” registra, hasta hoy, 3,6 millones de seguidores y miles de visitas en cada uno de sus videos.

Advierte de estafadores que se cuelgan de su fama de youtuber

Luego de que se volviera popular, Tomás, como realmente se llama el pequeño, ha advertido a todos sus seguidores que no se dejen engañar, ya que lamentablemente hay gente mala que se está aprovechando de su imagen y fama para estafar.

El niño indicó que ya circulan cuentas falsas de YouTube en donde los estafadores piden dinero para supuestamente pagar tratamientos médicos, cosa que él no hace, ni haría.

Te puede interesar:

¿Recuerdas a Edgar, el primer niño que se hizo viral en YouTube? Así luce 14 años después

Youtuber finge vacaciones en Bali, Indonesia, desde una tienda Ikea…¡y se lo creen!