¿Por qué la miel es un gran aliado para acelerar la pérdida de peso?

La miel es oro líquido para la salud y también es un gran aliado para bajar de peso. Es un alimento completo, sumamente nutritivo, rico en antioxidantes y lleno de energía, que beneficia el metabolismo y promueve de manera natural el adelgazamiento

Todos queremos estar más saludables, de tal modo que no resulta sorprendente saber que en los últimos meses la popularidad en el consumo de super-alimentos ha aumentado significativamente. Si bien por fortuna la lista de opciones es larga, variada y versátil, existen algunos que simplemente no pueden faltar en toda alimentación saludable y uno de ellos es la miel. Se trata de un fluido amarillo muy dulce y viscoso que es producido por abejas del género Apis Mellifera, se caracteriza por ser una gran fuente de energía y una compleja fórmula nutricional. Si bien es cierto que los beneficios de la miel no son en lo absoluto una novedad, sus propiedades para estimular la pérdida de peso para muchos sí lo son.

Al ser un alimento dulce y calórico durante muchos años se tuvo una falsa creencia sobre las consecuencias del consumo de miel en el peso corporal. Hoy sabemos que es un simple mito y que la miel se suma a los alimentos que benefician el adelgazamiento a través de diferentes cualidades:

– La miel moviliza la grasa almacenada. Cuando esta grasa se quema con el objetivo de proporcionar energía al organismo para las actividades diarias, se promueve una disminución del peso corporal. Por lo tanto se podría decir que la miel beneficia la quema de calorías y grasas. 

– Es un alimento muy nutritivo. La miel es un tesoro nutricional que contiene importantes compuestos que benefician la salud y el peso corporal. Llama la atención saber que es un alimento completamente libre de grasa, también dependiendo de la variedad de las flores y del tipo de colmena, ofrece más de sesenta sustancias diferentes. Destacan los azúcares, ácidos orgánicos (cítrico, láctico, fosfórico), vitaminas (C, B1, B2, B3, B5), ácido fólico, minerales (fósforo, calcio, magnesio, silicio, hierro, manganeso, yodo, zinc, oro y plata), aminoácidos esenciales, esteroles, fosfolipidos, falvonoides, polifenoles y enzimas. Todas estas sustancias mejoran el funcionamiento de órganos y sistemas, además se caracterizan por sus propiedades antiinflamatorias que benefician la pérdida de peso. 

– La miel ayuda a no subir de peso. Para las personas con sobrepeso u obesidad, la miel no solo reduce el riesgo de trastornos cardiovasculares, sino que también es un gran aliado natural para no aumentar el peso corporal. Según una investigación publicada en Scientific World Journal, combinado con actividad física regular y una dieta balanceada, el consumo de miel es de gran ayuda para llevar una vida más activa y saludable.

– Sobre el tipo de azúcar que contiene la miel. Sin lugar a dudas este el contenido de azúcar en la miel, es uno de los aspectos que más controversia causa entorno a la pérdida de peso. Es cierto: la miel contiene azúcar, sin embargo a diferencia del azúcar refinada, la miel contiene una larga lista de nutrientes benéficos para la salud y el adelgazamiento. Además es una opción muy saludable de endulzante natural, muy al contrario de los efectos que produce un alto consumo de azúcar de mesa refinada que se considera una fuente de “calorías vacías”. Normalmente, para digerir el azúcar se utilizan vitaminas y minerales almacenados en el cuerpo y estos nutrientes son esenciales para disolver las grasas y el colesterol, por lo que ingerir azúcar pura es un desperdicio. Por lo tanto, cuando consumimos demasiados azúcares procesados somos muy susceptibles al aumento de peso no solo por las calorías, sino también por la consiguiente falta de vitaminas y minerales. La miel podría equilibrar este efecto porque es una buena fuente de nutrientes que podría ayudar a las personas en sus esfuerzos por perder peso cuando se consumen en cantidades limitadas.

– Contiene poderosos antioxidantes que aceleran la pérdida de peso La miel es nutritiva y está llena de antioxidantes. Según una investigación publicada en el portal de Ayurveda, comer ajo sumergido en miel es un poderoso remedio para promover la pérdida de peso. En dicho estudio la sugerencia es conservar dientes de ajo sumergidos en miel y consumir uno todos los días antes del desayuno, es considerado un poderoso remedio natural que se asocia con grandes cualidades para combatir la obesidad ¿La razón? Sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y sus efectos para acelerar el metabolismo. Además en concreto sus poderosos antioxidantes son clave para combatir a los radicales libres, que se asocian con un mayor riesgo de padecer enfermedades crónicas como la diabetes y la obesidad. 

– Gran fuente de energía. Según información liberada por la Fundación del Corazón, consumir miel favorece la producción de energía por su gran aporte en azúcares, entre un 75-80%, de los cuales aproximadamente el 70% son glucosa y fructosa, dos monosacáridos que se absorben con rapidez en la mucosa intestinal y que proporcionan energía en pocos minutos. Por lo tanto es el alimento ideal para aumentar en rendimiento físico y mental, se recomienda en personas anémicas, con depresión, fatiga crónica y es maravillosa para los deportistas.

Es importante vigilar la cantidad de consumo, finalmente es un alimento calórico y rico en azúcares. Debido a que 100 gramos de miel aportan unas 300 calorías, se recomienda consumir en cantidades moderadas (unos 10 gramos/día) para beneficiar cualquier plan de adelgazamiento. Lo mejor de todo es que es inmensamente versátil y va de maravilla con fruta, queso fresco, yogurt, avena y en licuados, de está manera obtendrás su larga lista de beneficios sin un gran aumento calórico.

Te puede interesar: