Paulina Rubio pierde la custodia de uno de sus hijos

La batalla legal entre Paulina y su expareja llegó a su fin, pero la cantante perdió el juicio

Paulina Rubio pierde la custodia de uno de sus hijos
Paulina Rubio.
Foto: Carlos Alvarez/Getty Images

Después de varias audiencias, un juez determinó recientemente que Gerardo Bazúa es el padre de Eros, fruto de su relación con la cantante Paulina Rubio, y tiene derecho a convivir con él. 

En pocas palabras, Gerardo ganó esta batalla legal después de que demandara a Paulina argumentando que ella había aprovechado su poder económico para esconderlo y llegó a tener comportamientos que pusieron en riesgo la integridad del menor.

El exconcursante de ‘La Voz México’ solicitaba ser el padre biológico y legal de Eros y de esta forma poder ver al niño, ya que la cantante no permitía que viera a su hijo más que unos cuantos minutos de vez en cuando.

Cabe mencionar que, el caso, originado desde 2019, había venido aplazándose por las restricciones derivadas del Covid-19, pero el juez logró dar por fin su veredicto.

Ahora, la cantante no solo tendrá que compartir la custodia de su hijo, pues Bazúa solicitó no tener toda la responsabilidad de la manutención, tomando en cuenta que la diferencia de ingresos con Rubio es bastante amplia.

Además, había exigido una manutención para él, indemnización y hasta un seguro de vida, sin embargo, se desconoce si esto falló a favor de Bazúa o de la estrella del pop.

De hecho son pocos los datos que han trascendido luego de que la expareja llegara a un acuerdo en los juzgados, pues han firmado un acuerdo de confidencialidad.

La relación de Paulina y Gerardo fue, por un tiempo, perfecta, hasta que los problemas que surgieron entre ellos fueron tan grandes que decidieron dar por terminado el noviazgo que mantuvieron por cinco años, de 2013 a 2018. Pero, al haber procreado un hijo, la separación no ha sido tan fácil de disuadir.

Rubio ha tenido que atravesar por distintas batallas legales con sus exparejas, la de Nicolás Vallejo ‘Colate’ ha sido la más polémica debido a las declaraciones públicas que el español ha hecho, en las que ha señalado que la cantante no está en condiciones de educar a su hijo correctamente.