Dos veterinarios en Chile vacunaron a personas supuestamente contra coronavirus con dosis para perros

Los médicos se encuentran bajo investigación de las autoridades; la Secretaría de Salud (Seremi) de la región de Antofagasta estima que, en total, serían más de 70 las personas inoculadas con la vacuna óctuple para perros

Dos veterinarios en Chile vacunaron a personas supuestamente contra coronavirus con dosis para perros
Un miembro de la Policía Canina de Chile adiestra a un Golden Retriever, como parte de las iniciativas anti coronavirus en el país.
Foto: MARTIN BERNETTI / AFP / Getty Images

Una veterinaria chilena admitió públicamente esta semana que vacunó a cuatro personas y a ella misma contra el coronavirus con una dosis de inmunización que se utiliza para tratar ésa y otras enfermedades en perros.

El conteo de la Secretaría de Salud (Seremi) de la región de Antofagasta apunta a que, en total, serían más de 70 las personas inoculadas con la vacuna óctuple para perros.

El inmunizante llamado óctuple se le administra a los perros para protegerlos de ocho enfermedades que incluyen coronavirus canino (Coronavirosis canina), Hepatitis Infecciosa Canina, Influenza y Leptospirosis.

Un segundo veterinario que está siendo investigado por la agencia dijo a las autoridades que solo se vacunó a sí mismo.

De acuerdo con el reporte este martes de la agencia de noticias Associated Press, el caso fue revelado en principio por el periódico El Mercurio de Antofagasta. Las inmunizaciones se realizaron en la ciudad de Calama durante el segundo semestre de 2020. En ese momento, Chile no había recibido las vacunas contra el coronavirus, que empezaron a llegar en diciembre.

La subsecretaria de Salud de Antofagasta, Roxana Díaz, declaró a medios de prensa que se enteró de la situación después que personal de la clínica veterinaria de la doctora María Fernanda Muñoz denunció que ésta no respetaba las normas sanitarias.

“Llegamos al local, y, al ver al personal sin mascarilla, le consultamos y ellos dicen que fueron vacunados por la veterinaria (Muñoz) contra la COVID-19, cuando todavía no teníamos la vacuna. Estoy hablando del año pasado”, dijo Díaz al canal 24 Horas.

Muñoz reconoció al canal que se vacunó y que además suministró la dosis a su secretaria, al esposo de ésta y a los dos hijos del matrimonio.

“Si es tan mala la vacuna, a mí no me hizo nada. ¿Por qué no viene el Seremi de Salud (la autoridad regional) y prueba si mi sangre tiene anticuerpos?”, cuestionó la veterinaria a modo de desafío.

Por su parte, la secretaria de la doctora planteó que ni sus familiares ni ella experimentaron problemas luego de administrada la vacuna óctuple.

“Mi esposo en la empresa que trabaja, que había demasiado contacto, estuvo con esas personas y él no se contagió por la vacuna que le puso la doctora”, alegó la mujer según citada por Associated Press.

Aunque la doctora argumentó que no vacunó a nadie más, un testigo, al que la veterinaria le ofreció la dosis para perros, declaró a las autoridades que Muñoz habría vacunado entre 70 a 75 personas y le restaban 90 dosis más.

Un segundo veterinario experimentó con la vacuna para perros

El segundo veterinario señalado por dicha práctica fue identificado como Carlos Pardo. Este alega que hizo un estudio en seres humanos para probar la supuesta efectividad de la vacuna y que su interés es inocular a más humanos. El sujeto se vacunó a sí mismo y las autoridades investigan a cuántas personas más pudo haber inmunizado.

El reporte del referido medio chileno indica que el médico desarrolló un escrito con información falsa titulado “Inmunización cruzada con vacuna coronavirosis canina como tratamiento preventivo, en seres humanos con riesgo de contagio y desarrollar la enfermedad por coronavirus COVID-19” que compartió en redes sociales con otros galenos citando supuestos casos exitosos en Argentina.

“Esto es muy peligroso. Hay estudios que dicen que los efectos en personas pueden ser locales, como irritación por los medicamentos que trae o efectos sistémicos”, alertó Díaz.

Al momento, ninguna autoridad de salud ha indicado que la vacuna óctuple sea efectiva en humanos, ni siquiera lo han sugerido. La efectividad contra el coronavirus en humanos no ha sido probada mediante estudios científicos y la administración de la vacuna óctuple en humanos no está permitida.

Pardo fue multado con poco más de nueve millones de pesos (unos $9,200 dólares), mientras que Muñoz con unos 10 millones de pesos (unos $10,300 dólares). Además, ambos enfrentan un sumario por infracción a la ley sanitaria.

Ambos casos fueron transferidos a la fiscalía local de Calama.