Policía en Columbus, Ohio, divulga nuevos videos de pelea que culminó en asesinato de menor de 16 años

Entre el momento en que sale de la patrulla y dispara por primera vez, el agente que mató a Ma'Khia Bryant - identificado como Nicholas Reardon- se tomó unos 10 segundos

Policía en Columbus, Ohio, divulga nuevos videos de pelea que culminó en asesinato de menor de 16 años
Un altar improvisado en recordación de Ma'Khia Bryant, muerta a manos de la Policía en Columbus, Ohio.
Foto: JEFF DEAN / AFP / Getty Images

La Policía en Columbus, Ohio, no ha podido precisar si la llamada al sistema 911 el martes por un intento de apuñalamiento fue realizada por Ma’Khia Bryant o por las otras jóvenes con las que esta se enfrentó antes de que fuera abatida por un agente.

La familia de Bryant, afroamericana de 16 años, alega que fue la joven quien llamó al sistema de emergencia para pedir que enviaran agentes policiales a rescatarla de un grupo de jóvenes que amenazaba con atacarla.

Las autoridades no han corroborado la información de los parientes de la fallecida y se limitaron a liberar los audios.

“Nosotros necesitamos un oficial de la policía aquí”, indica una voz femenina al operador del 911 mientras se escuchan gritos de fondo. A medida que la llamada avanza, la fémina añade: “Están estas muchachas grande tratando de pelear con nosotros”.

Bryant, quien se encontraba en un hogar de crianza, fue acribillada cuando amenazaba con agredir con cuchillo en mano a otras dos muchachas.

En videos adicionales de las cámaras corporales de los agentes divulgadas este miércoles, se ve el altercado desde distintos ángulos.

En las grabaciones se aprecia cuando un grupo de agentes arriba a la escena y divisa a la menor vestida de negro empuñando un cuchillo.

El agente, identificado como Nicholas Reardon, le pide a Bryant que se agache, antes de disparar cuatro tiros.

Entre el momento en que sale de la patrulla y dispara por primera vez, el agente se tomó unos 10 segundos.

Para muchos, el oficial se excedió en su acción, ya que debió avisar que la joven se exponía a fuerza letal o utilizar una pistola paralizante (Taser) como primer recurso antes de disparar con el arma de fuego.

Otros plantean que el agente pudo haberle disparado en una parte del cuerpo menos riesgosa.

De hecho, en las grabaciones se escucha cuando testigos le gritan a Reardon tras el tiroteo.

“Ella tenía un cuchillo. Ella se fue hacia la otra”, plantea Reardon.

“¡Es una jodi** niña, hombre! Cara**, ¿eres estúpido?”, replica un hombre.

A juicio de analistas de uso de fuerza letal por parte de la Policía como Kevin Davis, la acción del oficial fue justificada.

“Lo que tenemos en este caso es la percepción de amenaza de muerte y una respuesta del oficial con fuerza letal para detenerla”, planteó Davis WKYC.

“Basado en lo que sabemos a este momento, yo diría que fue una decisión razonable”, añadió el exoficial, un veterano con 39 años de servicio que ahora labora en el sistema de tribunales.

El entrevistado argumentó que haber utilizado una pistola Taser o cualquier otro método para detener el incidente, pudo haber resultado en la muerte de la otra joven.

“A mí me encantaría decir que nosotros pudimos dispararle al cuchillo para que cayera de su mano o dispararle en la pierna, pero esas cosas no son realistas bajo estas circunstancias cuando un oficial está disparando para salvar una vida”, puntualizó.