Conmoción por muerte de gemelos recién nacidos en edificio NYCHA en Queens

La madre de 23 años fue detenida; uno de los cuerpos fue hallado en el cuna y el otro debajo del fregadero de la cocina

Conmoción por muerte de gemelos recién nacidos en edificio NYCHA en Queens
Parque de recreo en edificio NYCHA.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Unos gemelos varón y niña de sólo seis semanas de nacidos fueron encontrados muertos dentro de un apartamento en un edificio NYCHA en Queens ayer y su joven madre fue detenida.

Los bebés Dakota y Dallis Bentley fueron descubiertos alrededor de las 3:10 p.m. durante un control policial de bienestar en un apartamento en Woodside Houses, en la calle 51 en la 32 avenida, informó NYPD.

El chequeo de bienestar fue solicitado por un familiar que se preocupó cuando la madre le dio respuestas evasivas al preguntarle sobre los bebés. Cuando apareció la policía, la joven madre Danezja Kilpatrick de 23 años estaba en casa y parecía agitada.

Dallis fue encontrado primero dentro de la cuna de un dormitorio con lo que parecían ser heridas de arma blanca, dijeron fuentes policiales. Luego, la policía preguntó a la madre sobre la niña Dakota.

“Ella señaló hacia el fregadero”, dijo el jefe de viviendas de la policía de Nueva York, David Barrere, en una conferencia de prensa anoche. Siguiendo las instrucciones de la madre, la policía la encontró envuelta en una manta rosa debajo del fregadero de la cocina.

“No puedo soportarlo más”, dijo la madre a la policía, según las fuentes. Ambos bebés fueron declarados muertos en la escena por paramédicos (EMS).

Se recuperó un cuchillo en el apartamento, según la policía. La Oficina del Médico Forense de la ciudad determinará las causas y momentos de las muertes.

La madre fue esposada y llevada a la Comisaría 114 para ser interrogada, reportó New York Post. La Administración de Servicios a la Niñez (ACS) también está investigando el caso.

Las autoridades le recuerdan a los ciudadanos que Nueva York tiene una ley de refugio seguro, que permite a los padres renunciar a un recién nacido de hasta 30 días de forma anónima y sin enjuiciamiento, en hospitales, estaciones de policía o de bomberos y otros espacios designados. También puede dejarlo con alguien y notificar inmediatamente a las autoridades sobre la ubicación del infante.