Biden revela su Plan para Familias de $1.8 billones de dólares

El proyecto se enfoca en apoyos fiscales para niños, dependientes, educación y personas con bajos salarios, además de incrementar impuestos a los más ricos

Biden revela su Plan para Familias de $1.8 billones de dólares
El presidente Biden reveló la segunda fase de su nuevo proyecto económico.
Foto: BRENDAN SMIALOWSKI / AFP / Getty Images

El gobierno del presidente Joe Biden reveló su Plan para Familias Estadounidenses, el cual busca aplicar mayores beneficios fiscales a las familias con hijos, invertir en educación, capacitación e incrementar los impuestos a los más ricos.

El proyecto de $1.8 billones de dólares es la segunda parte del programa económico que comenzó con el Plan de Empleos Estadounidense de $2.25 billones de dólares, enfocado en invertir en infraestructura y creación de trabajos mejor remunerados. Ambos por aprobarse en el Congreso.

“En total, el Plan para Familias Estadounidenses contempla $1.8 billones en inversiones y créditos fiscales para familias y niños estadounidenses mayores de diez años”, se indica. “Consiste en alrededor de $1 billón en inversiones y $800 mil millones en recortes de impuestos para familias y trabajadores estadounidenses”.

Uno de los pilares del proyecto es incrementar los impuestos a los más ricos, para pagar una tasa de 39.7 por ciento, en lugar del 37 por ciento aprobado en 2017. Eso afectaría a quienes ganan más de $400,000 dólares anuales, que es menos del dos por ciento.

También hay ajustes al sistema de impuestos que aplica el IRS, a fin de que los más ricos eviten el pago, aprovechando las lagunas en el Código Fiscal.

“(Se) propondrá un conjunto de medidas para asegurarse de que los estadounidenses más ricos paguen su parte de los impuestos, al tiempo de que se asegura de que nadie que gane $400,000 dólares al año o menos verá subir sus impuestos”, dice la propuesta.

Con este proyecto y el de empleos se estima que las inversiones se cubran en su totalidad en 15 años, pero habrán establecido una robusta base social, al reducir la pobreza y mejorar la infraestructura.

Los dos ejes son los apoyos directos a niños y familias y la ampliación de recortes de impuestos para familias con niños y trabajadores.

“(Se) brindará apoyo directo… para garantizar que las familias de ingresos bajos y medios no gasten más del siete por ciento de sus ingresos en cuidado infantil y que el cuidado infantil al que acceden sea de alta calidad”, indica.

Esto se hará a través de programas como el Crédito Fiscal por Hijo, el cual otorgaría hasta $3,600 dólares por menor y se pretende su aplicación al menos al 2025. Este programa es similar al aprobado en el Plan de Rescate Estadounidense.

Otros apoyos incluyen beneficios por licencia de maternidad y el retorno fiscal de hasta $8,000 dólares para las familias con dos o más niños y $4,000 dólares para un menor.

También busca ampliar los programas de alimentos específicos para menores, a través de cupones conocidos como SNAP.

“Brindará asistencia nutricional fundamental a las familias que más la necesitan y ampliará el acceso a comidas saludables para los estudiantes”, indicaron funcionarios de la Casa Blanca.

“Si bien el Plan de Rescate Estadounidense brindó un alivio significativo a cientos de millones de estadounidenses, un alto número de familias y trabajadores sienten la presión de los salarios demasiado bajos y los altos costos de satisfacer sus necesidades básicas y sus aspiraciones”, reconoce la Administración Biden.

El proyecto busca extender los recortes de impuestos que fueron aprobados en el Plan de Rescate Estadounidense, como el mencionado Crédito Tributario por Hijo, el Crédito Tributario por Ingreso Laboral y el Crédito Tributario por Cuidado de Niños y Dependientes.

“Se ha demostrado que los créditos fiscales para las familias trabajadoras mejoran el rendimiento académico y económico de los niños con el tiempo”, defiende la Casa Blanca.

Incluso se contemplan los créditos fiscales que permiten a las familias ahorrar en el seguro médico.

“Estos créditos brindan un alivio de la prima que está reduciendo los costos del seguro médico en un promedio de $50 dólares por persona al mes para nueve millones de personas”, se presume. Esto también permitirá que cuatro millones de personas sin seguro obtengan cobertura.