Por qué la remolacha es un alimento básico en la dieta diabética

La remolacha es una de las hortalizas más nutritivas y energéticas. Está repleta de antioxidantes, vitaminas, minerales y fibra, que benefician el control de la glucosa en sangre y reducen la resistencia a la insulina

Por qué la remolacha es un alimento básico en la dieta diabética
La remolacha es una magnífica adición dietética para los diabéticos. Es muy saciante y rica en fibra, lo que favorece el control del apetito.
Foto: Pxhere

Hoy en día la tendencia de nutrición es clara y nos invita a basar la dieta en el consumo de alimentos naturales integrales. Por supuesto que los primeros en la lista son la amplia y colorida gama de frutas y vegetales, la naturaleza es sabia y pone a nuestro alcance las mejores variantes para mejorar la salud y prevenir todo tipo de enfermedades. Si bien es cierto que la alimentación juega un papel fundamental en la prevención y control de todo tipo de enfermedades crónicas, de manera particular la dieta es clave en el buen manejo de la diabetes. Con base en ello cada día más personas se preguntan sobre los mejores alimentos para integrar en la alimentación diabética y hoy nos corresponde hablar acerca de las inmensas bondades que trae consigo el consumo de remolacha.

La remolacha es considerada uno de los super-alimentos del momento. Se trata de un potente tubérculo de gran personalidad que se caracteriza por su pulpa densa y muy suculenta, de color rojo intenso. Se ha utilizado durante siglos para tratar diversas afecciones de salud, es por ello que brilla por sus beneficios medicinales que se relacionan con beneficios para combatir el estreñimiento, la presión arterial y el colesterol alto. Es un buen aliado para combatir la fiebre, beneficia el funcionamiento cardiovascular y promueve la pérdida de peso, además se asocia con grandes bondades anticancerígenas. Lo cierto es que se trata de una de las hortalizas más dulces y llenas de energía, lo cual en un principio despertó ciertas dudas sobre sus efectos en la dieta diabética. Hoy sabemos que es un alimento seguro, nutritivo y que beneficia el manejo de la diabetes. 

Sobre sus beneficios contra la diabetes:

Las remolachas son ricas en poderosos antioxidantes, vitaminas, minerales y nutrientes esenciales que disminuyen el riesgo de diabetes y en caso de padecerla promueven un mejor manejo de la enfermedad. Descubre todo lo que esta adición dietética podrá hacer por tu salud. 

1. Reducen el azúcar en sangre

La composición de las remolachas es única, se caracterizan por ser ricas en fitoquímicos que han demostrado tener un efecto regulador sobre la glucosa y la insulina en los seres humanos. De hecho se cuenta con un estudio muy interesante que lo comprueba, en el cual se investigaron los efectos de la ingesta de jugo de remolacha en los niveles de glucosa en sangre después de comer. Los resultados fueron sorprendentes ya que el estudio comprobó que el hábito de beber 225 mililitros (o un poco menos de 1/2 taza) de jugo de remolacha resultó en una supresión significativa de la glucosa sobre todo cuando se consume después de las comidas principales. Sin lugar a dudas un grandioso remedio natural para las personas que sufren constantes alteraciones y picos de glucosa en sangre. 

2. Menor riesgo de enfermedad crónica

No es ninguna novedad decir que los alimentos ricos en antioxidantes, son uno de los mejores aliados dietéticos en la prevención de enfermedades degenerativas. De manera específica se sabe que la remolacha es un poderoso antioxidante que ayuda a combatir el efecto de los radicales libres que pueden dañar las células. El daño celular causado por los radicales libres se llama estrés oxidativo, que se ha relacionado con una serie de enfermedades graves, incluidas las enfermedades cardíacas, el cáncer y por supuesto la diabetes. Además este poder antioxidante le confiere grandes beneficios antiinflamatorios. Llama la atención saber que las  remolachas contienen hasta 1.7 milimoles de antioxidantes por cada 3.5 onzas, incluido un grupo de antioxidantes llamados betalaínas, que son responsables de su color rojizo.

3. Disminuyen las complicaciones relacionadas con la diabetes

La diabetes se relaciona con otras afectaciones en el estado de salud general, es bien sabido que deteriora el funcionamiento de órganos y sistemas. Daña los vasos sanguíneos pequeños (microvasculares) y los vasos sanguíneos más grandes (macrovasculares), esto conduce a complicaciones que pueden afectar los ojos, el corazón, los riñones y otras partes del cuerpo. La buena noticia es que se cuenta con investigaciones y estudios en los que se ha comprobado que los antioxidantes como los que se encuentran en la remolacha, reducen el riesgo de complicaciones de la diabetes, entre las que se incluyen: retinopatía, nefropatía, neuropatía, enfermedad del pie diabético y diversas enfermedades cardiovasculares. 

4. Menor posibilidad de desarrollar resistencia a la insulina

Probablemente está sea una de las más grandes cualidades que aportan las remolachas en el control de la diabetes: existe evidencia científica que comprueba que uno de los metabolitos que se encuentran en altas concentraciones en la remolacha puede reducir la resistencia a la insulina. Cabe mencionar que el mismo metabolito se encuentra en los niveles sanguíneos humanos, pero es más bajo en personas con resistencia a la insulina, prediabetes y factores de riesgo cardiovascular que en personas sanas. Así lo sugiere un pequeño estudio liberado en 2017, el cual se realizó en participantes obesos que consumieron jugo de remolacha con carbohidratos demostraron una menor resistencia a la insulina que los participantes no obesos. Las conclusiones sugieren que las personas obesas pueden beneficiarse del consumo de remolacha y otros alimentos ricos en nitratos. Otro estudio que llama la atención al respecto, se enfoca en los beneficios particulares de la ingesta de jugo de remolacha durante una comida al día: los participantes tenían respuestas de insulina y glucosa más bajas después de la comida.

Además el consumo de remolacha se asocia con otros grandes beneficios nutricionales y medicinales. Se trata de un vegetal con bajo índice glucémico (lo que significa que libera azúcar lentamente en la sangre), ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre bajos y es un gran complemento para satisfacer el antojo de azúcar. Lo mejor de todo es que su contenido en fibra hace que sea un alimento muy saciante, que beneficia la digestión, la salud intestinal y la pérdida de peso. Apuesta por integrarla en jugos y licuados matutinos, es una rica guarnición y va de la maravilla en la elaboración de sopas, cremas y ensaladas.

Te puede interesar: